Consejo de la Judicatura Federal

Emilio Lozoya comparece por caso Odebrecht

El ex-director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, fue vinculado a proceso este miércoles, ahora por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, en su calidad de autor material y naturaleza dolosa, en el caso Odebrecht.

Al igual que en el juicio por el caso Agronitrogenados que se inició el martes, la Fiscalía General de la República (FGR) no pidió como medida cautelar prisión preventiva para el funcionario.

Juan Carlos Ramírez Benítez, Juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, decretó su libertad condicional con medidas cautelares como entregar su pasaporte, llevar un brazalete electrónico y presentarse ante las autoridades cada 15 días. No podrá salir de la Ciudad de México y su zona metropolitana.

El inicio del proceso penal tiene lugar casi cuatro años después de que Odebrecht confesara ante las autoridades estadounidenses que pagó 10.5 millones de dólares en sobornos a miembros de Pemex entre 2010 y 2014.

Según la Fiscalía, los sobornos a Lozoya no solo fueron para obtener contratos, sino que el imputado llegó a ofrecer al director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses, un cargo en el Gobierno si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganaba las elecciones de 2012.

Las audiencias no fueron públicas pero toda la información que trascendió de las mismas procede de un resumen informal realizado por funcionarios del poder judicial y transmitido vía WhatsApp.

El exjefe de la petrolera estatal se convirtió en el primer funcionario mexicano en declarar sobre la trama de la constructora brasileña Odebrecht, un escándalo que detonó en 2014 sobre la entrega de sobornos a cambio de obras públicas en una decena de países de América Latina.

La Fiscalía acusó a Lozoya de haber recibido sobornos de Odebrecht en una trama en la que se asoció con su madre, su esposa y hermana.

Lozoya no solo negó estas acusaciones, sino que dijo haber sido “intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado” y se comprometió a denunciar y señalar “a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos”.

De acuerdo con su abogado, Emilio Lozoya saldrá del hospital dentro de unos días y gozará del beneficio de la libertad condicional.

En cuanto a la medida cautelar interpuesta por el juez consiste en mantener la vigilancia policial a Emilio Lozoya mientras siga en el hospital, donde fue internado con anemia tras su extradición desde España el pasado 17 de julio, además de la prohibición de salir de México una vez sea dado de alta.

Lozoya también afrontará en libertad la acusación de haber participado en la compra irregular de Agronitrogenados, una planta de fertilizantes inservible en 2013 luego de recibir un soborno con el que adquirió una casa.

 

 

Información Agencias

Redacción: Fernanda Escobar

Emilio Lozoya es vinculado a proceso.

Un juez federal decidió vincular a proceso al exdirector de Pemex Emilio Lozoya, por su presunta participación en lavado de dinero por la compra de la empresa de fertilizantes Agronitrogenados.

Sin embargo, evitó la prisión preventiva por este caso.

En la audiencia inicial, el juez determinó que hay indicios suficientes para vincular a proceso al exfuncionario por el delito de lavado de dinero, ya que presuntamente adquirió una residencia con recursos prevenientes de una actividad ilicita, es decir de sobornos por 34 millones de pesos pagados por Altos Hornos de México, quien se convertiría en contratista de Pemex.

Pese a la decisión de no imponerle prisión preventiva, Lozoya aún no puede aun recuperar su libertad, pues sigue en calidad de detenido por el caso Odebrecht, a la espera de la audiencia inicial por ese caso este miércoles 29 de julio.

Aunque solicitó la vinculación a proceso por lavado de dinero, la Fiscalía no pidió prisión preventiva para Emilio Lozoya, y consideró que “por su estado de salud”, la medida debía ser un brazalete electrónico y retirarle pasaporte y visa.

Una vez que sea dado de alta del hospital, Emilio Lozoya podrá trasladarse a otro sitio pero deberá estar siempre localizable. El juez también impuso que deberá acudir a firmar dos veces al mes al Reclusorio Norte.

También concedió un plazo de investigación complementaria de seis meses, a petición de la FGR y con el aval de la defensa de Lozoya, para continuar rastreo en cuentas internacionales.

LA PRIMERA AUDIENCIA

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya se dijo “intimidado, presionado” y se declara inocente de los cargos en su contra.

Al sostener su primera audiencia judicial a distancia, desde el hospital donde se encuentra internado, Emilio Lozoya declaró que no es “responsable ni culpable” de haber adquirido una planta de fertilizantes ni de haber recibido sobornos.

“En el momento de la exposición de datos de prueba demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se me imputan”, expresó Lozoya, según la transcripción facilitada por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Lozoya mencionó que aceptó ser extraditado de España a México para poder aclarar su “situación jurídica”.

Defendió que el domicilio referido, que según la acusación fue adquirido mediante una triangulación de recursos, “fue declarado ante la Secretaría de la Función Pública” cuando asumió como director general de Pemex, en diciembre de 2012.

Según la transcripción del (CJF), la Fiscalía General de la República pidió la “imputación” de Lozoya por haber adquirido una casa mediante un soborno de Alonso Ancira, director de Altos Hornos de México arrestado en España, a quien después le regresaría el favor al realizar la compra de una planta de fertilizantes inservible, a través de Petróleos Mexicanos.

El Ministerio Público detalló que entre junio y noviembre de 2012 fueron transferidos un total de tres millones de dólares de Altos Hornos de México a una cuenta en Suiza de la compañía Tochos Holding, cuya titular es la hermana de Emilio Lozoya, Gilda Susana Lozoya.

De estos recursos transferidos, 34.2 millones de pesos fueron utilizados por Emilio Lozoya para comprar una casa en una zona acomodada de la Ciudad de México.

De acuerdo a la acusación, en 2013, ya como director de Pemex, Lozoya presuntamente participó en una “actividad ilícita” al promover ante el consejo de administración de la petrolera estatal la compra de la planta de fertilizantes Agronitrogenados a la empresa de Alonso Ancira.

La compra de Agronitrogenados ha causado hasta el momento una afectación al patrimonio de Pemex de aproximadamente 8 mil millones de pesos, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (Pemex).

La Fiscalía concluyó que Lozoya alentó “de manera indebida la compra de una empresa inactiva con un precio superior al valor real, con un recurso ilícito obtenido y utilizado para la compra de la casa”.

Emilio Lozoya también está siendo investigado por haber recibido sobornos de la trama Odebrecht.

 

 

 

Información: Medios Nacionales
Redacción: Fernanda Escobar