Cáncer de Piel

Hugh Jackman, intervenido por quinta vez de cáncer de piel

“Un ejemplo de lo que ocurre cuando no se usa crema solar. Célula basal. La forma más leve de cáncer pero de verdad, nada grave. Por favor, usen crema solar y háganse revisiones regulares”. Este es el nuevo mensaje que Hugh Jackman ha publicado en su cuenta de Instagram junto a su imagen con un adhesivo en su nariz. Es la quinta vez en dos años que el actor australiano, de 47 años, se somete a una intervención para que le sea extraído un carcinoma de células basales, el tipo de cáncer más frecuente y con mejor pronóstico. Si no se extirpan, es muy difícil que puedan expandirse a otras partes del cuerpo, pero sí son capaces de dañar o desfigurar el tejido que los rodea.

Desde que en 2013 Jackman fuera intervenido por primera vez, el actor de X-Men o Los Miserables ha utilizado sus cuentas en las redes sociales (con cinco millones de seguidores en Instagram y 6,2 en Twitter) para hacer un llamado a que las personas utilicen protección solar. Siempre mensajes acompañados de un selfie tras su nueva intervención. “Soy realista sobre el futuro y es más que probable que vaya a tener por lo menos uno más, pero probablemente muchos más, lo que no es raro porque crecí en Australia, donde yo no recuerdo que nunca nadie me dijera de ponerme crema solar”, dijo en mayo de 2014 a la agencia Associated Press en mayo. Y el tiempo le ha dado la razón.

“La belleza de esto es que todo es prevenible. Se trata sólo de hacerse los adecuados chequeos, dijo en otra entrevista sobre su enfermedad. “Puedo ser un hombre típico, que no pueda ser molestado, pero ahora no soy perezoso en absoluto”.

El actor declaraba en mayo del año pasado a la revista Who que en los últimos 18 meses había padecido cuatro tipos de cáncer de piel (tres veces en la nariz y una cuarta en el hombro), por lo que su médico le recomendó hacerse una revisión cada tres meses el resto de su vida. Algo que según muestra su nueva imagen en Instagram ha cumplido. Hugh Jackman también ha anunciado el lanzamiento de su propia marca de crema solar de factor 50 para niños, Pure Sun Defense.

Con información e imágenes de El País

UNAM alista nueva clínica para atender cáncer de piel

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alista la apertura de una nueva Clínica de Onco-dermatología, la cual se ubicará en las instalaciones de la Unidad de Atención Médica de Alta Especialidad de la Facultad de Medicina, a un costado de la Dirección General de Servicios Médicos, en Ciudad Universitaria.

Los pacientes podrán ser atendidos mediante una técnica no invasiva conocida como dermatoscopía, un diagnóstico oportuno del cáncer de piel, el que más se ha incrementado en el mundo en los últimos 50 años.

Para ello se utiliza un instrumento de luz polarizada que permite hacer visibles colores y estructuras que no se pueden percibir a simple vista, lo que facilita el reconocimiento temprano de todas las variantes de esa afección, pero particularmente del melanoma, el más letal en el ser humano.

Con esta técnica se incrementa hasta en 30% la capacidad de reconocer el cáncer de piel en una etapa temprana, con respecto a alguien que sólo usa el ojo clínico, explicó Rodrigo Roldán Marín, médico especialista en dermatología y responsable de esta clínica, que abrirá sus puertas a la comunidad universitaria y al público en general.

Podrán acudir pacientes de instituciones públicas o privadas, siempre que su médico lo considere pertinente, y también personas con una sospecha previa de cáncer de piel.

Ciertas poblaciones se beneficiarán más de este servicio, como los pacientes con más de 50 lunares en el cuerpo o con 15 lunares en el antebrazo, aquéllos con antecedentes de cualquier tipo de cáncer de piel, así como personales o familiares de cáncer de páncreas, pues éste y el melanoma comparten el mismo gen.

Tipos de cáncer de piel
El cáncer de piel se divide en dos grupos: el de tipo no melanoma, que incluye al carcinoma basocelular y al carcinoma epidermoide o espinocelular, y el melanoma cutáneo. Su principal factor de riesgo es la exposición a la radiación ultravioleta emitida por el sol.

Otros son la piel clara y/o con pecas, los ojos claros, el cabello pelirrojo o rubio, el número de lunares (se estima que las personas con más de 50 lunares corren mayor riesgo) y el antecedente de quemaduras solares intermitentes.

