civiles

Más de 100 civiles murieron en operaciones antiterroristas de EUA

Más de un centenar de civiles murieron durante los pasados seis años como consecuencia de ataques antiterroristas con drones conducidos por Estados Unidos en Pakistán, Yemen, Somalia y Libia, informaron hoy fuentes oficiales.

En un documento dado a conocer este viernes por instrucciones del presidente estadunidense Barack Obama, el Directorio de Inteligencia Nacional (DNI) reveló que desde el 20 enero de 2009 hasta el 31 de diciembre 2015, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) llevó a cabo 473 ataques con drones que resultaron en la muerte de entre dos mil 372 y dos mil 581 combatientes y entre 64 y 116 civiles.

Más allá de esas cifras, el documento de tres páginas no ofreció detalles sobre fechas y lugares de estos ataques, y el DNI explicó que los estimados son el resultado de las valoraciones conducidas posteriormente para medir la efectividad de estas operaciones.

Al respecto, el vocero presidencial, Josh Earnest, explicó que la presentación del documento obedeció a que “obviamente existen limitaciones para la transparencia cuando se trata de temas tan sensitivos como este”.

“La verdad es que Estados Unidos va incluso más allá de lo que es requerido por la ley internacional para evitar bajas civiles”, aseguró el portavoz en rueda e prensa.

Earnest aludió a los esfuerzos de su gobierno para evitar en la medida posible estas muertes, y “ciertamente la cuestión de las muertes civiles es críticamente importante, tanto por razones morales como de política”.

De acuerdo con algunas estimaciones de Organizaciones no Gubernamentales, el número de civiles que han muerto durante estos operativos conducidos fuera de áreas de hostilidades activas podría ser de 900 fallecidos.

“El gobierno de Estados Unidos se mantiene comprometido a considerar información nueva y creíble respecto a las muertes de no combatientes que pueden emerger y revisar evaluaciones previas, según sea apropiado”, indicó.

Con información e imágenes de Publimetro

Bombardeos de Rusia en Siria han dejado al menos 370 muertos, acusan

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunció que al menos 370 personas, muchas de ellas civiles, han muerto desde el inicio de los bombardeos de la aviación de Rusia en Siria, el pasado 30 de septiembre.

De los fallecidos, al menos 127 eran civiles -entre ellos 36 menores de edad y 34 mujeres- y 243 eran combatientes de facciones rebeldes sirias, el Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

La agencia EFE destaca que uno de los últimos ataques de aviones rusos se produjo la noche de este lunes en la provincia noroccidental de Latakia, donde al menos 40 personas fallecieron y más de un centenar resultaron heridas en un bombardeo contra localidades y bases de organizaciones insurgentes en el área de Yabal al Akrad.

Rusia es aliada del régimen de Damasco y comenzó el pasado día 30 una campaña de bombardeos en el territorio sirio contra el EI y otras organizaciones terroristas, según anunciaron responsables rusos.

No obstante, activistas y opositores sirios han denunciado que los aviones rusos también han tenido como blanco zonas residenciales civiles y posiciones de grupos rebeldes.

 

 

Con información e imágenes de SDP Noticias. 

Nueve muertos en dos enfrentamientos entre civiles en Sinaloa

Dos enfrentamientos armados, aparentemente entre grupos del crimen organizado, dejaron este miércoles nueve muertos en Sinaloa, al noroeste de México informó el gobierno estatal.

“Ya se tienen identificados a los responsables”, aseguró el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, tras atender un acto público en la Universidad de Occidente.

Según el mandatario, las autoridades siguen el rastro de los sospechosos en zonas montañosas, rumbo al vecino estado de Nayarit.

Los tiroteos ocurrieron durante las primeras horas de la madrugada de este miércoles en las comunidades de Aguaverde, donde se hallaron seis cadáveres, y Cacalotán, donde se encontraron los otros tres.

