Slim incursionará en la industria petrolera

El magnate y empresario mexicano, Carlos Slim, entró a la competencia petrolera con una nueva empresa: Carso Oil & Gas.

La conformación de la nueva compañía fue dada a conocer ayer tras la fusión de Carso Infraestructura, Construcción y Perforación, y Condumex Perforación, publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Estas tres empresas fueron creadas apenas en octubre del año pasado y habían iniciado operaciones con activos de más de 33 mil millones de pesos.

Aunque Carso Oil & Gas también fue constituida en 2014, su activo antes de la fusión era de sólo 62 mil 539 pesos.

Sin embargo, con la fusión, la nueva empresa arranca con un capital social fijo sin derecho a retiro de mil 200 millones de pesos, representado por 17.7 millones de acciones serie A.

Con esta compañía, Slim podrá participar en la denominada Ronda Uno, en la que la Iniciativa Privada explotará regiones con potencial de hidrocarburos en México.

Los proyectos en los que participarán los privados serán de largo plazo, como campos de gas shale en yacimientos de lutitas y de aguas profundas y ultraprofundas.

Entre 2009 y 2013, el grupo empresarial de Slim obtuvo al menos ocho contratos por 4 mil 429 millones de pesos con Pemex.

“Los títulos de acciones que estén actualmente en circulación serán canjeados, con motivo de la fusión, por los nuevos certificados que emitirá Carso Oil & Gas” Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Potenciales contratos

Con la entrada en operación de la petrolera Carso Oil & Gas, esta compañía de Carlos Slim podrá sacarle jugo a la reforma energética.

A partir de la nueva reforma, las compañías del ramo petrolero pueden trabajar con Pemex en un plano de igualdad, como asociadas, y también competir con la petrolera.

En el nuevo marco legal, los nuevos contratos de las empresas privadas con Pemex pueden ser de servicios, de utilidad compartida, de producción compartida y licencias.

Los contratos de servicios permite que Pemex contrate a una empresa privada, nacional o extranjera, para que opere pozos, en el que la paraestatal ofrece un pago en efectivo no relacionado con la producción.

En los de utilidad compartida Pemex se asocia con empresas para explorar y producir en forma conjunta, y en los de producción compartida se reparte la producción.

La última figura es la de licencias en las que Pemex puede participar en el mismo plano que los privados.

De acuerdo con el Oil & Gas Journal (OGJ), en 2013 México tenía 17 trillones de pies cúbicos en reservas de gas natural, siendo la zona norte la de mayor potencial para convertirse en principal fuente de reservas.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notify of