EI

Atentado en Bagdad deja 31 muertos y más de 50 heridos

Bagdad. Al menos 31 personas murieron y otras 50 resultaron heridas tras un ataque suicida dirigido contra la comunidad chiíta de Bagdad, la capital de Irak, informaron hoy las autoridades iraquíes.

Un atacante suicida detonó un chaleco explosivo en medio de una ceremonia religiosa de musulmanes chiitas en el norte del distrito de al-Shaab de la ciudad, reportó el canal qatarí de noticias Al Yazera.

Según la policía local, la explosión ha ocurrido dentro de una carpa llena de personas que participaban en el ritual chiita de la Ashura en conmemoración de la muerte del nieto del profeta Mahoma, Hussein, en el siglo VII.

Las fuerzas de seguridad han cercado la zona ante el temor de que sean perpetrados nuevos ataques.

Los atentados de extremistas suníes contra los fieles chiíes son habituales en Irak durante la Ashura y han causado la muerte a cientos de personas en los últimos diez años.

Nadie reclamó el atentado, aunque el grupo terrorista Estado Islámico ha llevado a cabo ataques similares en el pasado.

Con información de Notimex

Detienen a cinco seguidores del EI en Alemania, Bélgica y España

Barcelona. Las policías de Alemania, Bélgica y España detuvieron hoy a cinco personas que formaban una estructura organizada que seguía los dictados del grupo terrorista del Estado Islámico (EI), en una operación conjunta en los tres países.

El ministerio español del Interior informó que tres de las detenciones se realizaron en España (dos en Barcelona, al noreste del país, y una en Melilla, ciudad española en la costa norte de África), y las otros dos en Bruselas (Bélgica) y Wuppertal (Alemania).

Mediante un comunicado, precisó que los detenidos actuaban a través de distintos canales de Internet confluyendo en la página de Facebook denominada “Islam en Español”, de la que son administradores los detenidos en Alemania y Bélgica.

La página cuenta con 32 mil 500 seguidores y sus publicaciones, en su mayoría en español, con el pretexto de divulgar contenido religioso, intercala mensajes y comentarios de carácter radical donde se ensalza a los combatientes yihadistas y las acciones llevadas a cabo por el EI.

De acuerdo con las investigaciones policiales, los objetivos del grupo son “incitar a la comisión de atentados terroristas; poner en práctica de forma consciente la táctica de guerra conocida como terror informativo”.

De igual manera, se pretende localizar y seleccionar elementos radicales para proceder a su adecuado adoctrinamiento y captación como colaboradores; proporcionar los contactos necesarios a los captados como futuros combatientes en territorios controlados por la organización terrorista.

El grupo también servía como “aparato de propaganda y divulgación masiva del Estado Islámico”.

Con información de Notimex

Los bombardeos de Rusia en Siria: ¿por qué ahora y qué sigue?

Días después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló ante Naciones Unidas, su país ejecutó sus primeros ataques aéreos en Siria, a cuyo régimen apoya.

A lo largo de la semana anterior, una oleada de imágenes satelitales mostró la presencia creciente de las fuerzas armadas rusas en la costa siria, una zona que aún está bajo el control del presidente Bachar al Asad pero bajo amenaza creciente.

Los rusos también han aumentado el suministro de equipo militar avanzado y de entrenadores para el régimen sirio.

El aeropuerto principal, situado a unos 25 kilómetros al sur de Latakia —localidad costera de Siria—, ahora parece una base militar según las imágenes, en las que se ven avanzados aviones caza Sukhoi Fencer y tanques T-90, helicópteros de transporte y ataque, pipas de combustible y refugios reforzados. Según la publicación Intelligence Review del sitio IHS Jane, las fotos satelitales muestran a casi 30 aeronaves de combate. También se ha visto desarrollo en otros dos sitios cercanos a Latakia.

En los reportes locales se habla de la llegada de rusos a los hoteles de Latakia; solo dicen que volarán los aviones de carga, posiblemente los gigantescos Ilyushin 76 y los Antonov 124 que traen gran parte del equipo.