Estas dos localidades se encuentran en el municipio de El Rosario, donde se hallaron varios vehículos con impactos de bala y al que fueron desplegadas tropas de policías y soldados.

Según las primeras investigaciones, se trata de “un enfrentamiento entre grupos delincuenciales”, dijo López Valdez, al explicar que al sur de Sinaloa están incursionando grupos armados que se disputan el control del mercado de drogas con organizaciones criminales locales.

Sinaloa, junto con los vecinos estados de Chihuahua y Durango, forman el llamado Triángulo Dorado del narcotráfico, un territorio de difícil acceso en el que abundan los cultivos de amapola y marihuana y que es clave para el trasiego de drogas a Estados Unidos.

Autoridades estadounidenses sospechan que las colinas de esta zona sirven de escondite al capo Joaquín el Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, quien se fugó por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad el pasado 11 de julio.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

Las dudas que envuelven al Ejército mexicano por muertes en Aquila

La muerte el domingo de un niño en un confuso tiroteo y los indicios de participación de militares en la desaparición de siete personas este mes han puesto al Ejército de México en el punto de mira de nuevo y han provocado una pronta respuesta de las autoridades en defensa del organismo.

“Es muy importante cuidar mucho de no descalificar por adelantado a las Fuerzas Armadas porque sino fuera por la presencia y participación de ellas en el país y en Michoacán, quién sabe la situación cómo estuviera”, dijo hoy en entrevista con Imagen Radio el gobernador electo del estado occidental de Michoacán, Silvano Aureoles.

Aureoles dio estas declaraciones tras la muerte el domingo de Heriberto Reyes, de doce años, por el impacto de una esquirla de bala en el poblado de Ixtapilla donde un grupo de comuneros se manifestaba contra la presencia del Ejército de México y la Policía Federal.

Ello, tras la detención en el poblado de La Placita horas antes del líder de los autodefensas de la zona, el indígena Semeí Verdía.

“De entrada veo que el proyectil no corresponde a un calibre de las armas reglamentarias del Ejército, pero hay que esperar que la investigación concluya”, consideró Aureoles.

Por su parte, el comandante de la XII Región Militar y mando especial de Seguridad en Michoacán, Pedro Felipe Gurrola, aseguró el lunes que Ejército y Policía pudieron observar “hombres que portaban armas de fuego” entre los participantes en esta protesta, en la que se “colocaron al frente a mujeres y a niños”.

Según su versión, los civiles agredieron a las fuerzas de seguridad con palos, piedras y gases lacrimógenos y, tras ser disueltos, se agruparon “entre la maleza” y fue ahí donde se “escucharon detonaciones”.

En consecuencia, cinco personas resultaron heridas, entre ellos el menor fallecido, agregó.

Solo en este punto -que los lesionados se encontraban en un establecimiento cercano- coinciden las versiones de las Fuerzas Armadas y de los testimonios del lugar.

“No son enfrentamientos, son disparos de la Policía Federal y del Ejército Mexicano hacia comuneros y comuneras, niñas y niños”, dijo hoy en entrevista con Radio Fórmula el líder de los autodefensas de esta región, Germán “El Toro” Ramírez, quien sustituyó a Verdía.

Según relató, mientras los padres se manifestaban el resto de la familia se encontraba en el susodicho hotel-restaurante.

Y cuando las fuerzas de seguridad disolvieron la barricada con gases lacrimógenos, también dispararon contra los civiles, relató Ramírez.

A este trágico suceso hay que sumarle la “probable participación” de militares en la desaparición de siete personas en el estado de Zacatecas, centro-norte del país, el pasado 7 de julio, como reconoció ayer la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) tras hallar “indicios” para implicar a sus efectivos en el suceso.

La institución informó que colaboraría con la Fiscalía y buscaría esclarecer los hechos, y reiteró que “de ninguna manera tolerará actos contrarios a las leyes” entre sus filas.