“Muchas veces al ir de vacaciones a una playa no nos bronceamos, sino que ardemos, y esas quemaduras acumuladas ocasionan un daño permanente que probablemente se manifestará 10, 15 o 20 años después como cáncer de piel”, dijo el especialista.

Una exposición de 10 o 15 minutos a la radiación ultravioleta no es de riesgo, pero a la larga sí. En algunas personas aparece un cáncer cutáneo –varía según la genética, el tipo de piel y la exposición solar– entre los 40 y los 70 años, generalmente, y otras, con enfermedades genéticas como xeroderma pigmentoso, tienen incapacidad de reparar el impacto al ADN causado por la radiación ultravioleta y desarrollan el padecimiento desde edades tempranas.

En esto también interviene la altura sobre el nivel del mar en la que se encuentra el individuo. Los rayos solares son más nocivos en un lugar como la ciudad de México, que se sitúa a dos mil 250 metros por encima del nivel del mar, que en una zona costera.

En relación a los lunares, casi siempre nacemos sin ellos. Aparecen durante la infancia y alrededor de los 30 o 35 años dejan de salirnos. Entonces, cualquier lesión nueva que detectemos a partir de esa edad merece vigilancia y una visita al dermatólogo, refirió la UNAM en un comunicado.

¿Qué hacer?
Para evitar los efectos nocivos de la radiación ultravioleta se recomienda no permanecer a la intemperie mucho tiempo entre las 10:00 y 16:00 horas, que es el periodo de mayor riesgo; usar cotidianamente un filtro solar (hay que tener en cuenta que las sustancias químicas con que se elaboran están activas por un máximo de tres o cuatro horas).

Autoexplorarse todos los días ante un espejo para ver si hay alguna lesión nueva en el cuerpo que esté cambiando de forma, tamaño y/o color, y acudir al dermatólogo cada seis meses, por lo menos, para hacerse una revisión a fondo (si el especialista está entrenado en técnicas de diagnóstico no invasivo de cáncer de piel como la dermatoscopía, mucho mejor).

Otros padecimientos

En la Clínica de Onco-dermatología habrá una sección dedicada a la revisión oportuna y completa de todas las regiones de la boca, y al diagnóstico, también mediante la misma técnica no invasiva, de casos de cáncer de mucosa oral o bucal, el octavo más letal en el mundo.

Los pacientes con diagnóstico por cáncer de mucosa oral representan aproximadamente 2% de la consulta, y las muertes por esta enfermedad, 1%. Se desarrolla a partir de lesiones precursoras como la leuco y eritroplasia, es más frecuente en hombres que en mujeres, con una edad de entre 40 y 60 años, y que beben alcohol y fuman o mascan tabaco. Asimismo, algunos subtipos del virus del papiloma humano (el 16 sería el más frecuente) constituyen un factor de riesgo para que aparezca.

“También hemos observado que el uso de prótesis dentales mal ajustadas, algún irritante como el sarro, uno o varios dientes con bordes cortantes, la exposición de los labios al sol y la dieta podrían jugar un papel importante en su desarrollo al generar un proceso inflamatorio crónico. Una vez que aparece, los pacientes presentan cambio de coloración, erosiones y ulceraciones en las mucosas, que pueden provocar dolor, ardor, sangrado, comezón y, en algunos casos, pérdida de peso porque ya no pueden comer”, apuntó Alejandra García Hernández, odontóloga y especialista en medicina y patología bucal, y encargada de dicha sección.

Otra de las causas por las que se origina el cáncer de mucosa oral es el diagnóstico tardío y su mal manejo por parte del odontólogo general o del médico de atención primaria. En este sentido falta información y educación para que estos profesionales de la salud revisen correctamente no sólo los dientes de sus pacientes, sino las mucosas, los labios, las mejillas, los carrillos, los bordes laterales y el piso de la lengua y la orofaringe.

Con información e imágenes de Publimetro

11º día de detección de cáncer de piel

Con el propósito de detectar a tiempo lesiones sospechosas de malignidad como el cáncer de piel entre la población regiomontana, se llevó a cabo, el Día de Detección y Prevención de Cáncer de Piel este pasado domingo 9 de agosto de las 8 de la mañana a las 14 horas en las instalaciones del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Monterrey “Dr. Jose E. Gonzalez” en donde también se expusieron pláticas para fomentar una cultura de la foto protección y concientizar al público sobre los efectos nocivos de los rayos solares y sus repercusiones.

Participaron cerca de 50 especialistas destacando la presencia de profesores del servicio de dermatología, residentes, pasantes, estudiantes de medicina y miembros de la sociedad de dermatología de Nuevo León.

