empleos

En junio 5.7 millones de mexicanos volvieron al mercado laboral: INEGI.

El mercado laboral en México registró una recuperación de la ocupación y el empleo en junio respecto al mes previo, principalmente impulsada por la reapertura gradual de los negocios y empresas en actividades económicas no esenciales.

La Encuesta Telefónica Ocupación y Empleo (ETOE) en el sexto mes de 2020, reportó un incremento de 5.7 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo con lo publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este miércoles.

De dicho incremento, la población ocupada fue de 48.3 millones de personas, con un aumento de 4.8 millones de personas respecto a mayo.

Por su parte, la población desocupada aumentó de 4.2 por ciento en mayo a 5.5 por ciento de la PEA en junio de 2020, alcanzando una cifra de 2.8 millones de personas, o 901 mil personas más que en el mes inmediato anterior.

La ETOE en junio reportó un incremento de PEA, con una tasa de participación Económica de 53.1 por ciento respecto a la población de 15 años y más, cifra 5.7 puntos porcentuales superior a la de mayo pasado.

En su interior, la población ocupada ausente temporal con vínculo laboral disminuyó en 2.4 millones entre mayo y junio de este año. Los ocupados con jornadas de 35 a 48 horas aumentaron en 4.4 millones de personas en el mismo periodo.

En el informe, se observó que la ETOE en el sexto mes del año registró una tasa de subocupación de 20.1 por ciento, cifra menor en 9.9 puntos porcentuales a la de mayo del mismo año. Este descenso representa una variación de 3.3 millones de personas ocupadas.

Para el caso de la ocupación informal, ascendió a 25.6 millones, al tiempo que la tasa de informalidad laboral (TIL1) se situó en 53 por ciento, cifra mayor en 1.2 puntos porcentuales comparada con la del mes previo.

Con información de medios nacionales.
Redacción. Brandon Morales.

En mayo se perdieron casi 345 mil empleos por Covid-19.

El impacto de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha mostrado una cruda realidad, pues desde la aparición del primer caso oficialmente reconocido por el Gobierno mexicano a la fecha muestra que la economía formal ha expulsado a más de un millón de mexicanos a la calle.

México perdió 1 millón 30 mil 366 empleos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) durante marzo, abril y mayo, refieren datos del instituto dados a conocer este viernes.

De acuerdo con cifras actualizadas del IMSS, en mayo se perdieron 344,526 empleos, los que sumados a 130,593 empleos perdidos en marzo, y 555,247 en abril llegan a más de un millón de empleos formales perdidos, cifra tres veces mayor a los 342,000 empleos formales creados y registrados en el IMSS durante 2019.

Incluso, la cifra triplica el número de empleos perdidos y registrados en 2019, que sumaron 382,210, de acuerdo con cifras del Instituto.

En México el primer caso de coronavirus se registró en la Ciudad de México el 29 de febrero pasado, a partir de ese momento, sin indicaciones del gobierno federal empresas comenzaron a tomar medidas para evitar la propagación del virus en sus centros de trabajo, como trabajo en casa y limitar el acceso a centros de trabajo a personas embarazadas y de la tercera edad.

La Jornada Nacional de Sana Distancia en la que se paró la economía y sólo operaron sectores considerados como esenciales, fue del 23 de marzo al 30 de mayo. A partir del 1 de junio comenzó una reapertura parcial con sectores como el de minería y automotriz.

De acuerdo con el IMSS, la disminución del empleo de enero a mayo de 2020 es de 838,272 puestos, de los cuales, el 70.0% corresponde a empleos permanentes.

En los últimos doce meses se registró una disminución de 799,740 puestos, equivalente a una tasa anual de -3.9%.

 

Con información de Expansión
Redacción. Brandon Morales.

 

México crea dos millones de empleos en tres años

El 41% de los nuevos puestos son ocupados por mujeres y el 36% por jóvenes, según las últimas cifras de la Seguridad Social.

México creó entre diciembre de 2012 y junio de este año más de dos millones de puestos de trabajo, según los últimos datos del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS). “Una cifra histórica y una buena noticia que merece la pena valorar”, según remarcó el presidente Enrique Peña Nieto tras hacerse públicas las cifras de creación de puestos de trabajo. Del total de empleos creados, el 41% se corresponde con mujeres y el 36%, con jóvenes de entre 20 y 34 años.

La tasa de creación de empleo es de 3,8%, “más alta que la de crecimiento económico”, apuntó Peña Nieto, “y tres veces más que Estados Unidos”, añadió. A fecha de junio, el número de puestos de trabajo contabilizados por las autoridades mexicanas asciende a 18,3 millones. El organismo destaca que de esta cifra, el 86% son permanentes y el 14%, temporales. Aunque en el último lustro estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes, en este último mes se ha creado más empleo fijo, casi 100.000 más: la mayor generación mensual de empleo de la serie histórica.