Según publicó el domingo el semanario Proceso, el jueves pasado fueron hallados cuatro cuerpos en avanzado estado de descomposición con un tiro en la nuca en el interior de un inmueble en construcción en la comunidad de Tesorera, en Jerez (Zacatecas).

El sábado la procuradora de ese estado, Leticia Soto Acosta, informó de que tras una inspección fueron identificadas de forma preliminar cuatro de los siete desaparecidos.

Ese mismo día, fueron encontrados otros tres cadáveres, uno de ellos el de una mujer, también con un disparo en la nuca, explicó Proceso, que no confirma si corresponden a las restantes personas desaparecidas.

Previo a este anuncio de la posible implicación del Ejército en este caso, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, salió el lunes en defensa de las Fuerzas Armadas, que definió como “el baluarte y fortaleza de las instituciones democráticas” por velar por la seguridad nacional.

No obstante, estos dos hechos recientes se suman a sucesos anteriores que han causado el desgaste de la imagen pública del organismo.

En un operativo realizado en el municipio de Tlatlaya, en el central Estado de México, el 30 de junio de 2014, 22 presuntos delincuentes murieron en un enfrentamiento con el Ejército.

Aunque según un testimonio, un civil habría muerto en el enfrentamiento y los demás fueron asesinados a manos de los militares tras un interrogatorio.

Aunado a ello, el pasado mayo fallecieron en un enfrentamiento 42 presuntos miembros de un cártel de las drogas y un policía federal, y el saldo desigual despertó las suspicacia de la ciudadanía.

En respuesta, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, afirmó “categóricamente” que “no hubo una sola ejecución”.

 

Con información e imágenes de Publimetro.

Amnistía insiste en cambio de estrategia tras ataque armado en Ostula

El director ejecutivo de Amnistía Internacional México, Perseo Quíroz demandó un cambio en la estrategia de seguridad para evitar agresiones a la población civil por parte de las fuerzas armadas.

“Nuestra política de seguridad es una política que está errada, mientras no cambiemos el enfoque de mano dura y de confrontación directa hacia un enfoque que vaya más dirigido hacia la inteligencia y hacia el respeto de los derechos humanos y hacia la investigación, pues vamos a seguir viendo este tipo de cuestiones” indicó.

Quiroz resaltó que la permanencia del Ejército en las calles no es una buena idea, porque no están entrenados para realizar labores de seguridad, por ello resulta necesario realizar un plan muy cuidadoso para lograr el regreso de los efectivos castrenses a sus cuarteles.

“Que se revise está política de seguridad que se revise y que se vea cuales son los resultados de está política de mano dura y nos demos cuenta que esto no nos está llevando a ningún lado”, señaló.

En este marco demandó a la CNDH tener un papel más activo para emitir recomendaciones eficientes y en poco tiempo, que sean respetadas.

“Creo que la Comisión debe de tener un papel relevante, no podemos seguir viendo una comisión que tome tanto tiempo para emitir recomendaciones y tiene que ser una comisión estricta en el asunto”, concluyó.

 

Con información e imágenes de SDP Noticias

Dos videos muestran presuntamente momentos del tiroteo de Aquila

Dos videos publicados en YouTube muestran presuntamente los momentos previos a un tiroteo que se desató en la comunidad de Ixtapilla, en el municipio michoacano de Aquila, donde las autoridades investigan la muerte de un menor provocada por un impacto de bala.

Un primer video muestra la llegada de militares en un convoy al lugar en donde se desarrollaba una manifestación en contra de la detención de un líder indígena de Aquila, acusado de posesión de armas prohibidas, lo que presuntamente desencadenó el tiroteo.

Varios soldados se confrontan verbal y físicamente con los civiles. Varios de ellos reclaman el motivo de la presencia del Ejército, a quienes acusan de atacar a la población. En tanto, los militares intentan retirar los objetos que obstruyen la carretera para el paso del convoy.

https://youtu.be/ufmI_ixR-6U

“¡Tírale, tírale, pues!”, grita el hombre que hace la grabación, presuntamente ante las amenazas de disparos que hacían los soldados. “Son muy buenos con los civiles. A ver, ¿por qué nos e enfrentan a los malandrines, a los mañosos?”, se escucha en el video.

