Estados Unidos considera que México no puede controlar Tamaulipas.

En un documento oficial Estados Unidos señala que en Tamaulipas “los enfrentamientos violentos entre elementos criminales rivales y/o el Ejército mexicano pueden ocurrir en cualquier sitio a cualquier hora del día”. Este documento emitido por el Departamento de Estado, alerta a sus ciudadanos de la inseguridad en 20 diferentes estados mexicanos, incluyendo Tamaulipas.

El estado con 17 diferentes pasos fronterizos a Estados Unidos vive, desde hace años, enfrentamientos entre diferentes grupos criminales, particularmente entre el Cartel del Golfo y los Zetas. En esta zona, la intervención militar que comenzó hace un año por decisión del presidente Enrique Peña Nieto ha servido de poco pues la violencia sigue en aumento hasta el punto en el que el Departamento de Estado americano recomienda evitar viajes al lugar.  “A través de la región, la violencia criminal, incluyendo el homicidio, el robo a mano armada, el secuestro, la extorsión y los ataques sexuales, suponen un significativo riesgo para la seguridad. La capacidad estatal y municipal de imponer la ley es limitada o inexistente en muchas partes de Tamaulipas. En Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Ciudad Victoria se registran batallas armadas y ataques con explosivos”, señala el documento.

Por si fuera poco, en la descripción del caos, el Departamento de Estado destacó el peligro que representan las carreteras pues “no hay autopistas que se puedan considerar seguras”. La violencia llega a tal grado, que la Administración de Barack Obama pide a sus funcionarios no salir a la calle por las noches.

En este panorama que pinta Washington de Tamaulipas quedó confirmado hace dos días por los hechos. Enfrentamientos, balaceras en las calles, bloqueos y carros incendiados en Reynosa obligaron a que las autoridades pusieran una alerta roja en la ciudad y pidieran a sus ciudadanos no salir a las calles. La violencia llego a tal grado que los Estados Unidos decidieron cerrar los pasos fronterizos y los partidos políticos suspendieron sus campañas electorales. Esta ola de violencia fue supuestamente detonada por la detención de uno de las cabezas del cártel del Golfo, el ‘Gafe’.

Estados Unidos se preocupa por la seguridad de los ciudadanos estadounidenses que cruzan la frontera mexicana. Cada día cruzan la frontera al menos 150,000 estadounidenses. Este flujo humano entre naciones los expone a la criminalidad mexicana. “Los choques armados entre organizaciones criminales o con las autoridades mexicanas ocurren a la luz del día, en plena calle y hasta en sitios púbicos como restaurantes o clubs. La localización y ubicación de estos enfrentamientos armados es impredecible”, alerta el Departamento de Estado.

En el año 2014, fueron asesinados 100 ciudadanos estadounidenses en México. En este tiempo de violencia, sólo la Ciudad de México y 10 estados se libran de las advertencias de Estados Unidos (Campeche, Chiapas, Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán). De los otros 20 estados que reciben alertas, casos como   casos como Tamaulipas, Coahuila, Guerrero, Michoacán y Sinaloa reciben alertas extremas.

 

Con información de ElPaís.

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of