La violencia en el fútbol mexicano

Las barras bravas es un concepto complejo de origen sudamericano, que incluso para muchos  hinchas se convierte en una forma de vida alrededor de un equipo. Su máxima consiste en alentar a su equipo durante todo el partido y defender radicalmente los valores de la institución a la que representan provocando violencia, peleas y el algunos casos asesinatos.

El fanatismo de estos grupos es tal, que en muchos países de América Latina, incluido México,  el prestigio de cada hinchada depende directamente del número de peleas con otras barras y con las autoridades y el resultado de estas.

Cuentan con una organización y una ideología independiente del equipo al que dicen defender, por ello resulta casi imposible para los clubes y las autoridades controlarlos los días de los partidos, aunque cabe mencionar que en muchos casos fue el propio club quien creó estos grupos de animación como apoyo moral a los jugadores.

En México, la primera barra brava fue creada por el club Pachuca en 1996 para celebrar el segundo ascenso a Primera División del cuadro Hidalguense. Para ello la directiva decidió copiar el modelo sudamericano de aficionados al traer a un conocido barrista del club Saprisa, de Costa Rica, conocido simplemente como “El Chino”, este personaje, no sólo organizó la barra del Pachuca (llamada Ultra Tuza), sino que sentó los precedentes para que los demás aficionados crearan sus propias hinchadas.

Dos años después de la creación de la Ultra Tuza, hoy llamada “la Banda del Huracán”, nació “la Rebel” de Pumas de la UNAM en 1998; ese mismo año nacieron la ‘Legión 1908’ de las Chivas del Guadalajara, la barras del norte ‘Libres y locos’ de los Tigres de la UANL y La Adicción de Rayados Monterrey.

“La Monumental” de las Águilas del América se organizó en 1999 y un año después nació la “Sangre Azul” del Cruz Azul. Estás seis barras son por su número y radicalismo las consideradas más peligrosas del país y también las que se han visto inmiscuidas en más escándalos de violencia.

Por su naturaleza violenta, las peleas y enfrentamientos entre las barras en México han sido parte intrínseca desde su nacimiento.  El Atlas, en la final del torneo Invierno 99, acarició el título como nunca antes en medio siglo, pero ganó el Toluca, lo que provocó una tremenda bronca entre la ‘Perra Brava’ y la ‘Barra 51’ en la esquina de Fidel Velázquez y Sierra Leona, cerca del estadio Jalisco. Se habló de un muerto y varios heridos.

La ‘Sangre Azul’ inició las peleas masivas en las canchas cuando en el Clásico Hidalguense del año 2000 entre Cruz Azul y Pachuca, los aficionados más radicales de La Máquina, algunos de ellos ex militantes de la Barra de Pachuca, fueron en busca del principal líder de la Ultra Tuza y comenzaron a pelear en las inmediaciones del Estadio Hidalgo pelea que se extendió hasta el centro mismo de la bella airosa de Pachuca con un saldo de 10 personas detenidas y más de veinte heridos.

El 24 de abril de 2004 gente de ‘Libres y Locos de Tigres’, y de la ‘Barra 51’ de los Zorros del Atlas, se trenzaron a golpes en el estadio Jalisco. El saldo: Decenas de heridos y detenidos

La directiva de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) envió a Guadalajara en autobús a los familiares de los detenidos, mientras la presidencia municipal de Monterrey pagó la fianza.

El 27 de mayo del mismo año, ‘La Adicción’ de los rayados del Monterrey y ‘Libres y Locos’ de los Tigres, barras regias antagónicas, convirtieron en batalla campal un concierto del grupo argentino Los Auténticos Decadentes.

Al siguiente mes tuvieron otra riña en un partido entre los equipos juveniles de ambos cuadros en el estadio Tecnológico. Hubo casi una decena de policías heridos.

Poco después ocurrió una riña en la tribuna general del TEC, en un juego Monterrey-Chivas, con saldo de un policía herido y cinco detenidos.

Mención aparte merecen las broncas campales entre aficionados de Pumas y América, incluso este es, por encima del Clásico Chivas-América, el juego considerado de mayor riesgo para las autoridades en México, llamado por algunos el Clásico del Odio. Los enfrentamientos entre las dos hinchadas de los clubes de la capital son tan numerosos como la historia misma de su rivalidad.

Sin embargo, fue la pelea de 2007 la que marcó el parteaguas en la historia de la barras en México, en aquella ocasión, alrededor de 5 mil aficionados de Pumas invadieron, tras el partido ante América, el barrio de Santa Úrsula en Coapa y atacaron no sólo a los aficionados azulcremas, sino a los vecinos que intentaban dar refugio a los miembros de la Monumental y a la misma policía que intervenía para controlar la situación. El resultado de tan lamentable hecho fue de más de 300 detenidos, alrededor de 50 personas heridas y decenas de vehículos y casas destruidas; al siguiente torneo, la violencia se volvió a repetir, esta vez en las inmediaciones del Estadio Olímpico Universitario, el saldo fue muy similar al anterior clásico.

Monterrey, Tigres, Atlas, Cruz Azul y Chivas son otros de los clubes cuyas barras han protagonizado escándalos violentos graves, no obstante, la barra ‘Legión 1908’ del Guadalajara, es la que ha protagonizado el más preocupante de los últimos tiempos.

El clásico tapatío del clausura 2014 entre Atlas y Chivas fue el escenario de un violento enfrentamiento ‘barril’ faltando 10 minutos para el término del encuentro, cuando el grupo de animación de Chivas chocó con elementos de la Policía de Guadalajara que intentaba sacarlos del estadio para evitar conatos de bronca, sin embargo los hinchas de la Zona “C” del Estadio Jalisco, en la cabecera sur, comenzaron a atacar a los elementos de seguridad, lo que dejó como resultado a policías heridos de gravedad, hospitalizados, así como otros seis lesionados.

Este domingo, otra vez en el clásico tapatío, se corrió el riesgo de que fueran atacados los jugadores, cuerpos técnicos, árbitros y vigilantes, cuando integrantes de la ‘Barra 51’ estuvieron a punto de ingresar a la cancha cuando las chivas anotaron el cuarto gol que dejó en la lona al Atlas. Por fortuna la ‘sangre no llegó al río’ aunque el encuentro se suspendió por 18 minutos.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of