Cuando el asma sale de control

Es común que las crisis o exacerbaciones por asma se presenten por la noche.

La falta de aire y el deterioro de la función respiratoria representan un riesgo para los niños que padecen asma de difícil control.

Es común que las crisis o exacerbaciones por asma se presenten por la noche, lo que implica visitas a los servicios de urgencia y en algunas ocasiones hospitalizaciones, afectando considerablemente tanto la calidad de vida de los pacientes como de sus cuidadores.

Caracterizada principalmente por ataques recurrentes de falta de aire, cuya gravedad varía de una persona a otra, usualmente reversibles pero a veces graves y ocasionalmente fatales, el asma es la enfermedad respiratoria crónica más frecuente en niños. En México se ubica entre los 10 primeros lugares de atención en consulta externa, urgencias y hospitalización.

Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud reconoce que el asma es muy importante desde el punto de vista de la salud pública y participa en la coordinación internacional de la lucha contra esta enfermedad, a fin de reducir la discapacidad y la mortalidad prematura relacionadas con el asma.

Aunque se presenta en personas de cualquier edad, en el caso de los niños, el asma es actualmente considerada una enfermedad de alto impacto, no sólo por su incidencia, sino por los efectos económicos y sociales relacionados con ella. El empeoramiento de sus síntomas por la noche y las consecuentes alteraciones del sueño, tanto en los pacientes como en sus padres, dan como resultado un desempeño escolar pobre y días de trabajo perdidos.

“Las razones por las cuales los síntomas del asma predominan por la noche, pueden deberse a que la disminución en el flujo de aire en las vías respiratorias aumenta durante la noche o a que la función pulmonar disminuye mientras el sueño progresa. Ambos procesos ocurren en todas las personas, aunque su efecto suele ser mayor en las personas con asma, lo que aumenta el riesgo de presentar una crisis”, señala el Dr. Javier Gómez Vera, Jefe de Alergología en el Hospital Regional Adolfo López Mateos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Algunos factores que desencadenan el asma en niños:

  • Ácaros de polvo doméstico.
  • Caspa de mascotas.
  • Pólenes.
  • Mohos.
  • Humo de tabaco.
  • Irritantes químico.
  • Contaminación.
  • Aire frío.
  • Emociones fuertes como miedo o ira.

Con información e imágenes de La Crónica de Hoy

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of