Chicago

Vídeo: Don Fidencio, el paletero mexicano en Chicago que conquista el Internet

Su nombre es Fidencio Sánchez, es mexicano, tiene 90 años de edad aunque él no lo quiera, está casado con Doña Eladia y desafortunadamente hace un mes  tuvieron que “despedirse” de su hija, quien era su único sostén en Little Village, Chicago.

A pesar de que sobre sus hombros lleva unas cuantas primaveras, él sigue adelante, trabajando en lo que más le gusta, con la bendición de su esposa y su fiel compañero, un carrito de paletas desde hace 23 años.

Apenas aparecen los primeros rayos del sol cuando Don Fidencio se dispone a salir de su hogar y “pasear” por las múltiples y transitadas calles de Little Village, con la esperanza de endulzar y refrescarle la vida a más de uno de los habitantes, algunos de ellos fieles a su antojo, e incluso en temporada de frío, el objetivo es ayudar a Don Fidencio.

Su edad no ha sido impedimento para que trabaje de sol a sol, como esposo y padre trabajador tuvo momentos buenos y otros no tanto, es tan grande su historia de vida, tan grande el cariño que le tienen los pobladores que a través de la página gofundme.com, se lanzó una campaña creada por Joel Cervantes, para reunir fondos y pagar el retiro de Don Fidencio y Doña Eladia, tras el deceso de su primogénita.

La meta era reunir tres mil dólares, pero la noticia se difundió a través de internet y por fortuna  se han recabado más de 130 mil dólares, de parte de más de 6 mil donantes, además que los vecinos del lugar se unieron para comprarles despensas y obsequiarles dinero en efectivo.

Don Fidencio y Doña Elodia, se han mostrado agradecidos y piden a Dios que bendiga a todas las personas que los han ayudado, a quienes se conmovieron de su gran historia de vida, a pesar de ello comentan que no se sienten bien al estar en casa sin hacer nada, por lo que “a como lo dejen los años” él seguirá endulzando vidas, ya no por necesidad, sólo por gusto.

 

 

Con información e imágenes de Mi Morelia 

Productores de dulces de Nuevo León buscan ampliar sus mercados

Con el objetivo de ampliar sus mercados a nivel internacional, empresas productoras de dulces típicos de Nuevo León, así como de cacahuates y botanas, participaron en la Feria Sweets&Snacks Expo, celebrada en Chicago, Illinois

La Secretaría del Desarrollo Económico (SEDEC) de Nuevo León y Proméxico, informó que acompañaron a ocho empresas del estado para que participaran en el Pabellón de México dentro de este evento internacional.

Las autoridades estatales informaron que de las 22 empresas mexicanas en el Pabellón México, siete eran de Nuevo León, junto con una más que participó con su espacio de exhibición fuera del Pabellón, convirtiendo a esta la entidad con mayor presencia en este evento.

Las firmas participantes son productoras de dulces con plantas localizadas en los municipios de Monterrey, Santa Catarina, Apodaca y Cadereyta.

Indicaron que la SEDEC apoyó también a estas Pymes, concertándoles citas de negocios con distribuidores de esa ciudad estadounidense, interesados en productos mexicanos durante el evento, e incluso organizó un encuentro de negocios un mes antes en esta ciudad.

Las empresas locales, refirieron, lograron colocar pedidos importantes para abastecer de sus productos a distintas tiendas de Illinois y estados vecinos, así como consolidar su relación comercial con clientes actuales.

Como referencia, la citada feria se realizó del 24 al 26 de mayo en Chicago, el evento más grande de Estados Unidos para el sector de dulces y botanas, al que asistieron más 16 mil profesionales, distribuidores y compradores de 90 países.

Con información e imágenes de El Horizonte

Padre de niños mexicanos asesinados en Chicago viaja a EU

El padre de los dos niños que fueron encontrados muertos junto con la mamá y tres adultos más en su casa la semana pasada se dirige de México a Chicago para asistir a los funerales, indicó el consulado mexicano en Chicago. La policía informó que habló con él, pero que no es un sospechoso del crimen.

