Detrás de los ataques xenófobos en Sudáfrica.

El las principales ciudades de Sudáfrica, los extranjeros tratan de esconderse en estaciones de policías y en estadios deportivos. Personas macheteando a inmigrantes a muerte, tiendas saqueadas e incendiadas son lo que tienen que enfrentar estas personas día a día.

El pasado viernes, en un intento por detener a una multitud que incendiaba negocios de migrantes, la policía de Johannesburgo disparó balas de goma hacia las personas. El resultado de esta ola de violencia hasta el día de hoy ha sido la muerte de seis inmigrantes, el último registrado el pasado miércoles.

Los ataques continúan y otras países del continente intentan evacuar a sus ciudadanos de Sudáfrica. Sin embargo, esta no es la primera vez que una ola de violencia xenófoba explota en un país del continente africano.

Pero, ¿que inició los ataques? 

La violencia comenzó justo después de que el rey de los zulúes, Goodwill Zwelithini, dijera en una reunión que los extranjeros deberían “empacar sus maletas e irse” porque están ocupando los trabajos de los locales. Estas declaraciones fueron un detonador para la violencia contra los inmigrantes en la ciudad de Durban.

La gente cerca del rey ha negado que el hiciera esos comentarios e incluso señalaron que fueron los medios los que malinterpretaron sus palabras. A pesar de que los reyes son, en mayor parte, figuras ceremoniales en el país, definitivamente tienen mucha influencia en sus comunidades.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) explicó que los ataques comenzaron en marzo después de que se presentara una trifulca laboral entre locales y extranjeros.

Ahora bien ¿por qué atacar a los inmigrantes?

Ciudadanos sudafricanos han acusado a los inmigrantes por la falta de oportunidades laborales que existe en el país y argumentando que debilitan los negocios locales y contribuyen a que haya un índice de criminalidad más alta. Según cifras gubernamentales, la tasa del desempleo en el país es de aproximadamente 25%.

Jacob Zuma, presidente de Sudáfrica, declaró que su gobierno esta enfocado en atender cuestiones sociales y económicas. Además dijo que los inmigrantes son una parte importante de la economía, pues traen habilidades que están en demanda y no deberían de verse como criminales. “Mientras que algunos extranjeros han sido arrestados por diversos crímenes, es engañoso y está mal encasillarlos o marcarlos a todos como involucrados con el crimen en el país.

Ahora bien ¿cuántos inmigrantes hay en Sudáfrica?

Alrededor de 2 millones de inmigrantes, documentados e indocumentados, tiene el país sudafricano. Esto representa el 4% del total de la población, según un estudio de la Universidad de Witwatersrand. Dentro de los inmigrantes, las personas provenientes de Zimbabwe representan el grupo más grande de migrantes.

Además, Sudáfrica es uno de los principales destinos para africanos de clase alta debido a su cercanía y su gran infraestructura.

¿Ha habido algún tipo de antecedente de ataques xenófobos en Sudáfrica?

Sí. Siete años atrás, Johannesburgo llego a ser el centro de tensiones anti-inmigrantes que resultó en docenas de muertes y que eventualmente se esparciría a Ciudad del Cabo. El mayor número de víctimas fue de origen zimbabwenses, que habían llegado a Sudáfrica para huir de la represión y dificultades económicas que había en su país de origen. Durante esta ola de violencia, la policía sudafricana arrestó a más de 200 personas.

Además, en enero de este mismo año, hubo otro brote de violencia hacia los extranjeros en donde se atacaron e incineraron negocios de inmigrantes.

Pero, ¿se puede considerar a la desigualdad como un factor?

Se debe de considerar que la mayoría de los ataques han sucedido en zonas pobres y marginalizadas.

“Depende de esta generación y las siguientes tomar los garrotes donde tú (Mandela) lo dejaste. Depende de ellos, a través de servir para profundizar nuestra democracia, atrincherar y defender la constitución, erradicar la pobreza, eliminar la inequidad, luchar contra la corrupción, y servir siempre con compasión, respeto, integridad y tolerancia”, aseguró la Fundación Nelson Mandela en un comunicado.

“Xenofobia, racismo y sexismo se deben combatir con tenacidad, sabiduría y entendimiento”.

El miedo por los ataques sigue creciendo dentro del país, por lo que los sudafricanos han tomado el internet y las redes sociales para protestar contra los ataques xenófobos y contra la violencia.

 

Con información e imágenes de CNN México. 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of