El difícil arte de la danza

Ya sea clásico, contemporáneo, tahitiano, hawaiano, o cualquier estilo de danza, el compromiso y nivel de exigencia, no es equivalente a lo que un bailarín percibe económicamente por subirse al escenario y mostrar su talento, cambiándolo por ‘Amor al arte’.

En algunas ocasiones cuando la compañía a la que pertenecen puede y quiere pagar, pueden recibir hasta mil pesos por función, mientras otros, retribuyen menos o a veces el pago es la experiencia obtenida, expresó Areli Moran, bailarina profesión y gestora cultural.

“La verdad no existe la posibilidad de vivir de la danza, al menos que te dediques a dar clases, y gestionar algún evento y tener otro ingreso fuera de esto, si bien alrededor de la danza puedes complementar, no todos tenemos herramientas para poder hacer algunas cosas.

“Cuando recibes un pago, generalmente en una función es de mil pesos, los que pagan, porque hay unos que ni bailarines, ni músicos son, y luego hay jóvenes no graduados y por eso ves mucha rotación en las compañías, pues como no son profesionista no pueden exigir el pago”.

Por su parte, Paloma Rodríguez, maestra de tahitiano, hawaiano, salsa y bachata, expresó que la vida del bailarín es cansada, el estímulo personal y reconocimiento de sus seres queridos, además de una tradición o costumbre de generaciones pueden permitir pagar.

“La técnica de cada danza nos ayuda física, mental, emocional y espiritualmente, teniendo coordinación, control. Siempre hay que estar estudiando, preparándose, y cuando llegas a un nivel importante, ya puedes dar clases, además estas danzas son muy nobles, no son estrictas, si hay que cuidarse, principalmente las rodillas y piernas”, expresó Paloma.

Coincidentemente las instructoras de la danza compartieron lo difícil, riesgoso y complicado del difícil arte de la danza, que si bien ayuda en aspectos medicinales por medio del ritmo, y los movimientos, la danza se quedó rezagada por  la falta de cultura y pasión.

Los presupuestos para apoyo de la danza, han ido disminuyendo, poniendo el riesgo este bello arte. Entre 500 y mil pesos gana por función un bailarín por lo que para poder subsistir el bailarín debe buscar otras fuentes de ingresos

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of