Marcelino Miranda, funcionario del consulado, dijo el miércoles a The Associated Press que Estados Unidos otorgó a Manuel Armando Cruz una visa por fines humanitarios. Se espera que llegue la tarde del miércoles para asistir a los servicios funerales el domingo. Los seis cadáveres serían sepultados posteriormente en México.

Los investigadores creen que la familia fue establecida como objetivo de la masacre; pero nadie ha sido arrestado.

Anthony Guglielmi, vocero de la policía, agregó el miércoles que las autoridades saben que el padre de los menores no estuvo en Estados Unidos en el momento de los asesinatos. Señaló que Cruz no es sospechoso, pero que las autoridades están hablando con toda persona que puedan en busca de cualquier pista.

Con información e imágenes de Publimetro

Detallan causas de muerte de mexicanos en Chicago

La policía de Chicago dijo el viernes que cree que los seis mexicanos de una misma familia que aparecieron muertos en su casa en el suroeste de la ciudad fueron asesinados en un “incidente dirigido específicamente contra ellos”, aunque intenta determinar el posible motivo.

Es posible que alguien de la familia “se implicara en algo que las convirtió específicamente en víctimas” o que los homicidios ocurrieran durante un robo o un incidente familiar, dijo el portavoz de la policía, Anthony Guglielmi.

La policía encontró muertas el jueves a seis personas — dos menores, dos mujeres y dos hombres — después de que un compañero de trabajo de uno de los varones avisara al número de emergencias 911 alertando de que uno de los fallecidos no se había presentado a trabajar dos días.

Las autoridades habían dicho inicialmente que era posible que una de las personas, hombre o mujer, matara a las otras cinco antes de suicidarse. Sin embargo, la oficina del forense del condado Cook determinó el viernes que todas las muertes fueron homicidios: Cinco fueron apuñalados y la otra murió por disparos.

La policía desplegó patrullas adicionales como medida de precaución, aunque Guglielmi reiteró el viernes una declaración previa de la policía de apuntaba que no había peligro para la ciudadanía. La entrada a la vivienda no estaba forzada y no había indicios de robo.

“Lo sucedido se centró y estuvo dirigido específicamente contra esa familia, y lo que intentamos es imaginar por qué”, apuntó.

Los agentes investigan los antecedentes de las seis víctimas y conversan con otros miembros y amigos de la familia, señaló Guglielmi.

Las autoridades no revelaron las identidades de las víctimas, aunque la oficina del forense las describió como un hombre y una mujer de mediana edad, un hombre y una mujer mayores y dos menores.

La mujer de mediana edad falleció por disparos, mientras que la mayor y un hombre de mediana edad presentaban traumatismos contundente además de heridas de arma blanca, explicaron. Los menores tenían 10 y 12 años.

Mayra Diego, que vive junto a la casa de las víctimas, dijo que los vecinos eran tranquilos.

“Esto es lo que más lamentamos. Porque hubiéramos hecho algo, o al estar tan cerca tal vez hubiéramos notado algo”, comentó.

Un pariente dijo que en la casa vivían seis personas — una pareja, su hijo y su hija y los dos hijos de la hija.

“Eran una familia normal. Todo estaba bien”, señaló Noemí Martínez, una familiar de los fallecidos, de 29 años, desde Dallas en entrevista telefónica. Martínez señaló que su esposo era sobrino y primo de los habitantes de la casa.

Martínez dijo que el padre trabajaba en una fábrica en Chicago y la madre era ama de casa. Todos procedían del estado mexicano de Guanajuato y vivían en Chicago desde hacía alrededor de una década, señaló.

“En este momento queremos saber quién hizo esto. No se lo merecían. No entendemos què sucedió”.

