Mexicanos ganan segundo lugar en MIT Ideas Global Challenge

Estudiantes mexicanos ganaron recientemente el segundo lugar en el MIT IDEAS Global Challenge, por su proyecto Clubes de Ciencia México.

El proyecto fue ideado por becarios y exbecarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para promover la vocación científica, tecnológica y de innovación en México.

Adrián Jinich, miembro fundador de estos clubes, afirma que quieren aportar nuestro granito para impulsar la vocación científica en el país, porque estamos convencidos de que en México hay mucho talento científico, tecnológico e innovador; sin embargo, no se ha cultivado lo suficiente.

Queremos mejorar y hacer más atractiva e innovadora la educación científica en el país utilizando este recurso humano tan valioso como lo son los estudiantes de doctorado en universidades prestigiosas de todo el mundo, señaló el investigador, que actualmente estudia el doctorado en Biología de Sistemas, en la Universidad de Harvard.

Esta iniciativa ha contado con la colaboración del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat) -ambos pertenecientes al Sistema de Centros Públicos de Investigación del Conacyt-, además de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Secretaría de Energía (Sener), el Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard y la Fundación México en Harvard, entre otros.

Los Clubes de Ciencia México consisten en jornadas de cursos intensivos de ciencia y tecnología, dirigidos a alumnos de los dos últimos años del bachillerato y los dos primeros años de la licenciatura.

Estos clubes comenzaron en enero de 2014 y hasta la fecha se han realizado tres ediciones, en las que han participado más de 800 estudiantes y 73 mentores de varias nacionalidades.

En estos cursos los jóvenes han desarrollado innovaciones como en la tercera edición, realizada en Mérida, el estudiante de ingeniería del MIT, Martin McCormick, junto con 15 estudiantes mexicanos, construyeron y lanzaron un globo atmosférico.

“Este dispositivo lo llenaron de sensores y lo hicieron volar a 30 kilómetros de altura, que son tres veces más que la altura a la que vuela un avión. A través de este globo atmosférico se tomaron increíbles fotos de la tierra”, explicó Adrián Jinich.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of