Pero ¿por qué Rusia querría involucrarse en el embrollo sirio, conflicto que ha desconcertado a todo aquél que ha tratado de influir en él? ¿Es para defender a un aliado, al Asad, y para obligar a Occidente a negociar con él? ¿Para proteger su propio acceso al Mediterráneo? ¿Para respetar el acuerdo con Irán para favorecer a los grupos rebeldes sunitas? ¿Porque quiere unirse a la coalición internacional que combate a ISIS (Estado Islámico)? ¿O, como dijo coloquialmente una analista: para “aplicársela a Estados Unidos”?

Estados Unidos afirma que está atento. Ash Carter, secretario de Defensa estadounidense, dijo el jueves 24 de septiembre a Barbara Starr de CNN que “es cuestión de ver qué hacen los rusos”.

Sin embargo, insinuó que estaban allí para ayudar al régimen de al Asad. “Si es cuestión de verter gasolina en la guerra civil de Siria, ciertamente no es productivo desde nuestro punto de vista”, agregó.

La historia

En una región en la que Rusia tiene pocos amigos (ya no digamos aliados), la relación con Siria es importante.

Con el apoyo del gobierno ruso, la dinastía al Asad ha encabezado el frente que rechaza el proceso de paz en Medio Oriente patrocinado por Estados Unidos desde que un antiguo cliente de los soviéticos (Egipto) se retiró hace unas décadas.

La Unión Soviética era el principal respaldo diplomático y militar del padre de Bachar al Asad, hace 40 años. Aportó cientos de asesores militares en la guerra de 1967 contra Israel y ha contribuido con miles de millones de dólares en equipo sofisticado desde entonces.

A cambio, se le garantizó el alquiler de un depósito de equipo naval en el puerto de Tartús, al sur de Latakia. Esto es importante porque Rusia no tenía otras instalaciones portuarias confiables para su Armada en el Mediterráneo; todo tenía que llegar a través del Bósforo, el estrecho que une al mar Negro con el mar de Mármara.

Fyodor Lukyanov, editor de Russia in Global Affairs, declaró la semana pasada para la revista Foreign Policy: “Rusia no tiene muchas oportunidades en la región y Siria es un caso singular”.

Sin embargo, Rusia no va a ayudar a al Asad ahora que lo necesita solo por los viejos tiempos; hay un cálculo frío en juego y tal vez la sensación de que éste es el momento de actuar.

Ayham Kamel, del organismo de consultoría de riesgos políticos Eurasia Group, dice que “Putin ha demostrado ser un estratega excelente en la crisis en Siria, y es probable que actualmente perciba la oportunidad de aumentar el prestigio y la influencia de Rusia con relativamente poca oposición de la comunidad internacional”.

Al rescate de al Asad

El régimen sirio ha estado a la defensiva militar durante gran parte de este año. Cedió el control de grandes zonas a los rebeldes y perdió su último bastión en la provincia septentrional de Idlib (que colinda con Latakia) ante una coalición dominada por el Frente al Nusra, la filial de al Qaeda en Siria.

Al Nusra también ha tomado el control de la autopista principal que va de Latakia a Idlib y gran parte de la planicie de Sahl al Ghab, al sureste de la ciudad.

Muchos relatos dan cuenta del agotamiento de las fuerzas armadas sirias tras casi cuatro años de combates. En julio, al Asad reconoció que el Ejército sirio sufre de escasez de hombres y anunció una amnistía a los desertores.

El régimen cada vez se aleja más de su estrategia de tener presencia militar “en cada rincón” de Siria y se concentra en sus intereses esenciales, especialmente en Damasco y en el corredor que lleva a la costa.

Aunque no se presiente un colapso inminente, es probable que los rusos hayan pensado que es prudente avanzar antes de que las cosas empeoren. La provincia de Latakia es una mezcla inestable de alauíes y sunitas, y los rebeldes están bien establecidos en las zonas montañosas del interior.

Mientras los aviones rusos cruzaban el Mediterráneo Oriental, el Frente al Nusra publicaba fotografías de un supuesto campamento de entrenamiento en la provincia de Latakia.

Al Nusra ha tratado desde hace mucho de obligar al régimen a dedicar más recursos a defender a Latakia para intentar reducir la presión que soportan sus combatientes en otras zonas.

Al Asad ha reaccionado a la amenaza creciente con la creación de una milicia mayormente alauí en Latakia, llamada El escudo de la costa.

