ISIS

ISIS se atribuye ataque en Londres: medio

La agencia Amaq, vinculada a los yihadistas, dijo que el autor de los ataques del miércoles frente al Parlamento británico en Londres es un soldado de ISIS, que realizó la operación en respuesta a los llamados a atacar a ciudadanos de la coalición.

ISIS se atribuyó este jueves la responsabilidad por un ataque perpetrado en Londres, cerca del Parlamento, que dejó cuatro muertos, reportó Amaq, la agencia de prensa vinculada al grupo yihadista.

“El autor de los ataques de ayer frente al Parlamento británico en Londres es un soldado de ISIS y realizó la operación en respuesta a los llamados a atacar a ciudadanos de la coalición”, decía un comunicado de Amaq.

Es la primera vez que ISIS reivindica un ataque en Gran Bretaña, país integrante de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos.

El miércoles, un hombre vestido de negro, atropelló con un automóvil a los peatones que caminaban por el puente de Westminster, que cruza el río Támesis frente al Big Ben, matando a dos personas e hiriendo a varias decenas.

Luego el hombre asesinó de una puñalada a un policía en la entrada del parlamento, símbolo de la democracia británica, tras lo cual fue abatido.

El autor del atentado de Londres fue identificado por la policía como Khalid Masood, de 52 años, natural de Kent (sudeste), que tenía antecedentes penales por ataques violentos y posesión de armas, pero no por terrorismo.

También te puede interesar: Video. Un soldado iraquí desactiva una bomba pegada al cuerpo de un niño.

“Masood, de 52 años (25/12/1964), nació en Kent y los detectives creen que últimamente vivía en West Midlands”, la región de Birmingham, explicó la policía en un comunicado.

La investigación de la policía, que durante la noche detuvo a ocho personas, privilegia la pista del “terrorismo islamista”.

Este año ISIS ha perdido el control de varias zonas que controlaba en Irak y Siria por los ataques de fuerzas locales apoyadas por una coalición encabezada por Estados Unidos.

SE INVESTIGA SI HUBO OTROS INVOLUCRADOS

Mas temprano, la policía británica dijo que investigaba si el único agresor fue apoyado por alguien más, comentó el ministro de Defensa.

“La policía investiga a este hombre, sus relaciones, de dónde procedía”, dijo Michael Fallon a la radio de la BBC.

Con información de El Financiero.

Atentado en Bagdad deja 31 muertos y más de 50 heridos

Bagdad. Al menos 31 personas murieron y otras 50 resultaron heridas tras un ataque suicida dirigido contra la comunidad chiíta de Bagdad, la capital de Irak, informaron hoy las autoridades iraquíes.

Un atacante suicida detonó un chaleco explosivo en medio de una ceremonia religiosa de musulmanes chiitas en el norte del distrito de al-Shaab de la ciudad, reportó el canal qatarí de noticias Al Yazera.

Según la policía local, la explosión ha ocurrido dentro de una carpa llena de personas que participaban en el ritual chiita de la Ashura en conmemoración de la muerte del nieto del profeta Mahoma, Hussein, en el siglo VII.

Las fuerzas de seguridad han cercado la zona ante el temor de que sean perpetrados nuevos ataques.

Los atentados de extremistas suníes contra los fieles chiíes son habituales en Irak durante la Ashura y han causado la muerte a cientos de personas en los últimos diez años.

Nadie reclamó el atentado, aunque el grupo terrorista Estado Islámico ha llevado a cabo ataques similares en el pasado.

Con información de Notimex

Detienen a cinco seguidores del EI en Alemania, Bélgica y España

Barcelona. Las policías de Alemania, Bélgica y España detuvieron hoy a cinco personas que formaban una estructura organizada que seguía los dictados del grupo terrorista del Estado Islámico (EI), en una operación conjunta en los tres países.

El ministerio español del Interior informó que tres de las detenciones se realizaron en España (dos en Barcelona, al noreste del país, y una en Melilla, ciudad española en la costa norte de África), y las otros dos en Bruselas (Bélgica) y Wuppertal (Alemania).

Mediante un comunicado, precisó que los detenidos actuaban a través de distintos canales de Internet confluyendo en la página de Facebook denominada “Islam en Español”, de la que son administradores los detenidos en Alemania y Bélgica.

La página cuenta con 32 mil 500 seguidores y sus publicaciones, en su mayoría en español, con el pretexto de divulgar contenido religioso, intercala mensajes y comentarios de carácter radical donde se ensalza a los combatientes yihadistas y las acciones llevadas a cabo por el EI.

De acuerdo con las investigaciones policiales, los objetivos del grupo son “incitar a la comisión de atentados terroristas; poner en práctica de forma consciente la táctica de guerra conocida como terror informativo”.