CNNMéxico no pudo confirmar la autenticidad de los videos. Sin embargo, otro video presuntamente instantes después del primero muestra al convoy del Ejército apostado en un puente —cerca de donde se desarrollaba la manifestación— desde donde inician los disparos.

Aunque en un momento se escuchan cinco detonaciones de arma, y le sigue una ráfaga, en el video no es claro el origen del tiroteo.

https://youtu.be/B7tRM-ZRh-g

Pero las personas que están cerca de quien hace la grabación corren hacia una vivienda cercana a la carretera para resguardarse.

“A nuestro gobierno no le importó absolutamente nada y arrasó con lo que tenía a su paso”, dijo Germán Ramírez, un líder de las autodefensas de Aquila. “A 150 metros donde teníamos el bloqueo, sin ninguna consideración, sin tener absolutamente nada (…) de buenas a primeras empiezan a tirar”, dijo a MVS Radio.

El líder comunitario acusó de la agresión al Ejército y a la Policía Federal.

El lunes por la tarde, el comisionado de seguridad en Michoacán, Felipe Gurrola, aseguró que los elementos del Ejército realizaron disparos al aire para “disuadir la situación”, por lo que en principio descartó que la acción haya generado la muerte del niño de 12 años.

En tanto se realiza una investigación, Gurrola apuntó a que fueron “grupos de civiles armados los que atacaron a la autoridad y a otro grupo de civiles” en el tiroteo del domingo.

Además del menor fallecido, el presunto enfrentamiento provocó heridas a seis personas, incluidos otros dos menores de edad.

CNDH inicia investigación 

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició el lunes expedientes de queja por los hechos ocurridos en el municipio de Aquila.

A través de un comunicado la CNDH informó que envió visitadores adjuntos a dichos lugares, con el fin de recabar evidencias, en el marco de las investigaciones que lleva a cabo.

“Esta Comisión Nacional rechaza el clima de violencia que en semanas recientes se ha vivido en algunas entidades del país y sus repercusiones en materia de derechos humanos, y subraya que no descarta ninguna hipótesis de investigación en relación con posibles violaciones a los mismos. Las investigaciones que se realicen en esos casos deberán cumplir con los atributos de objetividad, imparcialidad y exhaustividad, a fin de lograr que se llegue a la verdad de esos hechos”, dice el comunicado.

El Segundo Visitador General, Enrique Guadarrama López, encabeza a un equipo conformado por tres visitadores adjuntos y dos peritos, quienes se han trasladado al Estado de Michoacán.

 

Con información e imágenes de CNN México.

Acusan ataque del Ejército a civiles en comunidad de Aquila

Hoy se reportó en redes sociales que uniformados del Ejército mexicano arribaron al municipio de Aquila, en Michoacán, para realizar la detención del líder indígena de las autodefensas, Cemeí Verdía Zepeda. Dicha situación generó un enfrentamiento entre la comunidad y los elementos castrenses, que dejó como saldo hasta el momento un menor muerto, y seis personas heridas, así lo confirmó la revista Proceso.

De acuerdo al diario local Provincia, los elementos del Ejército se presentaron en la localidad, cerraron la circulación y retiraron un retén de autodefensas en Xyakalán. Por su parte, la página de Facebook Valor por Michoacán informó que elementos de la Sedena dispararon contra gente desarmada, entre ellos niños.
Además, se difundieron imágenes de dos menores y dos adultos lesionados.

El diario La Jornada Michoacán reportó que el edil perredista de la comunicad de Aquila, José Luis Arteaga Olivares, les informó mediante un mensaje de texto los abusos cometidos por el Ejército en la localidad: “Ya nos están matando a la gente, el ejercito me lleno de impotencia de que forma matan a su pueblo ojalá pueda asee algo ocupamos ambulancias hay muchos heridos” (sic).