Si la prioridad de Rusia es defender el reducto alauí en la costa, es más probable que ataque a al Nusra que a ISIS. Sus primeros vuelos de reconocimiento con drones (naves robot no tripuladas) se hicieron sobre la zona circundante a Latakia, que no es una zona en la que ISIS tenga fuerza.

Ayham Kamel, del Eurasia Group, dice que la audacia de Rusia en Siria “claramente indicará a las potencias regionales e internacionales que Rusia está decidida a impedir el derrocamiento de al Asad”.

La guerra contra el terror

Rusia no quiere que Siria se vuelva un Estado islamista radical ni un refugio a largo plazo para los grupos terroristas, lo que tendría consecuencias en sus propias regiones musulmanas en el Cáucaso.

También “le preocupa el posible regreso a Rusia de 2,000 rusoparlantes o más que actualmente combaten a las fuerzas de al Asad”, dijo Nikolai Kozhanov, del Carnegie Moscow Center.

Así que Putin puede decir que el apoyo a las fuerzas del gobierno es una contribución más a la derrota de los grupos yihadistas en Siria.

Sin embargo, la definición rusa de blancos yihadistas podría extenderse más allá de ISIS. Además, es muy improbable que los ataques aéreos rusos se coordinen con los de Estados Unidos, Australia, Francia, Turquía y otros, quienes se enfocan en gran medida en los bastiones de ISIS en el noreste de Siria.

En esencia, Rusia está creando una alternativa a la coalición anti-ISIS con Irán y el gobierno sirio. Su relación con Irán (otro personaje importante que apoya a al Asad) le da influencia adicional.

Rusia tuvo un papel constructivo en las largas negociaciones con Irán respecto a su programa nuclear, pero la venta de unos misiles S-300 al gobierno iraní fue un recordatorio de que tiene sus propias prioridades en la región.

En julio hubo montones de reuniones de ministros rusos e iraníes para acordar una “postura común” respecto a Siria, en la que se prevé un cese al fuego y alguna forma de gobierno de transición.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, que sigue de cerca el conflicto en Siria, el Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán tiene presencia en la ciudad-cuartel de Jourin, puerta de entrada a Latakia.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, dice que no ve una coalición entre su país y Rusia en “la guerra contra el terrorismo en Siria”, pero ciertamente hay un grado más elevado de coordinación.

Iraq anunció el domingo 27 de septiembre que también formaba parte de este grupo; su Comando de Operaciones Militares Conjuntas reveló que existe un nuevo acuerdo de intercambio de información de inteligencia con Rusia, Irán y Siria en la lucha contra ISIS, además de su apoyo a la coalición que encabeza Estados Unidos.

Un golpe diplomático

Rusia quiere que la tomen en serio en Medio Oriente en una época en la que Estados Unidos ha sido el actor regional líder. Siria es la oportunidad.

Estados Unidos no ha logrado avances diplomáticos y tras un año de ataques aéreos contra ISIS (aunque no contra el régimen de al Asad) solo ha logrado enfurecer a los grupos rebeldes, moderados y otros.

Rusia tal vez vea la oportunidad de explotar las diferencias que surgen entre los gobiernos occidentales que están agotados por los cuatro años de fracasos en Siria y preocupados por el flujo aún mayor de refugiados.

Con su intervención militar, a pesar de todos los riesgos que conlleva, Rusia fortalece su postura en cualquier negociación.

“Está aumentando el volumen y la calidad de suministros militares al régimen sirio para asegurar que viva lo suficiente como para que el Kremlin logre un avance diplomático”, dijo Nikolai Kozhanov, del Carnegie Moscow Center.

La analista Julia Ioffe señaló en un artículo para la revista Foreign Policy que el gobierno ruso está aprovechando la oportunidad.

“La reticencia de la administración de Obama para hacer más en Siria da a Putin más relevancia y una voz mucho más notoria para determinar cómo será una solución para lo que queda de Siria”, escribió.

Para algunas personas de Occidente, la amenaza de ISIS, combinada con la crisis de los refugiados, hacen que la remoción de al Asad sea cada vez menos prioritaria. La ausencia de una alternativa moderada a al Asad (que en parte se debe al fracaso constante de Estados Unidos en su intento de apoyar a una brigada —o incluso a un batallón— rebelde factible) también ha propiciado que otros gobiernos regionales, como el de Egipto, acepten que al Asad podría tener que ser parte de la solución.

Es probable que el gobierno ruso esté calculando que el respaldar a al Asad acelerará este proceso, con lo que tiene el control.

Ulrich Schmid, estudioso de la Rusia moderna de la Universidad de St. Gallen, dice que Putin “presentará a Rusia como la punta de lanza de una coalición internacional en la guerra contra el Estado Islámico. Explotará la crisis de los refugiados en Europa Occidental para presentar a Rusia como la única gran potencia del mundo capaz de combatir el terror del Estado Islámico”.

“Para Occidente, será difícil rechazar esta oferta”, dijo Schimd.

El efecto en casa

Algunos analistas creen que las maniobras de Putin en Siria, así como su primera presentación en la Asamblea General de la ONU en 10 años, podrían tener como objetivo el público nacional.

Hay ciertos riesgos: la expedición militar rusa a tierras musulmanas podría provocar un frenesí de reclutamiento en los grupos yihadistas.

Aimen Dean, quien perteneció a Al Qaeda en Afganistán y más tarde se volvió informante de los servicios de inteligencia británicos, dice que la participación de Rusia “podría volverse la causa de convocatoria más grande para la yihad desde la invasión soviética en Afganistán”.

Aun así, de acuerdo con Daragh McDowell, analista de la consultora Verisk Maplecroft, “mientras la intervención militar en Ucrania entra en una fase de estancamiento y la economía se sigue deteriorando, los factores nacionales también podrían ser el motor de la toma de decisiones en el Kremlin”.

“La intervención en Siria ayuda a consolidar la reputación del régimen como ‘gran potencia’ capaz de moldear —no solo de reaccionar— a los asuntos internacionales”, dijo McDowell.

Sea cual sea la combinación de los motivos, muchos observadores dicen que la intervención de Rusia cambiará las cosas en Siria.

“Alterará la naturaleza de las negociaciones internacionales, comprometerá y debilitará la cohesión y los esfuerzos de la coalición anti-ISIS que Estados Unidos encabeza (y) fortalecerá al régimen de al Asad”, según el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Tal vez Vladimir Putin dé unas cuántas pistas más durante su estancia en Nueva York.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

El páramo de Yarmuk resume cuatro años de guerra civil en Siria

Conforme caminamos por el páramo polvoriento de este barrio abandonado, rompiendo el silencio con nuestros pasos sobre la tierra, nuestro guía se detiene.

“Tienen que tener cuidado”, advierte. “Hay francotiradores en las calles de allá adelante”.

Seguimos por el sendero; hacia donde uno mire hay enormes montones de escombros en las calles. Los altos edificios de departamentos que alguna vez se extendieron hasta el cielo ahora son montones de concreto y metal retorcido a nuestros pies.

Entre los muros destruidos puedes ver lo que solían ser salas de estar y recámaras. Hay muñecas, carteles y espejos rotos, abandonados por las personas que solían vivir aquí, esparcidos entre los escombros, ennegrecidos por las explosiones que redujeron este sitio a ruinas.

Con un rifle estadounidense M16 al hombro y un cigarrillo en la mano, este combatiente palestino progobierno nos conduce hacia el frente de batalla en Yarmuk, un distrito de Damasco que representa como ningún otro lugar la tragedia brutal de la persistente guerra civil en Siria.

Los años de intensos combates entre el régimen sirio y los distintos grupos rebeldes ha devastado esta zona en la que alguna vez abundaban los palestinos. El soldado, abogado de profesión que no quiere que demos a conocer su identidad, dice que los combates son cruentos.

“Aquí siempre es difícil porque nuestros enemigos no son solo de ISIS, sino también de grupos palestinos”, me cuenta. “Estamos peleando entre nosotros a pesar de que nos conocemos y de que ellos conocen esta zona. Por eso es difícil”.

 

Miles de personas atrapadas en un tiradero urbano

El gobierno sirio fundó Yarmuk en 1957 para alojar a los palestinos que huyeron del conflicto árabe-israelí. Para cuando empezaron los disturbios en Siria, en 2011, había más un millón de habitantes.

Algunos de los palestinos se unieron a los rebeldes y tomaron el control de Yarmuk. Otros se mantuvieron fieles al régimen del presidente Bachar al Asad. Estas son las facciones que combaten actualmente; también han surgido grupos extremistas como Jabhat al Nusra e ISIS.

Los grupos palestinos militares prorrégimen han sitiado la zona y aplastaron a los civiles que quedaron atrapados en los combates. La gente se muere de hambre, según los grupos de defensa de derechos humanos, y la ONU a veces no puede llevar provisiones a Yarmuk para los más necesitados.

“Allí dentro quedan dos clases de civiles”, explica el combatiente. “Están quienes están preocupados por sus casas y sus departamentos y son demasiado pobres como para escapar. También están los familiares de los combatientes de la oposición”.

Es imposible verificar esa afirmación, pero la ONU estima que aún hay miles de personas atrapadas en Yarmuk.

Los combates y los cortes de electricidad son frecuentes y han despojado a estas personas de los artículos más básicos. Sus vidas empeoraron cuando ISIS invadió Yarmuk a principios de este año, mató a la gente en las calles e implementó su terrorismo característico antes de retirarse a otras zonas rebeldes de la capital de Siria.

Pero aunque ISIS se haya ido, los combates en Yarmuk siguen siendo intensos. Es la guerra urbana más cruel, que se libra centímetro a centímetro, calle a calle.

Estos combatientes progobierno tienen una parvada de gansos en el frente para que los alerten cuando alguien trate de ejecutar un ataque sorpresa. Los francotiradores vigilan desde las azoteas de los edificios que no se han derrumbado y cuelgan lonas en las ventanas que no tienen vidrios para asegurarse de que los francotiradores rebeldes no tengan una vista despejada.

A pesar de los combates diarios, el frente apenas se ha movido en meses. Los pequeños triunfos son la regla: los combatientes pueden ganar unos edificios aquí y allá, pero pierden otros en otras partes.

No obstante, los combatientes están convencidos de que hay avances.

“Creemos y estamos muy seguros de que recuperaremos todo Yarmuk pronto”, dice el combatiente palestino.

Pero la victoria (sea cual sea su significado a estas alturas) e incluso los triunfos considerables siguen eludiendo a ambos bandos.

Aunque estos combatientes prorrégimen triunfen, su premio consistirá mayormente en ruinas.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

EI reivindica el atentado en un mercado de Bagdad con más de 50 muertos

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado con camión bomba que causó al menos 55 muertos y 110 heridos en un mercado popular en el barrio de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

Un comunicado difundido en las redes sociales afirmó que los “soldados del Estado Islámico detonaron un camión bomba en medio de un grupo de milicianos chiíes en uno de sus feudos en el este de Bagdad”.

“Esto es para que prueben los chiíes los bombardeos que llevan a cabo contra nuestra gente musulmana”, señaló el EI, en alusión a las operaciones de las milicias chiíes y del ejército contra zonas de mayoría suní controladas por el grupo yihadista.

Según la nota, firmada por Wilayat Bagdad, provincia de Bagdad, la explosión mató a cerca de 90 milicianos chiíes e hirió a más de 200.

Sin embargo, una fuente policial informó que las víctimas, 55 muertos y 110 heridos, son en su mayoría campesinos, que habían acudido al mercado a vender su mercancía de fruta y verdura.

El estallido del camión, cargado con una gran cantidad de explosivos, destruyó varias tiendas del mercado e incendió vehículos aparcados en la zona.

Ciudad Sadr, donde se ubica el mercado blanco del atentado, es un populoso distrito con más de dos millones de habitantes y de mayoría chií, que ya ha sido anteriormente escenario de ataques del EI.

El grupo terrorista reivindicó el pasado julio un atentado, perpetrado durante la festividad del “Aid al Fitr”, con la que culmina el Ramadán, y que causó más de un centenar de muertos en la población de Jan Beni Saad, al noreste de Bagdad.

Este sangriento atentado tuvo también lugar en un mercado abarrotado de civiles, pero el EI aseguró que las víctimas eran milicianos chiíes congregados en una mezquita.

