Educación para el manejo de la migraña

Conocer sus características, contar con un diagnóstico certero, llevar un registro cada vez que aparecen y utilizar la medicación más adecuada para cada caso particular, son claves para evitar que este tipo de cefaleas deterioren la calidad de vida.

Hay quienes sufren migraña con alguna o bastante frecuencia mientras otras jamás las han experimentado. Si bien es cierto que se trata de una enfermedad muy susceptible a los hábitos de vida de las personas, también está vinculada con una predisposición biológica del cerebro que hace que ante determinados estímulos éste responda con la liberación de ciertas sustancias (neuroquímicos) y se genere una cascada de transmisión del dolor con características específicas.

Las “cefaleas” se definen como todo dolor localizado a nivel de la cabeza o del cráneo. La migraña es un tipo de cefalea y otros nombres que recibe son “dolor de cabeza con migraña” o ” dolor de cabeza con jaqueca”.

¿Con qué frecuencia suelen aparecer las migrañas?

Tiene mayor incidencia en las mujeres; dos tercios de los afectados por las migrañas son de sexo femenino, sobre todo, en la edad reproductiva, entre los 20 y 40 años.

La frecuencia de las migrañas puede ir variando en una misma persona. Lo más habitual es que las personas que las sufren presenten por lo menos dos o tres episodios en el mes. A esto se llama “migraña episódica”.

Pero puede pasar que por influencia de los hábitos o las situaciones de vida de esa persona, el dolor vaya aumentando en frecuencia y se transforme en migraña crónica. Esto significa que se pasa por lo menos 15 días al mes con dolor de cabeza.

Prevención

Se basa en indicar medicación llamada “neuromoduladores”, que la persona tiene que tomar todos los días durante algunos meses (entre tres y seis en promedio). Hay distintos fármacos que se pueden usar. Generalmente se empieza con un tipo de fármaco por vez y se elige según las características de esa persona porque hay preventivos que pueden bajar la presión, otros que dan un poco de sueño, otros pertenecen a la familia de medicamentos usados en epilepsia.

¿Cómo funcionan los neuromoduladores?

No dan un efecto inmediato, sino que actúan sobre receptores y neurotransmisores que participan en el circuito de transmisión del dolor y de la migraña.

Los neuromoduladores le dan mayor estabilidad al cerebro para que no responda de manera tan sensible ante esos estímulos internos o externos que mencioné antes.

¿Cómo sigue el tratamiento luego de los tres o seis meses con neuromoduladores preventivos?

Hay que hacer un seguimiento porque a veces es necesario modificar las dosis de acuerdo a cómo las va tolerando cada paciente. Si el paciente en ese tiempo mejoró, se empieza a bajar y se saca. Con esto se logra dar al cerebro mayor estabilidad, pero que ésta se sostenga en el tiempo va a depender de la situación de vida de la persona. Es por eso que durante el tratamiento con preventivos también se brinda ayuda desde lo no farmacológico, al tratar de educar a la persona para que haga ejercicio, se alimente bien y haga algo que lo relaje.

Si lleva más tiempo que la persona mejore, se puede dejar el preventivo hasta nueve meses pero ninguno es de por vida porque la migraña varía a lo largo de los años: hay mujeres cuyos dolores de cabeza cambian después del embarazo o después de la menopausia, también puede influir el cambio de trabajo o de ciudad.

¿Cuáles son las últimas novedades en el abordaje de la migraña?

Afortunadamente hay novedades y se sigue investigando. Desde el punto de vista de la prevención, más allá de los tratamientos farmacológicos, desde hace unos cinco años también se está utilizando la toxina botulínica por haber mostrado beneficios. Y, para los casos más severos, hay algo llamado “neuromodulación” con un estimulador eléctrico.

En casos más complicados, se hacen bloqueos de nervios pericraneanos, que es la aplicación por parte de profesionales especializados de un anestésico -principalmente cilocaína- en distintos puntos a nivel craneano para bajar la frecuencia de los dolores.

Con información e imágenes de La Prensa

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of