En el vecindario, tres adolescentes dijeron que estaban preocupados por un compañero de clase en la escuela elemental, Rachel Carson, que vivía en la casa. Temen que esté entre los fallecidos.

“Su deporte favorito era el fútbol”, declaró Aarón Villazana sobre su amigo. Emmanuel Hernández agregó: “Cuando salía de la escuela jugaba fútbol… Le gustaba compartir”.

“Lo acababa de ver hace tres días. Iba caminando. Me preguntó ‘¿cómo van tus partidos de basquetbol?”’, dijo Jesús Andrade.

Otra vecina, Lettie Magas, de 68 años, considera que en los últimos años aumentó la inseguridad.

“Me siento segura mientras sea de día, pero de noche no salgo, para nada”, dijo Magas.

Con información e imágenes de Publimetro

Era de Guanajuato familia asesinada en Chicago

Seis mexicanos integrantes de una familia fueron asesinados a golpes y puñaladas en el vecindario de Gage Park, en el suroeste de Chicago, según confirmó hoy la Policía de esa ciudad.

El jefe de detectives, Eurgene Roy, informó que las víctimas fueron Rosa Hernández y Noe Martínez; sus hijos Noe y Herminia, y dos hijos de esta, Alexis y Leonardo.

Eran originarios de Guanajuato, en el centro de México y vivían en Chicago desde hace casi una década.

Todos recibieron golpes y cuchilladas, y sus cuerpos fueron encontrados en varias habitaciones de la vivienda de dos pisos.

Según Roy, las muertes habrían ocurrido entre la tarde del martes y la mañana del jueves, y hasta el momento la Policía desconoce los motivos y no tiene sospechosos.

Los cuerpos fueron descubiertos alrededor en la tarde jueves cuando una patrulla policial llegó a la casa para averiguar sobre una las víctimas, que había faltado al trabajo sin aviso y no respondía a las llamadas telefónicas de sus compañeros.

Roy detalló que no había indicios de que hubieran forzado la entrada a la casa en el vecindario Gage Park, la vivienda no fue saqueada y las víctimas no estaban atadas.

El superintendente interino de la policía de Chicago, John Escalante, dijo que las autoridades están tratando de localizar a familiares.

Escalante dijo a los reporteros el jueves que parece ser un incidente aislado y que no hay mayor amenaza a la comunidad, aunque la policía envió patrullas adicionales al vecindario como medida de precaución. También dijo que existe “una posibilidad” de que se trate de un homicidio-suicidio.

Con información e imágenes de El Horizonte

Hallan seis cuerpos en una vivienda en Chicago

La policía de Chicago halló los cuerpos de seis personas en el interior de una vivienda en Chicago, el jueves por la tarde.

La investigación se encuentra todavía en su fase preliminar, pero la escena que se encontraron los policías fue espantosa: los cuerpos -con signos de trauma- estaban en diferentes partes de la vivienda y entre ellos está el de un niño, probablemente entre los 10 y 12 años de edad.

“Esta investigación va a tomar algún tiempo”, dijo John Escalante superintendente de la policía, en una conferencia de prensa. “No hemos descartado nada hasta el momento”.

Las autoridades desplegaron patrullas adicionales en la zona como medida de precaución.

Personal especializado está trabajando de identificar a los fallecidos, pero Escalante reconoció que es “muy probable” que pertenezcan a la misma familia.

Muchos en Gage Park, en el suroeste de Chicago, están en shock.

“Todo el mundo está enojado y asustado”, dijo Markita Williams, que vive al lado de la casa donde se descubrieron los cuerpos, por teléfono a CNN.

“Es una de esas cosas que no puedo explicar. Buena familia, buenos niños”, dijo.

El hallazgo

El miércoles, Williams dijo que se dio cuenta de que una camioneta de su vecina estaba en la calle. Las autoridades de la ciudad estaba dando mantenimiento, y le preocupaba que el coche fuera remolcado.