Irak afronta desde junio de 2014 una cruenta guerra contra el EI, que conquistó amplias zonas de su territorio y proclamó un califato en este país y en la vecina Siria.

 

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

EU admite que liberar a Irak del EI puede tardar 5 años

Liberar a Irak del Estado Islámico (EI) puede costar entre tres y cinco años desde una perspectiva puramente militar, admitió este martes el portavoz del Departamento de Estado de EU, John Kirby.

La lucha contra los yihadistas en Irak “va a tomar tiempo”, dijo Kirby, un contralmirante de la Armada retirado, al pedir “paciencia estratégica”, en declaraciones a la cadena de televisión MSNBC.

El portavoz dedicó su intervención a matizar unos comentarios del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien este lunes sostuvo desde Alemania, donde participó en la cumbre del G7, que su país no ha desarrollado todavía una “estrategia completa” para entrenar a las fuerzas iraquíes en su combate contra los extremistas del EI.

“Sí que tenemos una estrategia (…). A lo que el presidente se estaba refiriendo ayer es a un plan específico para mejorar el entrenamiento y equipamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes, y el Pentágono está trabajando en ese plan ahora mismo”, aclaró Kirby.

El objetivo principal del gobierno de Obama es que el EI deje de ser una “amenaza” en esa región y en todo el mundo, según el ex militar, quien agregó que “cada día” se examina la estrategia y su ejecución.

Kirby detalló que esa estrategia incluye los bombardeos aéreos que ejecuta una coalición internacional liderada por Estados Unidos desde agosto, entrenar y equipar a las fuerzas iraquíes, detener el flujo de combatientes extranjeros que quieren unirse al EI y trabajar con el primer ministro de Irak, Haider Al Abadi, hacia un Gobierno más inclusivo.

Los comentarios de Obama sobre la ausencia de una “estrategia completa” para apoyar a los iraquíes contra el EI han suscitado numerosas críticas en Estados Unidos, principalmente entre legisladores y aspirantes republicanos a la Casa Blanca.

La oficina del presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, divulgó un video en el que se ve al líder conservador diciendo: “La esperanza no es una estrategia”.

“Me gustaría ver la estrategia incompleta. Me gustaría ver algo”, ironizó, por su parte, el senador John McCain, presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara alta.

Mientras, el también senador Lindsey Graham, precandidato a la nominación presidencial republicana, afirmó que Obama es “el comandante en jefe de la negligencia”.

Pese a las críticas a la estrategia de la coalición internacional contra el EI tras las derrotas en ciudades como Ramadi o la entrada de los yihadistas en Palmira (Siria), Obama sigue siendo reacio a enviar tropas estadounidenses a Irak para hacerles frente.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

Interpol tiene datos de 4,000 supuestos yihadistas

El secretario general de Interpol, Jürgen Stock, aseguró este miércoles que su organización ha recabado en menos de un año 4.000 perfiles de supuestos yihadistas, al aumentar el nivel operativo de las policías que forman parte de esa entidad.

En Barcelona (noreste), donde asistió a una reunión de Interpol, Stock calificó de “clave” la confianza entre los cuerpos policiales que integran Interpol.

“La confianza es difícil de establecer y mantener, porque hay muchas ramificaciones, muchas agencias de inteligencia y la comunicación no es fácil”, ha reconocido.

No obstante, subrayó que es “clave” que las Policías compartan información a través de “interlocutores creíbles” que den confianza para que los datos “fluyan adecuadamente”, de forma que esta información sólo la reciba quien la tiene que recibir y para el propósito adecuado.

En esta reunión en Barcelona Interpol analiza la estrategia policial para contribuir al desmantelamiento de la actividad de las redes de captación y viajes de los combatientes terroristas extranjeros y en ella participan representantes de 41 estados.

También intervino el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aseguró que los cuerpos de seguridad y de inteligencia españoles identificaron en conjunto a 116 supuestos yihadistas con residencia en España que se trasladaron a escenarios de conflicto de Siria e Irak para combatir en apoyo de Dáesh o de filiales de Al Qaeda.

De ellos, dieciocho murieron en atentado en combate en la zona de conflicto, mientras que otros dieciséis regresaron a España, donde nueve fueron arrestados y permanecen en prisión.