A su vez, la comunidad indígena de Santa María de Ostula, municipio de Aquila, emitió un comunicado en el que detallaron los hechos registrados este día.

“El día de hoy aproximadamente a las 10 horas un pelotón del Ejército Mexicano se presentó en los parajes de El Duín y Xayakalan, en la comunidad indígena de Santa María Ostula, Municipio de Aquila, Michoacán. En dichos puntos la comunidad mantiene puestos de vigilancia de su policía comunitaria y los grupos de autodefensa de la Costa-Sierra.

Los miembros de Ejército impactaron sus vehículos contra los puestos de vigilancia y realizaron disparos; intentaron detener a varios miembros de la comunidad que se encontraban en el lugar, sin que hasta el momento podamos confirmar el número y nombres de los detenidos.

De manera paralela otro grupo del Ejército Mexicano detuvo a Cemeí Verdía Zepeda (Primer Comandante de la Policía Comunitaria de Santa María Ostula y Coordinador General de las Autodefensas de los municipios de Aquila, Coahuayana y Chinicuila) en el poblado de La Placita.

En ambas acciones los miembros de ejército no presentaron órdenes de aprehensión y se desconoce los delitos de los que acusan a los detenidos. Cabe mencionar que hasta el momento no han sido presentados ante ninguna agencia del ministerio público y se ignora su paradero.

Posteriormente, aproximadamente a las 11 horas otro grupo de Ejército intento detener a miembros del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Ostula, nuevamente sin presentar orden de aprehensión y actuando con violencia.

Ante las acciones emprendidas por las fuerzas federales la comunidad de Santa María Ostula se movilizó y en estos momentos mantiene retenidos a miembros del Ejercito Mexicano que participaron en las agresiones. Se debe advertir que se esta viviendo una situación de tensión extrema en la región.

Debemos puntualizar que el compañero Cemeí Verdía, ha sufrido tres antentados, el último de ellos planeado por miembros del gobierno estatal, municipal, mineros y lugartenientes de los llamados Caballeros Templarios.

Además, de las investigaciones derivadas, se logró establecer que una de las opciones para desmovilizar a la comunidad indígena de Santa María Ostula y desarticular a su policía comunitaria, así como a los grupos de autodefensa de la costa sierra de Michoacán, era la fabricación de delitos y la detención de Cemeí Verdía.

Nuevamente, los llamamos a estar atentos y alertas ante la situación que se vive en la comunidad de Ostula y en la región de la Costa-Sierra. Y detener esta nueva escalada del estado mexicano en contra de la comunidad indígena de Santa María Ostula y los otros pueblos de Costa-Sierra de Michoacán.

Atentamente: Equipo de apoyo y solidaridad con la comunidad indígena de Santa María Ostula”.

La agencia Quadratín informó que los seis lesionados se deben al enfrentamiento entre uniformados y civiles que intentaron impedir la captura de Cemeí Verdía.

Screen Shot 2015-07-20 at 11.02.13

Con información e imágenes de Publimetro.

Son al menos 200 detenidos por tiroteo en Texas

Las autoridades de la ciudad texana de Waco anunciaron la detención de 170 personas y el comienzo de una larga investigación sobre el tiroteo que este domingo dejó 9 muertos y 18 heridos, durante un caótico enfrentamiento entre cinco bandas de motoristas rivales.

La investigación sobre el tiroteo en un restaurante de Waco continúa hoy con decenas de agentes desplegados en el lugar de los hechos y muchos interrogantes pendientes, entre ellos el de si los nueve motoristas muertos fallecieron a consecuencia de los disparos de las bandas rivales o de los de la policía.

La policía de Waco indicó a primera hora de la mañana que había detenido a 200 personas en relación con el suceso, pero unas horas más tarde rebajó esa cifra.