El director del IMSS, Mikel Arriola, ha destacado que el incremento en la afiliación ha supuesto un aumento de los ingresos del instituto en un 26%. “Hemos recaudado alrededor de 50.000 millones de pesos adicionales; esto es muy significativo, más o menos el 10% del presupuesto del IMSS anual”, apuntó Arriola.

“La creación de nuevo empleo significa que la economía va bien”, manifestó Arriola, al tiempo que remarcaba que las nuevas plazas son de mejor calidad: “De los dos millones de empleos que anunció el presidente Peña Nieto, más de medio millón obtienen un ingreso de cinco salarios mínimos, esto es poco más de 10.000 pesos [unos 538 dólares]. Y los empleos de más de 20 salarios mínimos crecieron 22%”.

Frente a las interpretaciones positivas de los datos, el último informe de la OCDE —el ente que reúne a los países industrializados—, dado a conocer a la vez que el nacional, apuntaba a una “mala calidad” del empleo mexicano. “El crecimiento de los salarios sigue siendo deficiente”, señalaba la jefa de gabinete de la organización internacional, Gabriela Ramos. Además, el país está “muy, muy atrás en el empoderamiento económico de las mujeres, ya que tiene la segunda tasa de participación laboral femenina más baja de la OCDE, solo superada por Turquía, y la más baja entre los países de la Alianza del Pacífico”.

Peña Nieto, no obstante, celebró los datos y sostuvo que haber alcanzado esta cifra récord en generación de empleos se debe atribuir a los trabajadores: “Se han preparado, se han formado, han acudido a instituciones de educación”. También, dijo, “es gracias a los inversionistas, a los empresarios que se la juegan con México, que siguen invirtiendo en el país y que ven oportunidades para crecer y abrir espacios productivos y oportunidades laborales”.

Arriola destacó que con la reducción del déficit público en los últimos tres años se han podido gastar alrededor de 20.000 millones de pesos en infraestructuras y adelantó que se construirán 12 nuevos hospitales de más de 100 camas y 40 unidades médico-familiares. “También incrementaremos el volumen de atenciones en el IMSS en un 10%”, subrayó.

Con información e imágenes de El País

Genera Nuevo León 5,225 empleos en mayo

Las contrataciones registraron un incremento de un 74.5%, comparado con en el mismo mes de hace un año

Luego de que al inicio del año las contrataciones en Nuevo León mostraron descensos importantes en enero y marzo, durante mayo presentaron una aceleración fuerte, ya que se elevó en un 74.5% la generación de nuevos puestos, comparado con en el mismo mes de hace un año.

De acuerdo con cifras del número de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el mes pasado culminó con la creación de 5,225 plazas formales, superiores a las 2,995 del periodo similar de 2015, con lo cual el estado sumó 1 millón 464,805 individuos ocupados.

No obstante, la producción de plazas formales en Nuevo León en los primeros cinco meses aún es 2.8% menor que la del lapso equivalente del año pasado, al acumular a la fecha 43,452 nuevos puestos.

Pese a esto, la creación de empleos en Nuevo León es una de las más destacadas en los últimos 16 años, pues además de 2015 sólo en 2010 se tuvo un mejor registro, cuando se contrataron a 52,250 personas.

Las estadísticas del IMSS muestran que Nuevo León se mantiene como una de las entidades que más trabajos nuevos aporta al país, ya que únicamente la Ciudad de México ha contribuido con más plazas formales, con cerca de 56,000.

En mayo se generaron 20,334 puestos en el país, lo que contrasta con la reducción de 7,455 en igual mes del año pasado y representa un avance de 11,257 plazas por encima del promedio para dicho mes en 10 años.

Con información e imágenes de El Horizonte

Las 3 mentiras más frecuentes en los currículums

Las personas que buscan un empleo por lo regular omiten trabajos, dan información sobre empresas que no existen y proporcionan falsas referencias, reveló un estudio de MultiLatin.

Datos de identidad incorrectos, información falsa en el historial académico y laboral son las tres mentiras más frecuentes en el currículum vitae de los candidatos que buscan postularse para un puesto en América Latina, según la firma MultiLatin.

El 30% de los candidatos en América Latina coloca en sus currículums vitae información que era incorrecta o que no existía.

“Un candidato se registró en un hotel en Venezuela fingiendo ser su propia referencia, mientras tomaba la llamada desde su propia habitación”, indicó la firma.