De igual manera, se pretende localizar y seleccionar elementos radicales para proceder a su adecuado adoctrinamiento y captación como colaboradores; proporcionar los contactos necesarios a los captados como futuros combatientes en territorios controlados por la organización terrorista.

El grupo también servía como “aparato de propaganda y divulgación masiva del Estado Islámico”.

Con información de Notimex

Estado Islámico prohíbe el uso de camisetas deportivas

Medio Oriente.- El diario inglés Daily Mail ha dado a conocer un curioso castigo del Estado Islámico para quienes usen camisetas de fútbol, con menciones puntuales a Lionel Messi, el Barcelona, el Milán y el Real Madrid.

“ISIS prohibió las camisetas de fútbol y los ciudadanos se enfrentan 80 latigazos como sanción”, indicó el diario inglés.

El aviso fue filtrado por EMRI Jihad y Terrorism Threat Monitor (JTTM), quienes monitorean el terrorismo islámico.

Jerseys de las marcas Adidas y Nike son prohibidas por ISIS en la región iraquí de Al-Furat, cerca del aeropuerto de Bagdad.

Además, el castigo también incluye otros deportes en los que ambas marcas tienen presencia, pasando por el básquetbol, el atletismo o el tenis.

Con información de http://lopezdoriga.com

Más de 60 muertos en un atentado suicida contra una manifestación en Kabul

Los fallecidos y los dos centenares de heridos que deja el ataque son de la minoría Hazara.

Un ataque suicida contra una manifestación pacífica en la capital de Afganistán ha causado al menos 61 muertos y más de dos centenares de heridos. Las víctimas son de la minoría Hazara, quienes habían convocado la marcha. “Han muerto 61 personas y 207 han resultado heridas en el ataque suicida de hoy en Kabul”, ha explicado un portavoz del Ministerio de Salud Pública de Afganistán, Ismail Kawusi.

El ataque contra los Hazara, una minoría de la rama islámica chií, ha sido reivindicado por el autollamado Estado Islámico (ISIS). A través de la agencia Amaq, vinculada al grupo yihadista, el ISIS ha indicado que “dos combatientes detonaron cinturones con explosivos entre una concentración de chiíes en la zona de Dehmazang en Kabul”.

La manifestación, que en el momento de las explosiones se estaba concentrando en la zona de Dehmazang, había reunido a cientos de personas, informa Reuters. El acto, que transcurría entre fuertes medidas de seguridad, se había organizado para protestar contra la exclusión de una provincia de esta minoría de un multimillonario proyecto eléctrico.

El presidente afgano, Ashraf Gani, ha asegurado en un comunicado que entre los fallecidos y heridos se encuentran “miembros de las fuerzas de seguridad y defensa”, sin aportar más detalles. “Celebrar protestas es el derecho de cada ciudadano de Afganistán y el Gobierno pone todos sus esfuerzos en proporcionar la seguridad, pero los terroristas entraron entre los manifestantes y llevaron a acabo las explosiones”, añade el texto.

El portavoz de los talibanes Zabaiullah Mujahid ha negado cualquier relación de su grupo con el atentado a través de su cuenta oficial en Twitter. “Condenamos cualquier ataque que cause división (…) Es algo que beneficia al enemigo”, ha argumentado.

La inestabilidad en Afganistán ha ido en aumento desde el fin de la misión militar de la OTAN en diciembre de 2014 y los talibanes han ido avanzando en el control del país así como en la frecuencia y tamaño de los atentados en las grandes ciudades.

Con información e imágenes de El País

Francia, un país con tres frentes de guerra con el yihadismo

El Estado más amenazado por los islamistas combate al ISIS y Al Qaeda con más de 5.000 militares en Oriente Próximo y África.

En los dos últimos años, Francia ha sufrido los atentados terroristas más graves cometidos en Occidente por yihadistas. Su territorio entero se ha convertido en el prioritario frente de batalla contra el terror, pero las fuerzas armadas francesas mantienen activos otros dos frentes de batalla en el exterior. Desde 2013, Francia ha sido el país europeo más activo en el combate al yihadismo dentro y fuera del país. El presidente François Hollande se ha convertido en un jefe militar permanente.

Al poco tiempo de llegar al Elíseo en mayo de 2012, Hollande lideró una coalición de países para lanzar bombardeos en Siria. No se consumaron porque Barack Obama acabó desligándose de la operación. Al año siguiente, el mandatario francés lanzó en la República Centroafricana la operación Sangaris para poner freno a las matanzas interétnicas y religiosas. Llegó a desplazar 2.500 militares. Esta misma semana, ha concluido el despliegue una vez que la fuerza Minusca de la ONU se ha hecho cargo de la misión.

