China consolida influencia en Pakistán

Xi Jinping, presidente de china, puso en marcha una nueva estrategia para consolidar la presencia de China en el sur asiático. En esta ocasión es Pakistán el socio y cliente de Pekín. Luego del gran éxito diplomático que se obtuvo en la formación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), la segunda potencia económica del mundo invertirá alrededor de 46,000 millones de dólares para construir un “Corredor Económico China – Pakistán”, que estará compuesto por una red de carreteras, ferrocarril y proyectos energéticos y que tiene como objetivo comunicar la región occidental de China con el puerto de Pakistan, desde Xinjiang hasta Gwadar.

El presidente chino formalizó la iniciativa junto al primer ministro de Pakistán, Nauaz Sharif, en medio de una visita de dos días a este país. Con este plan, Pakistán espera resolver sus problemas de energía y poder reactivar su economía permanentemente. Por otro lado, China aspira a hacer realidad una gran plan estratégico-comercial, una red de transporte terrestre y marítimo que los conecte hacia Europa y Oriente Medio. Además con este proyecto reafirmará su presencia en la zona y podrá contrarrestar la influencia que venían ejerciendo India y Estados Unidos.

De acuerdo al autor del libro El Eje China-Pakistán: La Nueva Geopolítica Asiática, Andrew Small, China intenta “ayudar a estabilizar su socio más cercano, Pakistán, sobre el que Pekín ha estado cada vez más preocupado en los últimos años”. De la misma manera, buscará desarrollar conexiones más confiables por tierra con el océano Índico, estimular el crecimiento económico en su interior y enviar al extranjero su exceso de capacidad.

Pero eso no es todo. El plan también lleva consigo un componente de seguridad. “China también está preocupada por las ramificaciones de la retirada de EEUU de Afganistán y el aumento de la amenaza terrorista, y ve los medios económicos como la mejor manera para atajar la militancia en su vecindario a largo plazo”, señala Small.

“Nuestra cooperación en las áreas de seguridad y económica las reafirma mutuamente y ambas deben avanzar de modo simultáneo”, mencionó Xi antes de salir a Pakistán. En la ceremonia de este lunes, Sharif dió un mensaje en el que mencionó “He asegurado al presidente Xi que Pakistán considera la seguridad china tan importante como su propia seguridad”, prometió el primer ministro, citado por Reuters.

Hace ya años que se hablaba de un proyecto de estas magnitudes, sin embargo nunca había llegado a materializarse hasta el día de hoy. Este plan tendrá una longitud de alrededor de 3,000 kilómetros, abarcando desde la ciudad de Kashgar en Xinjiang hasta Gwadar. El proyecto también incluye la construcción de un parque industrial y un aeropuerto en Gwadar.

El proyecto, del que se hablaba desde hace años sin que nunca hubiera llegado a materializarse, abarcará una longitud de cerca de 3.000 kilómetros, desde la ciudad de Kashgar en Xinjiang -una de las etapas clásicas de la Ruta de la Seda original- hasta Gwadar. Parte de la idea es construir un gran parque industrial en torno a Gwadar. También se levantará un nuevo aeropuerto.

Con información del ElPaís.

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of