Bernie Sanders

Barnie Sanders apoya a Joe Biden para elecciones de EU.

El excandidato a la nominación demócrata Bernie Sanders ha dado su apoyo al exvicepresidente Joe Biden para la carrera a la presidencia de Estados Unidos.

“Te necesitamos en la Casa Blanca. Haré todo lo que pueda para que eso suceda, Joe”, declaró el senador por Vermont durante una retransmisión realizada por videoconferencia durante la campaña de Biden.

“Hoy, pido a todos los americanos, a todos los demócratas, a todos los votantes independientes, le pido a muchos republicanos que se sumen a esta campaña para apoyar su candidatura, la cual yo apoyo”, expresó Sanders. Ambos hombres coincideron en que debían mantenerse juntos para derrotar al presidente más peligroso de la historia moderna

Sanders dijo que los dos acordaron formar grupos de trabajo para trabajar en asuntos de política. “Espero con interés trabajar con ustedes y atraer a algunas personas excelentes a esos grupos de trabajo”, les dijo.

“Así que hoy les pido a todos los estadounidenses: les pido a todos los demócratas, les pido a todos los independientes, les pido a muchos republicanos que se unan en esta campaña para apoyar la candidatura de Joe Biden, que ahora cuenta con mi respaldo”, comentó Sanders.

“Te voy a necesitar, no solo para ganar la campaña, sino para gobernar”, respondió Biden a Sanders, quien la semana pasada abandonó sus aspiraciones por la nominación demócrata.

Este martes el ex Presidente Barack Obama entró de lleno a la campaña por la Casa Blanca. Lanzó un esperado y contundente apoyo a su antiguo vicepresidente Joe Biden como principal candidato del Partido Demócrata para reemplazar a Donald Trump en la Casa Blanca en las próximas elecciones del próximo martes de 3 de noviembre. Durante su mensaje de respaldo, Obama resaltó además los valores de Biden a lo largo de toda su carrera. A propósito de la pandemia del Covid-19, Obama destacó la aportación que hizo el entonces vicepresidente Biden durante las epidemias de H1N1 y ébola.

 

Con información de CNN.
Redacción. Brandon Morales.

Sanders apoya a Clinton y recuerda a sus votantes que el enemigo es Trump

Bernie Sanders tira la toalla. Más de un mes después de que Hillary Clinton alcanzase la cifra de delegados necesarios para convertirse matemáticamente en candidata demócrata, el líder del ala más izquierdista del partido desiste de su intención original de presentar batalla en la Convención Nacional del 25 al 28 de este mes en Filadelfia, de la que saldrá ungida, por primera vez en la historia, una mujer como candidata presidencial, y donde se conocerá quién será su candidato a vicepresidente.

Ayer, en compañía de su rival en las primarias, Sanders anunció su apoyo a la ex secretaria de Estado, con la que ambos aúnan sus fuerzas para impedir que gane las elecciones presidenciales de noviembre el republicano Donald Trump.

“Clinton ha ganado las primarias y la felicito por ello. Será la nominada demócrata para la Presidencia y haré todo lo posible para que ella sea la próxima presidenta de Estados Unidos”, dijo Sanders en un mitin donde ambos quisieron demostrar que el Partido Demócrata está unido en torno a un solo candidato, a diferencia del campo republicano, donde algunos de sus dirigentes han anunciado que no votarán por el radical Trump.

Recelosos. Consciente de que muchos de sus seguidores recelan e incluso reniegan de Clinton y de lo que ella representa para el “establishment”, Sanders se dirigió a los más de 12 millones que votaron por él en primarias, en su gran mayoría jóvenes, y a los otros muchos millones que no fueron a las urnas, pero que se declaran progresistas, para convencerles de que la candidata demócrata defiende los mismo valores que él.

“Hillary defiende que debemos arreglar una economía que es injusta y favorece al 1% (más rico) de la pirámide. Hillary defiende que la gente que trabaja 40 horas a la semana no debe vivir en la pobreza”, aseveró el legislador.

“Pero su oponente, Donald Trump, tiene una visión muy diferente. Él cree que los estados deberían tener el derecho a bajar o incluso suprimir el concepto de salario mínimo”, dijo.

“Si Donald Trump es elegido —advirtió—, no vamos a ver ningún aumento en el salario mínimo federal de 7.25 dólares la hora, un salario que da hambre”, reiteró el senador, cuya inesperada fuerza en primarias forzó a Clinton a desplazar su discurso más a la izquierda.

Guiño a sanderistas. Clinton agradeció a Sanders por “haber luchado desde siempre contra la injusticia” y aseguró a sus seguidores que incluirá en su programa acceso universal de salud y ayudas para que los universitarios no acaben sus estudios endeudados.

“A todos ustedes que pusieron sus corazones y sus almas en la campaña del senador Sanders, gracias”, reiteró.

Sobre el nuevo estallido de la tensión racial, Clinton llamó a sacar “las armas de guerra” de las calles y acabar con “el racismo sistemático” que vive EU.

Asimismo, prometió seguir luchando por implementar la reforma migratoria que Barack Obama no pudo lograr por el veto republicano.

Con información e imágenes de Crónica

Clinton y Sanders prometen superar a Obama en alivio migratorio

Hillary Clinton y Bernie Sanders se comprometieron esta noche a buscar una reforma migratoria con ruta a la ciudadanía estadunidense y ofrecieron ir más allá que el presidente Barack Obama en dar alivio migratorio a inmigrantes indocumentados.