“Esas 170 personas están acusadas de implicarse en el crimen organizado en relación con un caso de asesinato en primer grado”, dijo en una conferencia de prensa el sargento Patrick Swanton.

“Esta es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca”, subrayó Swanton, de la policía de Waco.

Según el sargento, las autoridades locales recibieron amenazas “durante toda la noche” de parte de bandas de motoristas y están preparadas para la posibilidad de que haya más violencia en la localidad.

“Tenemos un plan de contingencia para lidiar con esos individuos si intentan causar problemas”, aseguró el sargento.

El juez de paz Pete Peterson estableció sendas fianzas de 1 millón de dólares por cada uno de los detenidos en relación con el suceso, según informó el diario local “Waco Tribune-Herald”.

“Creo que es importante enviar un mensaje. Han matado a nueve personas en nuestra comunidad. Esta gente llegó aquí y la mayoría no eran de esta ciudad”, afirmó Peterson.

Las autoridades han recuperado alrededor de 100 armas vinculadas al suceso, que comenzó con una discusión en los servicios de un restaurante de la franquicia Twin Peaks, se convirtió luego en una trifulca con navajas dentro del establecimiento y más tarde en un tiroteo en el aparcamiento compartido con el restaurante Don Carlos.

“Me sorprendió que no tuviéramos civiles inocentes muertos o heridos”, reconoció hoy Swanton.

Antes del incidente, la policía de Waco había desplegado varias unidades en el área del estacionamiento del restaurante, tras haber recibido información de que varias bandas de motoristas se dirigían a Twin Peaks y que “las posibilidades de violencia eran significativas”, explicó hoy Swanton.

“Estos policías no estaban de incógnito. No había duda de que (los motoristas) sabían que estábamos a segundos de distancia y que íbamos a responder, pero no les importó”, afirmó el sargento.

Dieciocho agentes de la policía de Waco respondieron “entre 30 y 45 segundos” después de que comenzara el enfrentamiento entre las bandas, y abrieron fuego contra los agresores después de que algunos dispararan en su dirección, precisó.

El sargento afirmó que cinco bandas de motoristas estuvieron involucradas en el tiroteo, pero dijo que la policía no divulgará sus nombres a lo largo de la investigación para no “darles publicidad”.

No obstante, una declaración jurada emitida por el juez de paz Peterson y obtenida por el diario “Waco Tribune-Herald” identifica a dos de las bandas como los Cossacks y los Bandidos, y afirma que los nueve muertos en el suceso procedían solo de esos dos grupos.

Los Bandidos extienden su poder a trece países, además de Estados Unidos, y la Justicia estadounidense la considera una “creciente amenaza criminal”, con aproximadamente 900 miembros en 93 células y envuelta en transporte y distribución de cocaína, marihuana y metanfetaminas, droga que también produce, según el Departamento de Justicia.

Las autoridades tienen previsto permanecer hasta el anochecer en el lugar de los hechos, donde están inspeccionando más de cien vehículos relacionados con el incidente, explicó Swanton.

El sargento aseguró que las autoridades habían alertado antes del incidente a los dueños de Twin Peaks de la posibilidad de que se registrara violencia en su restaurante, y criticó a los dueños por no haber negado la entrada a las bandas de motoristas.

“La lección de esto es que si tienes a un departamento de policía pidiendo tu asistencia como negocio, tienes que prestar atención. De lo contrario, ocurrirán cosas malas”, indicó Swanton.

La Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas (TABC) suspendió hoy durante siete días la licencia de venta de alcohol del restaurante Twin Peaks, y Swanton confió en que los dueños del establecimiento no abrieran las puertas al público durante esta semana.