Subió a avisar a la familia y vio las persianas estaban cerradas.

“Todo estaba cerrado a cal y canto”, dijo Williams, quien vive en el edificio contiguo desde hace tres años.

Llamó a la puerta. Ninguna respuesta.

La policía se presentó al día siguiente. Uno de los residentes no se presentó al trabajo en dos días, por lo que uno de sus compañero llamó al 911, según Escalante.

Con información e imágenes de CNN

Gobierno de EU investiga a Policía de Chicago por racismo

El Departamento de Justicia de EU investigará si durante el tiroteo en el que hace más de un año falleció el joven negro Laquan McDonald, la Policía de Chicago violó la Constitución y la ley

WASHINGTON, Estados Unidos, dic. 7, 2015.- El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy lunes la apertura de una investigación a la Policía de Chicago sobre racismo y uso excesivo de la fuerza, tras la muerte hace más de un año del joven negro Laquan McDonald en un tiroteo con agentes del cuerpo.

 

“Estoy aquí hoy para anunciar que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación para averiguar si el departamento de Policía de Chicago ha incurrido en una violación de la Constitución y de la ley”, informó hoy la fiscal general, Loretta Lynch, en una rueda de prensa en Washington.

 

La investigación para averiguar si la Policía incurre en prácticas racistas y utiliza la violencia de forma excesiva es similar a las realizadas previamente en los Departamentos de Policía de Ferguson (Missouri) y Baltimore (Maryland), donde otros ciudadanos negros fueron víctimas de disparos de agentes.

 

“Vamos a examinar cuestiones relacionadas con la utilización de la fuerza, incluido el uso excesivo de la fuerza letal y la disparidad de su uso en función de características étnicas u otras diferencias”, detalló Lynch, que prometió que la investigación ayudará a restaurar los lazos entre la Policía y la comunidad.

 

El Departamento de Lynch, la primera mujer afroamericana a cargo de esa cartera, tiene autoridad para forzar a las autoridades locales a ejecutar cambios y, en caso de que fracasen, denunciar a la ciudad por violación constitucional.

 

El Departamento de Justicia se ha comprometido a hacer públicas las conclusiones de la investigación y ha asegurado que, si descubre “patrones” racistas y violentos en la policía, pedirá a una corte autorización para intervenir a la Policía y supervisar las reformas que deben llevarse a cabo.

 

Este nuevo caso de supuesta violencia policial y racismo surge a raíz de la publicación en noviembre pasado de un video, en el que se ve al joven negro McDonald, de 17 años y que iba armado con un cuchillo, corriendo, aparentemente alejándose de un grupo de policías, cuando recibe el primer balazo.

 

El joven recibió hasta 16 disparos de manos del agente blanco Jason Van Dyke, de 37 años, que ha sido acusado de homicidio en primer grado y que la semana pasada salió de prisión después de pagar el 10 % de la abultada fianza de 1,5 millones de dólares fijada por un juez federal.

 

El alcalde de Chicago, el demócrata Rahm Emanuel, celebró hoy el anuncio de la investigación y consideró muy importante salvaguardar la seguridad de la comunidad y asegurarse de que el Departamento de Policía tiene “las herramientas, los recursos y la capacitación que necesitan para ser eficaz contra el crimen”.

 

Diferentes ciudades de Estados Unidos han vivido varios momentos cargados de tensión racial desde hace más de un año, especialmente desde la muerte en Ferguson (Missouri) en agosto de 2014 del joven negro desarmado Michael Brown a manos de un agente blanco, que luego fue exonerado de todos los cargos.

 

La muerte de otros negros por disparos de policías blancos ha provocado el nacimiento de un nuevo movimiento civil a nivel nacional llamado “Black Lives Matter” (“Las vidas negras importan”) y que reclama el fin de la violencia policial contra la comunidad afroamericana.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa