Escándalos, demandas y Trump tienen a Uber y a su fundador en la cuerda floja

Algunas analistas incluso han sugerido que su fundador, Travis Kalanick, renuncie al puesto para darle una nueva cara a la empresa.

Uber atraviesa por varios desafíos: mantener su impulso en el mercado tras pasar por varias crisis y los cuestionamientos a su fundador, Travis Kalanick, sobre el control de la empresa.

La empresa de transporte privado de pasajeros ha sido objeto de acusaciones de sexismo, y Alphabet, matriz de Google, la demandó por el supuesto robo de tecnología para sus vehículos autónomos.

Kalanick apareció en un video que se viralizó en el que se le ve insultando a un chofer.

El estilo impetuoso de Kalanick ayudó a que la empresa se convirtiera en la mayor sartup del mundo, pero los analistas prevén problemas más complejos para Uber.

También te puede interesar: El CEO de Uber está en busca de su ‘copiloto’.

“Kalanick debería renunciar al cargo de director general para dar un nuevo rostro a la empresa y eventualmente asumir la presidencia del consejo administrativo”, dijo Larry Chiagouris, profesor de marketing de la Universidad Pace de Nueva York.

Esto “daría a los usuarios y a sus conductores una idea de que hay una persona seria y madura manejando el negocio”, afirmó el académico.

Uber, cuya valoración asciende a los 68,000 millones de dólares (mdd), perdió miles de usuarios cuando Kalanick se sumó y luego se retiró del grupo de asesores del presidente estadounidense Donald Trump.

Los problemas de Uber son oportunos para su pequeño competidor Lyft, que está acelerando su expansión y busca capitalizar su imagen ante la opinión pública.

Con información de Expansión/CNN.

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of