“Los combatientes extranjeros son una seria amenaza para los países de origen y para los países a los que se desplazan cuando retornan, ya que son personas que regresan entrenadas para el combate, con contactos y dispuestos a despertar en otros jóvenes europeos una atractiva aura de peligrosa radicalización”, advirtió el ministro español.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

Turquía y Estados Unidos darán protección aérea a los rebeldes sirios

Turquía y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en “principio” para proporcionar protección aérea a los rebeldes sirios que están recibiendo capacitación y equipos para combatir a los rebeldes del grupo Estado islámico, una vez que entren al territorio sirio para las batallas, informó el ministro de Relaciones Exteriores turco.

Los dos países acordaron en febrero entrenar y equipar a los rebeldes sirios en el marco de un programa estadounidense de 500 millones de dólares.

En declaraciones publicadas el lunes por el diario Sabah, Mevlut Cavusoglu dijo: “Tienen que recibir apoyo desde el aire Si no los protegemos ni les proporcionamos apoyo aéreo ¿cuál es el punto?”

No dio detalles sobre la cobertura aérea.

Funcionarios estadounidenses han dicho que el objetivo es formar a 5 mil sirios anualmente durante tres años en una base en la ciudad central turca de Kirsehir, así como en sitios en Arabia Saudí y Catar.

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

EI se atribuye atentado en mezquita de Arabia Saudita

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó hoy viernes el atentado contra una mezquita de la población saudí de mayoría chií de Al Qadih, donde murieron al menos veinte personas y decenas resultaron heridas.

En un comunicado difundido en foros yihadistas, el EI dice que “el hermano mártir Abu Amer al Nashdi irrumpió con su cinturón explosivo en una concentración de chiíes infieles en un templo de Al Qadih”.

El EI aseguró que unas 250 personas murieron o resultaron heridas en el atentado, que coincidió con el rezo musulmán del mediodía del viernes.

Según la nota, los fieles chiíes insultaban al profeta Mahoma y a sus compañeros y “conspiraban contra los musulmanes (suníes)”.

“Decimos a los que condenaron y van a condenar esta bendita operación que dejen de hace ruido porque nunca les hemos escuchado y hemos seguido cortando los cuellos de los chiíes con nuestras espadas”, agregó.

El grupo yihadista dijo que “el sol del califato se ha levantado y su luz brilla”, en alusión al califato proclamado en junio de 2014 en Irak y Siria.

Dirigiéndose a la comunidad chií, el EI amenazó con “días negros” y juró que sus soldados “no estarán tranquilos hasta expulsar a todos los infieles de la península Arábiga”.

Según el Ministerio saudí del Interior, el suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba escondido bajo la ropa en la mezquita del Imam Ali Abi Talib.

Activistas chiíes de la provincia de Al Qatif consultados por Efe, donde se encuentra Qadih, elevaron a 19 la cifra de víctimas mortales.

Algunas fotografías y videos difundidos en las redes sociales muestran el cadáver destrozado del supuesto suicida, mucha sangre y restos humanos en el suelo, y ambulancias evacuando a las víctimas.

El pasado noviembre, una grabación atribuida al dirigente del EI, Abu Bakr al Bagdadi, llamó a la guerra en Arabia Saudí y urgió a los saudíes a rebelarse, entre otros, contra los chiíes de su país, la familia gobernante Al Saud y el Ejército.

Ese mismo mes fue perpetrado un ataque contra una mezquita chií en la población de Al Daluh, en la provincia de Al Ahsá, que se saldó con la muerte de ocho personas por disparos.

Las provincias orientales de Al Ahsá y Al Qatif pertenecen a la región de Al Sharquiya y son de mayoría chií, una comunidad que representa en torno a un 10 % de la población saudí -predominantemente suní-.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

El desconocido Estado Islámico y su alcance militar

Ya son muchos los meses que hemos venido escuchando y leyendo acerca de ISIS o el Estado Islámico. Un nuevo “ejército”, por llamarlo de alguna manera, que se encuentra en plena guerra en Medio Oriente, cometiendo cualquier número de atrocidades.