En México, alrededor del 64% de los candidatos mostró problemas con su número de Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

El 22.9% no se encontraban correctamente registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, indicó MultiLatin.

De acuerdo con la firma, el 28.5% de los candidatos en la región habían mentido sobre diferentes aspectos de su experiencia laboral (funciones, antigüedad y responsabilidades), con un incremento significativo en 13.5 puntos porcentuales con relación a 2015.

Las personas que buscan un empleo omiten trabajos, dan información sobre empresas que no existen y proporcionan falsas referencias.

Respecto a la información académica, el 20.5% de los candidatos presumieron haber obtenido grados académicos superiores a los reales.

Esto representa un aumento de 5.5 puntos porcentuales con relación a 2015, dijo MultiLatin.

Los casos más típicos son títulos falsos, perfiles académicos fraudulentos, grados o títulos profesionales que no existen.

Con información e imágenes de Forbes México

Enrique Peña Nieto destaca la creación de más de 82 mil nuevos empleos

En abril se crearon 82 mil 562 puestos formales de trabajo, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.

Dijo que hay cuatro indicadores vitales que demuestran que el país está avanzando: el crecimiento de la economía, del empleo, mayor dinamismo en el consumo interno y la baja inflación.

En la ceremonia por el Día Internacional de la Enfermería, felicitó a los 300 mil enfermeras y enfermeros que hay en el país, “Más de 300 mil personas están dedicadas a esta tarea de servir, labor que realizan con calidez y humanismo”.

Les dijo que en tres años más de 8 mil trabajadores de este sector se han incorporado al programa de profesionalización y hoy 34 mil enfermeras tienen este beneficio económico.

Con información e imágenes de La Crónica

Mexicanos “dobletean y tripletean” para cubrir lo básico

¿Sabías que existen 8.5 millones de mexicanos que buscan una segunda o tercera chamba para cubrir sus necesidades básicas y garantizar un estilo de vida digno para sus familias?

La última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el INEGI, arrojó que dicho grupo está integrado por 4.1 millones de personas que “tienen la necesidad y disponibilidad para trabajar más horas durante la semana”, reconocidos por las estadísticas oficiales como población subocupada.

A ellos, se suman otros 4.4 millones que, a pesar de tener trabajo, requieren un segundo empleo, desean cambiarlo o están desempleados desde hace varios meses, quienes en dicha encuesta están ubicados en la “tasa de presión general”.

De acuerdo con los estudios oficiales, ambos indicadores son parte de las tasas complementarias de empleo que ofrece la ENOE, cuya función es segmentar, describir y agrupar a los mexicanos que integran la fuerza laboral, de acuerdo a sus necesidades y condiciones laborales que enfrentan.

7 millones
de mexicanos trabajan en condiciones criticas: hasta más de 48 horas a la semana y reciben menos de un salario mínimo.
INEGI

Profesionistas, ¿condenados a tripletear? 

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, explicó que el fenómeno descrito es resultado de la existencia de puestos precarios, sin prestaciones y que no ofrecen ingresos suficientes para cubrir las necesidades de alimento, vestido, educación, salud y servicios básicos.

“La mayoría de las personas que buscan un segundo empleo pertenecen a estratos de bajos recursos, sin embargo durante los últimos meses se ha visto que los profesionistas buscan o ya tienen una tercera plaza.

“Y esto último es resultado de dos factores: la necesidad de más ingresos y la percepción de ingresos que están por debajo de su grado estudios o especialización”, apuntó.

53.8 millones
de mexicanos integran la Población Económicamente Activa (PEA), de los cuales dos millones 205 mil 800  están desempleados.
INEGI

Bajo crecimiento enemigo del empleo

En una entrevista con Publimetro, el director del IDIC señaló que la precarización de empleo es resultado del bajo crecimiento que reporta la economía de nuestro país, que durante las últimas tres décadas apenas promedia 2.4% anual.

Para este año, refirió, el pías tendrá una expansión de 1.6 a 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB) y ello apenas alcanzará para generar entre 500 y 550 mil nuevos empleos reales ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Así que para revertir los en materia de empleo y los fenómenos asociados a esta materia –como el doblete de plazas– “la condición ineludible es que el país alcance un mayor crecimiento económico, que permita elevar la productividad y la apertura de plazas formales, mejor pagadas y con prestaciones”, concluyó el especialista.

Con información e imágenes de Publimetro

Los nuevos “empleos” tras la escasez de productos básicos en Venezuela

La escasez de alimentos, medicinas o productos para el aseo personal y del hogar que padece Venezuela desde hace unos años ha generado nuevos “empleos” en el país, que se nutren de la crisis para especular con ella.

