La mariposa que nadie quiere

Ser considerados de mala suerte es, paradójicamente, la maldición para muchos de ellos. Gatos negros, salamandras, cuervos o lechuzas, pocos se salvan de las irracionales creencias de algunas personas. El nivel de civilización no hace mucha diferencia.

Es el caso de la Ascalapha odorata, también conocida como mariposa de la muerte. Se trata de esas mariposas gigantes que de pronto aparecen en rincones y cornisas afuera de las casas, o en un descuido, se cuelan al interior en busca de algún rincón oscuro para protegerse. Las mismas que al verlas, muchos reaccionan matándolas o alejándose de ellas.

Sobre esos insectos, la creencia popular en ciertas zonas dice que si alguien las ve significa que un ser querido morirá. Pero nadie tiene claro de dónde proviene esa idea.

Para empezar, no se trata de una mariposa sino de una especie de polilla. También conocida como  “ratón viejo” o “bruja negra”, su nombre científico -Ascalapha odorata- proviene de Ascalaphus, que en la mitología griega era el horticultor de Hades, rey del inframundo.

En las culturas prehispánicas se creía que traía mala suerte y muerte. Sus nombres en náhuatl aluden a ello: mictlanpapalotl (mariposa del país de los muertos), micpapalotl (mariposa de la muerte), miquipapalotl (mariposa de mala suerte) o tetzahupapalotl (mariposa del espanto).

Esta enorme polilla que de espanto nada tiene se alimenta de… jugos de fruta fermentada, y se posa en esos sitios donde siembra el terror de los supersticiosos simplemente para protegerse de sus depredadores.

En Hawaii se les relaciona con fallecidos que vuelven al mundo de los vivos para despedirse, y en Texas dicen que si uno las sueña, pronto se ganará la lotería. En Bahamas son más ambiciosos, pues se cree que si una Ascalapha se posa en el cuerpo, el dinero también lo hará.

Como de lejos se ven tan feas, casi nadie cree que al observar sus alas -de hasta 15 centímetros de envergadura- de cerca pueden apreciarse reflejos color púrpura, rosado y verde.

A la próxima que se tope con una, piense en si sus supersticiones son fundadas o no, antes de atacar a este insecto que durante siglos ha sido víctima de tan injustificada mala fama.

“Unos creen que atrae a la muerte; otros, que el dinero llega tras ellas.”

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of