A dicha campaña asistieron 2060 pacientes y se detectaron 72 lesiones dermatológicas de cáncer (42) y pre cáncer de piel (30), como se puede apreciar en la siguiente tabla

Carcioma basocelular35
Carcinoma espinocelular4
Melanoma1
Enfermedad de Bowen2
Queratosis actínica29
Queratoacantoma1
Total72

Se les dará seguimiento a todos los pacientes tanto en completar su diagnóstico con estudios especiales como la dermatoscopia, biopsia, diagnóstico corporal digital total y en su caso cirugía convencional y cirugía microscópica de alta especialidad “Cirugía Micrográfica de Mohs”

“El cáncer de piel no es exclusivo de pieles blancas ya que últimamente han incrementado los casos en pieles morenas, cada vez más en personas jóvenes que se exponen al sol por su trabajo, actividades deportivas o recreativas, sin una protección adecuada, además de que es importante toma en cuenta los antecedentes genéticos” informó el Dr. Jorge Ocampo Candiani, Jefe de Dermatología de la Facultad de Medicina y Hospital Universitario.

Los especialistas indican que el uso de Protector Solar debe ser diario y nada más durante períodos vacaciones. Mencionan también que los niños y jóvenes están particularmente en riesgo y que para los 18 años una persona ya recibió el 80% del daño solar. Dicho daño se verá reflejado en su vida adulta en forma de envejecimiento prematuro, arrugas y en el peor de los casos, desarrollando algún tipo de cáncer de piel.

Se contó con un total apoyo de las autoridades de la máxima casa de estudios de la UANL así como del hospital universitario, cumpliendo uno de sus objetivos más importantes que es la responsabilidad social ante la comunidad regiomontana. Igualmente la alianza estratégica con los laboratorios Stiefel una compañía de GSK, patrocinador único de esta campaña.

 

 

Con información e imágenes de la UANL.

 

UVM crea robot para proteger del cáncer de piel

Estudiantes de la Universidad del Valle de México (UVM) Campus Querétaro desarrollaron un robot que ayudaría al ser humano a protegerse del cáncer de piel.

El especialista Eduardo de Jesús García, vicerrector Institucional de Ingenierías en la UVM, informó que el androide monitorea variables ambientales, además de emitir alertas de condiciones como niveles de radiación ultravioleta, que es una de las principales causas de esta enfermedad.

El robot móvil presentado en el concurso “Laureate Award for Excellence in Robotics Engineering” en la Universidad Europea, en Madrid, España, puede desplazarse en jardines, plazas, calles y avenidas, apuntó.

Durante el recorrido, explicó, envía alertas sobre cómo se encuentra la radiación ultravioleta y anticipan recomendaciones de uso de bloqueadores o de filtros solares en función de la medición de la radiación solar a través de sus sensores.

El especialista, quien acompañó a los estudiantes en su travesía a Madrid, España, comentó que el robot se conecta a un servidor vía internet.

Detalló que se mueve vía control remoto de tal manera que el robot no sólo puede monitorear un solo sitio, sino varios lugares al poder desplazarse.

La información de variables ambientales que el ejemplar autómata colecta, es almacenada localmente y enviada vía internet al servidor, con lo cual en situaciones de nula o poca conectividad, permite evitar pérdida de la información y transmitirla cuando se restablece la comunicación de datos, apuntó.

En un comunicado, agregó que las condiciones ambientales pueden consultarse a través del portal de internet y, en el caso de que el usuario descargue la aplicación, recibir las alertas por celular.

Los estudiantes que desarrollaron el proyecto comentaron que tienen pensado poner a trabajar el robot en una empresa que hace fundidos de metales y donde hay gases contaminantes, para que pueda monitorear y emita alertas en las áreas de trabajo que sobrepasen ciertos niveles de contaminación.

Señalaron que también puede cumplir un servicio en los museos, toda vez que las piezas que se tienen en resguardo requieren de mucho cuidado, que no les llegue radiación o humedad.

Asimismo, el vicerrector institucional de Ingenierías de la UVM apuntó que el uso de la tecnología aplicada invariablemente en los diferentes sectores, puede contribuir no sólo en temas de eficiencia de los procesos, sino también para cuidar el entorno del ambiente e indirectamente contribuir a la productividad de las personas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican 2 millones de nuevos casos en todo el mundo; en México, el cáncer de piel ocupa el primer lugar de incidencia entre el sexo masculino y el tercero entre las mujeres, refirió el comunicado, al destacar que el cáncer de piel es un tema prioritario.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.