Poco después, la empresa que gestiona la marca Twin Peaks informó en un comunicado de que ha revocado “de inmediato” el acuerdo de franquicia con los dueños de ese establecimiento, que “ignoraron las alertas” policiales y pusieron en peligro a sus clientes.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

El ‘Estado Islámico’ asesina a 50 personas en Irak

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asesinó al menos 50 personas, en su mayoría policías y civiles armados, después de hacerse con el control de la mayoría de los barrios del centro de la ciudad de Ramadi, capital de la provincia occidental iraquí de Al Anbar.

Fuentes de seguridad de la localidad informaron de que los integrantes del EI mataron a esas personas a disparos e hicieron explotar la sede de la Policía y de la Gobernación de Al Anbar.

Señalaron que los yihadistas controlan también el complejo gubernamental e izaron la bandera del EI en los edificios oficiales de la ciudad.

Las fuerzas de seguridad empezaron a congregarse en el barrio de Al Malaab, en el este de la localidad, para prepararse para un contraataque con el fin de recuperar los barrios controlados por el EI, añadieron las fuentes.

El complejo gubernamental de Ramadi incluye los edificios de la Gobernación, del Consejo Municipal, de la Policía y varias sedes oficiales y de seguridad.

Por otra parte, la aviación de la coalición internacional y la iraquí bombardearon varias posiciones y bastiones del EI en el centro de Ramadi, lo que causó decenas de muertos y heridos, así como la destrucción de vehículos.

Además, hoy veinte miembros de las fuerzas iraquíes murieron en ataques y enfrentamientos con el EI en Ramadi.

Asimismo, dos coches bomba conducidos por integrantes del EI explotaron contra la comisaría de Al Mashd, en el centro de Ramadi, lo que provocó la muerte de siete efectivos de seguridad y heridas a otros veinte.

Los yihadistas se hicieron también con el control del pueblo de Yuba, que pertenece a la zona de Al Bagdadi, a 70 kilómetros al oeste de Ramadi, tras duros choques con las fuerzas de seguridad y hombres tribales armados.

Los extremistas del EI se hicieron el pasado verano con el control de Mosul (norte), la segunda ciudad de Irak, e impusieron su dominio en grandes zonas de ese país y de la vecina Siria, donde han proclamado un califato.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

Aceptan cese al fuego humanitario en Yemen

Los insurgentes en Yemen y sus aliados aceptaron un alto al fuego humanitario de cinco días ofrecido por la coalición militar encabezada por Arabia Saudí para permitir que organizaciones lleven ayuda a los civiles, después de más de un mes de bombardeos diarios.

La tregua comenzará el martes y ayudará a aliviar el sufrimiento de los civiles en el país más pobre del mundo árabe, quienes carecen de comida, medicamentos y combustible desde que comenzó la campaña bélica el 26 de marzo.

Sin embargo, todas las partes en el conflicto han advertido que responderán a cualquier violación de la tregua. La violencia ya causó el exilio del presidente yemení Abed Rabbo Mansur Hadi, que es respaldado por Occidente.

En declaraciones recogidas el domingo por la agencia estatal de noticias SABA, que está bajo control de los rebeldes hutíes, el coronel Sharaf Ghalib Luqman advirtió de que las fuerzas armadas rebeldes responderán a cualquier violación de la tregua.

Los hutíes emitieron su propio comunicado el domingo diciendo que cooperarían con el alto el fuego.

El general de brigada saudí Ahmed Ali Asiri, portavoz de la coalición saudí, advirtió el sábado que el alto el fuego se cancelaría si los rebeldes lo violan.

Mientras, los bombardeos siguen en Yemen, y se reportó que una residencia del ex presidente Alí Abdula Salé en la capital Saná, fue alcanzada por los proyectiles. En las redes sociales circularon fotografías de lo que parecía ser Salé hablando frente a su casa dañada.

El ex mandatario y sus fuerzas respaldan a los hutíes, al igual que Irán.

La violencia ha dejado 1.400 muertos en Yemen, muchos de ellos civiles, desde el 19 de marzo, de acuerdo con la ONU.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.