ISIS o el Estado Islámico, tiene sus inicios en el año 2003, luego de la invasión en Irak. Nació gracias a Abu Musab al Zarqawi fue un salafista jordano que había viajado a Afganistán para luchar en la guerra de los 80 y 90, pero llegó después de la retirada soviética y pronto volvió a su país natal. Más tarde regresó a Afganistán, donde organizó un campamento de entrenamiento para milicianos islamistas cerca de Herat. Originalmente, Zarqaui creó su red con el objetivo de derrocar al rey de Jordania, al que consideraba anti-islámico según la sharía, y por ello coordinó a un gran número de contactos y afiliados en varios países.

De hecho, se piensa que el grupo pudo estar involucrado en el intento de 1999 de bombardear las celebraciones del Nuevo milenio (Siglo XXI) en Jordania y Estados Unidos. También fue responsable del asesinato del diplomático estadounidense Laurence Foley en Jordania en 2002.
Después de la guerra de Afganistán, Zarqawi huyó a Irak, donde presuntamente recibió tratamiento médico en Bagdad por una pierna herida. Se cree que desarrolló estrechos lazos con Ansar al Islam, un grupo de militantes kurdo-islamistas en el noreste del país. Presuntamente Ansar estaba vinculada al gobierno del presidente ccc, que hubiera pretendido utilizar al grupo para derrotar a las fuerzas seculares que luchaban por la independencia del Kurdistán.

En el año 2006, y gracias al apoyo de Al Qaeda, esta organización se fortaleció creando abiertamente el Estado Islámico de Irak y formando un gobierno independiente en Bagdad al año siguiente. A partir de ese momento, el Estado Islámico consiguió ir extendiendo el poder de su influencia en países vecinos y, aprovechando la civil en Siria, ha ido enrolando en sus filas a cientos de simpatizantes que consideran que su “estado” es un Califato capaz de derrocar a “las fuerzas invasoras de occidente”.

Esto se dio a conocer el 29 de junio de 2014 cuando, con motivo del comienzo del mes del Ramadán, Abu Mohamed al-Adnani, declaró la intención del grupo de crear un califato que se extendiera por todo el mundo musulmán, al tiempo que nombraba a Abu Bakr al-Baghdadi su máxima autoridad, autoproclamado Ibrahim, imán y califa de todos los musulmanes.

Con esta intención, el grupo fue empezó a poner en práctica su intención de de expandirse por los países árabes al precio que sea. La proclamación del califato atrajo a yihadistas árabes y a magrebíes residentes en Europa, llegando a contar en sus filas hasta con 100 mil hombres cuya intención inicial ha sido la de conquistar Siria e Irak. En estos momentos, el Estados Islámico ha logrado capturar miles de armas y recursos naturales, sobretodo importantes yacimientos petroleros.

Además ordenó la expulsión de todos los cristianos que se nieguen a convertirse al Islam y han realizado decapitaciones masivas en público de cristianos que se niegan a la conversión, incluyendo niños.

Su más reciente operación la iniciaron este 20 de mayo al apoderarse de la histórica ciudad de Palmira, ubicada en el desierto de Siria en la provincia de Homs. Palmira fue nombrada en 1988 por la UNESCO patrimonio de la humanidad, siendo justamente su valor histórico y turístico lo que le llamada tanto la atención a los yihadistas radicales. Tras varias derrotas en el norte del país, el Estado Islámico está logrando progresar por otras partes del centro y sur de Siria, pese a los últimos golpes de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos en las provincias de Al Hasaka y Deir el Zur, donde murieron cientos de sus miembros, entre ellos su responsable de finanzas, Abu Sayaf.

Con el control total de Palmira, el Estado Islámico ya tiene bajo su poder poco más de la mitad del territorio sirio. Según reportes provenientes de distintas Organizaciones no gubernamentales establecidas en Siria, las tropas del gobierno de Bashar Al Assad, abandonaron sus puestos militares de toda la Badiya, zona ubicada en el desierto sirio, además del aeropuerto militar y la prisión en la que los yihadistas entraron por la noche.

Según los analistas, el riesgo que se corre con la caída de esta ciudad de 2,000 años de existencia, es la posibilidad de que como ha sucedido en otros sitios históricos del Medio Oriente que están bajo control de ISIS, sea destruida.

La ofensiva militar por Palmira, iniciada el 13 de mayo, ha dejado cerca de 500 muertos.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.