En el primer debate de la temporada electoral organizado por la cadena televisiva en español Univision, tanto Clinton como Sanders dijeron que de llegar a la presidencia no deportarán ni a menores de edad ni a indocumentados sin antecedentes criminales,

“No tengo la misma política que tiene la actual administración… paremos la redadas, las deportaciones de la gente que está viviendo aquí.. no deportaré niños, no quiero deportar familias”, dijo Clinton en el debate celebrado en el Miami-Dade Community College.

“No deportaré a las personas que no tengan antecedentes penales… las personas que vivan ilegalmente en Estados Unidos no sólo no deben ser deportadas, sino deben tener una ruta a la ciudadanía”, añadió.

La administración Obama ha deportado a más de 2.5 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos, en los últimos 7 años.

Sanders ofreció una garantía similar, así como promover una reforma migratoria y, de no ser posible, ir más allá que las acciones ejecutivas que ha adoptado el presidente Obama, y que serán dirimidas en la Suprema Corte de Justicia.

Obama ordenó en noviembre de 2014 una ampliación del Programa de Acción Diferida Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y su variante para adultos DAPA, para beneficiar a unos 5 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

Clinton hizo una promesa similar de ampliar los beneficios de DACA y DAPA, así como convertir la reforma migratoria integral con ruta a la ciudadanía como una prioridad en sus primeros 100 días de gobierno de ser electa presidenta.

El tema migratorio ocupó un lugar central en el debate y fue escenario de recriminaciones mutuas entre Clinton y Sanders de haber defendido posiciones contrarias a los inmigrantes.

Clinton acusó a Sanders de haber votado en contra de la iniciativa de reforma migratoria de 2007 y de haber votado en su época de representante por una iniciativa que defendió al grupo de vigilantes fronterizos conocidos como Minute Men.

Sanders justificó su voto en contra bajo el argumento de que la iniciativa de ley incluía un plan de trabajadores temporales que podía haber derivado en una forma moderna de esclavitud, según grupos defensores de los derechos civiles.

En cambio, Sanders acusó a Clinton de haber apoyado la deportación de niños indocumentados centroamericanos durante la crisis de llegadas de menores en el 2014.

Aunque Clinton no negó haber hecho esos comentarios, aseguró que apoya que los menores de edad reciban el proceso debido de ley y que se considere la posibilidad de que sean objeto de asilo político.

Con información e imágenes de Publimetro

Sanders promete evitar deportación de 9 millones de migrantes

El aspirante demócrata aseguró hoy que si llega a la presidencia de EUA defenderá la protección de los migrantes sin papeles.

El aspirante demócrata Bernie Sanders prometió hoy que, si llega a la Presidencia de EUA, protegerá de la deportación a cerca de 9 millones de indocumentados, y permitirá que todos los inmigrantes sin papeles que llevan al menos cinco años en el país permanezcan en él sin miedo a ser expulsados.

Sanders, principal rival de Hillary Clinton en las primarias demócratas de EE.UU. de cara a los comicios presidenciales de 2016, se comprometió a actuar nada más llegar al poder para proporcionar alivio migratorio a los indocumentados, con medidas que irían más allá de las anunciadas hasta ahora por el actual presidente, Barack Obama.

“Como presidente, lucharé por una reforma migratoria que proporcione una vía a la ciudadanía y esté basada en derechos humanos, civiles y económicos”, dijo Sanders en un comunicado.

“Pero no me quedaré parado esperando a que un Congreso disfuncional actúe. En cambio, durante los 100 primeros días de mi Administración tomaré medidas extensas para conseguir aquello en lo que el Congreso ha fracasado y avanzar sobre las acciones ejecutivas de Obama”, añadió.

El senador presentó un plan llamado “Las Familias Primero” que resume su postura en materia de inmigración, al considerar que el país tiene “la obligación de aplicar políticas que unan a las familias, no que las dividan”.

El plan incluye el compromiso de expandir las medidas ejecutivas de Obama para que “cerca de 9 millones de aspirantes a estadounidenses puedan presentar una solicitud para quedarse en Estados Unidos”, indicó el comunicado de su campaña.

Para ello, Sanders expandiría los dos principales planes ejecutivos anunciados por Obama, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca); y el de la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (Dapa), que ampararía a padres de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

La expansión propuesta por Sanders beneficiaría a los padres de jóvenes que llegaron al país cuando eran pequeños y a los que se conoce como “soñadores”, además de “a los padres de ciudadanos y residentes permanentes, y otros inmigrantes que habrían estado protegidos por la legislación aprobada en 2013 por el Senado”.

“Esto permitiría a todos los indocumentados que han estado en EUA durante al menos cinco años quedarse en el país sin miedo de ser deportados”, algo que afectaría a “más del 85 %” de los inmigrantes sin documentos del país, indica el plan de Sanders.

La propuesta de Sanders es similar a la presentada por otro aspirante demócrata, Martin O’Malley, que se ha comprometido a aliviar de la deportación a al menos 9.2 millones de indocumentados.

Clinton, mientras, no ha proporcionado una cifra clara, pero ha prometido defender las medidas ejecutivas de Obama y buscar la forma de proteger también a los padres de los llamados “soñadores”.

El plan presentado hoy por Sanders también desmantelaría “los programas de deportación inhumanos y los centros privados de detención”, y ofrecería “un tratamiento humano y asilo a las víctimas de la violencia y los menores que huyen de circunstancias peligrosas en Latinoamérica”, según su campaña.

Además, “cerraría los vacíos legales que permiten a las agencias federales en la frontera” con México detener con mayor frecuencia a personas con base en “su raza”.

Sanders también haría “que sea más fácil para los inmigrantes acceder al sistema judicial”, y aumentaría “la supervisión de las agencias del Departamento de Seguridad Nacional para prevenir los despilfarros, el fraude y los abusos”, concluye el comunicado.

Con información e imágenes de El Horizonte