Son los conocidos como “bachaqueros” (en alusión a los bachacos, unas hormigas “culonas” típicas de la región) que compran productos al “precio justo” subvencionado establecido por el Gobierno, para revenderlos mucho más caros en el mercado ilegal.

Según un estudio de la encuestadora privada Datanálisis, el 60 por ciento de los ciudadanos que hacen desde la madrugada largas colas en las afueras de los mercados se dedican a la reventa de productos regulados, una actividad que se penaliza con multas y hasta tres años de prisión.

“Bachaquear es ilegal pero también debe serlo tener al pueblo pasando hambre”, dijo a Efe María Pérez (nombre ficticio a petición propia), quien desde hace un año distribuye productos de primera necesidad a las oficinas en las que trabaja como empleada de servicio.

Ella asegura que su actividad, con la que triplica los ingresos de su labor formal, no perjudica a nadie. “Al contrario, (los compradores) comen porque les traigo leche, azúcar… ellos no pueden escaparse para hacer cola”, afirma.

Casi como un ritual, los lunes y sábados acude en la madrugada a adquirir su mercancía; esos días pueden comprar quienes, como ella, tienen cédulas de identidad terminadas en cero, según la regulación implementada por el Estado para acabar con “el contrabando y el acaparamiento” a los que achaca la escasez.

Algunos hacen filas sin saber qué podrán comprar pero María va informada por empleados de los centros de distribución. “Me escriben si va a llegar harina, champú, detergente (…) no cobran por el dato pero les tienes que dejar algo (dinero o productos) para que sigan soplando (informando)” explicó.

Los contactos no pueden hacer más que informar, por lo que la cola en la que a veces pasan “hasta seis horas” solo sirve para adquirir dos productos por rubro. “No venden más de dos margarinas, por ejemplo, porque lo tienen prohibido, los pueden botar”, detalló María.

Para burlar las regulaciones, que incluyen además máquinas lectoras de huellas dactilares que identifican al usuario y evitan que compre el mismo rubro dos veces a la semana, algunos falsifican documentos de identidad.

“Los que tienen varias cédulas pueden comprar varios días, yo no”, dijo María, quien no sustituiría su trabajo con este oficio pues eso sería, señaló, “pan para hoy y hambre para mañana”. “Cada día es más difícil conseguir las cosas, no sé cómo van a hacer los que dejaron sus trabajos por esto”, advirtió.

Otras labores han surgido con la escasez: unos venden lugares en las colas a cambio de dinero o productos que no puedan adquirir porque “no les toca” y otros cobran por cuidar las bolsas de otras compras mientras los “bachaqueros” ingresan a abastecerse.

“Cobran 50 bolívares (0,25 dólares a la tasa oficial de cambio más alta) por bolsa”, relata María, quien lamenta haber pagado hasta 400 bolívares (o 2 dólares) para que le cuiden la mercancía mientras hacía fila en vano: “cuando llegué (a la caja) se había acabado todo”.

Podría haber llegado antes recurriendo a un método que “como madre jamás aceptaría”, asegura. Sus vecinas alquilan a sus bebés a quienes deseen hacer la cola “preferencial” que por ser para ancianos, discapacitados y mujeres embarazadas o con bebés, es más corta.

Las cosas que adquiere las vende “enseguida”: pañales desechables, toallas sanitarias, leche y harina son los productos con más demanda. “Puedes vivir sin azúcar, pero cómo le dices a tu chamo (niño) que no hay pañales o leche para el tetero (biberón)”, cuestionó.

Desesperados, algunos recurren a “bachaqueros a domicilio” como María, a “bachaqueros” que venden en improvisados negocios ambulantes expuestos a una intervención y el decomiso de la mercancía por parte de las autoridades, e incluso a “bachaqueros 2.0”, como denomina el Gobierno a quienes revenden por internet.

La ley prohíbe la venta de productos regulados en sitios web y establece a los infractores las mismas penas que para quienes son detenidos con abundante mercancía. Funcionarios de la alcaldía de Puerto Cabello, en el céntrico estado Carabobo, detuvieron, tras fingir ser compradores, a personas que incurrieron en el delito y los castigaron con jornadas de trabajo comunitario.

El alcalde de la entidad, Rafaél Lacava, les calificó como una “plaga” que distorsiona la economía. Los “bachaqueros” revenden a veces los productos a más de 10 veces de su precio regulado.

La harina de maíz, necesaria para las típicas arepas venezolanas, valorada en 20 bolívares (0,1 dólar), se cotiza en el mercado negro hasta en 500 bolívares (2,5 dólares). Es por ello que algunos se niegan a comprar a los “especuladores”, a los que responsabilizan en parte de la escasez de algunos productos.

Con información e imágenes de Publimetro