Cacao, medicina que a todos les gusta

Aportación de América para el mundo, hablar de cacao y chocolate siempre es tema polémico. A su etiqueta como producto tabú en las dietas, tratamiento de belleza y alimento de alto valor nutricional se suma su aportación medicinal.

La historia consigna que el cacao -de cuyas semillas se elabora el chocolate- fue utilizado con fines curativos desde hace más de 2 mil años por las civilizaciones maya y azteca, así como en Europa durante la Edad Media, y en la actualidad, algunos pueblos indígenas de América Central y del Sur usan varias partes del árbol de cacao para elaborar medicinas tradicionales.

Su espectro de acción abarca más de un centenar de padecimientos, como problemas cardiacos, anemia, fiebre, dolencias renales e intestinales y cansancio extremo. Hasta ahora la evidencia científica de sus beneficios gana peso contra los prejuicios en su consumo, siempre y cuando, se advierte, el producto sea de buena calidad, con poca o nula cantidad de azúcar y sin químicos saborizantes y conservadores.

Un factor clave de ello es atribuible a los flavonoides, cuya proporción es elevada en el cacao. Son compuestos naturales que también se encuentran en la manzana, la uva y leguminosas. Se ha comprobado que los flavonoides disminuyen el riesgo de sufrir cáncer y padecimientos cardiacos, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Los antioxidantes de los flavonoides son una barrera del organismo contra radicales libres, pequeñas moléculas producidas en todo proceso metabólico, que en exceso, dañan las células e incluso su ADN, lo que deriva en envejecimiento prematuro y diversas enfermedades.

Asimismo, está bajo investigación el efecto del cacao en casos de inflamación y alteraciones del sistema inmunológico. Recientemente se comprobó que es un remedio eficaz contra la diarrea, al actuar en el intestino delgado.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of