En agosto de 2014, Francia amplió en miles de kilómetros cuadrados la operación contra los yihadistas iniciada meses antes en Mali. Creó la operación Barkhane, a la que están adscritos 3.500 militares, 35 aviones y 400 blindados. Desde Mauritania hasta Chad, cubren una superficie cinco veces superior a la de Francia para interceptar a grupos yihadistas en todo el Sahel.

En septiembre de 2014, Francia inició los bombardeos en Irak contra el ISIS. Envió cazabombarderos a Jordania y Emiratos Árabes y desplegó un millar de militares. Hoy participan en la operación, bautizada con el nombre de Chammal, 17 aviones y una fragata.

Cuatro meses más tarde, los yihadistas iniciaron los ataques de gran envergadura en Francia, el país europeo que más combatientes islamistas ha exportado al califato: más de 1.600, decenas de ellos procedentes de la zona de Niza. Los islamistas provocaron en enero de 2015 en París la matanza en la revista Charlie Hebdo y el mortal ataque a un supermercado de comida judía.

La respuesta fue sobre todo militar: fortalecer con más aviones la operación Chammal. En paralelo, casi 10.000 militares se desplegaron por toda Francia para vigilar centros religiosos y colegios o estaciones de tren y aeropuertos. La presencia de militares con fusiles y chalecos antibalas es ya parte del paisaje habitual en el país.

A la vez, Gobierno y Parlamento han endurecido toda una batería de nuevas leyes antiterroristas. En Francia es ya legal la masiva recogida de datos e información de sistemas de comunicaciones.

En noviembre pasado, un comando de una decena de yihadistas residentes en Bélgica –algunos de ellos excombatientes en Siria- asesinó a 130 personas en la sala Bataclan y en bares y terrazas de París. La respuesta fue enviar de nuevo al portaviones Charles de Gaulle, buque insignia de la flota, para intensificar los bombardeos.

Los cazas Rafale bombardearon especialmente a partir de entonces los lugares de entrenamiento de yihadistas en los que previamente se habían escuchado conversaciones o mensajes en francés. Se trataba de eliminar a combatientes que seguramente habían partido de Francia y eran entrenados también para cometer atentados en su tierra de origen.

El Gobierno asumió que en esos ataques aéreos podían morir ciudadanos de nacionalidad francesa y argumentó que lo hacía “en defensa propia”. Fue ese el argumento que empleó para ampliar los bombardeos a Siria a partir de septiembre del año pasado.

En el frente interior, los 10.000 militares de la operación Centinela iban a ser reducidos esta semana a 7.000, pero se ha paralizado el plan tras el atentado de Niza. Hollande, además, ha prorrogado tres meses el estado de excepción que concluía el 26 de julio. “Toda Francia está bajo la amenaza del terrorismo islamista”, ha dicho Hollande. El Parlamento aprobará la ley sobre esa prórroga el próximo jueves.

El estado de excepción permite detenciones e interrogatorios sin mandato judicial, así como entradas en domicilios, confiscación y análisis de sistemas de comunicación o asignación forzosa de domicilio.

En los últimos dos años, se han producido otros atentados en Francia con menos víctimas. El último, el mes pasado en Yvelines, cerca de París, donde un islamista mató a cuchilladas a un policía y a su esposa, también funcionaria de seguridad. Interior asegura que han sido abortados al menos otros doce ataques.

“Nos enfrentamos a una guerra”, ha reiterado este viernes el primer ministro, Manuel Valls. “Hayuna amenaza que pesa sobre Francia y seguirá pesando. Pero Francia no se rendirá”.

Con información e imágenes de El País

Nueve de los 20 rehenes asesinados en Bangladesh son italianos

El asalto a un restaurante del barrio diplomático de Dacca fue asumido por el ISIS.

El asalto en el que un comando yihadista tomó rehenes en un restaurante en el barrio diplomático de la capital de Bangladesh, Dacca, ha concluido este sábado tras 12 horas con la muerte de 20 extranjeros, según ha informado el Ejército. Dos policías fallecieron en el ataque inicial, el viernes por la noche. El ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, ha confirmado que nueve de los fallecidos son italianos, que hay uno desaparecido y que otro sobrevivió. Gentiloni difundió sus identidades. India también ha confirmado la muerte de uno de sus ciudadanos. Las fuerzas armadas bangladesíes habían asegurado que la mayoría de los asesinados eran “japoneses o italianos”. El ataque fue asumido en las primeras horas por el Estado islámico (ISIS) mediante un comunicado en una agencia afín.

Las fuerzas de seguridad asaltaron el local y lograron rescatar a 13 rehenes (incluidos dos de Sri Lanka y uno de Japón), según las autoridades locales. Seis hombres armados fueron abatidos en la operación policial y uno más fue detenido, según explicó en una comparecencia televisada la primera ministra, Sheij Hasina.

“Han llegado 28 heridos y dos de ellos han muerto”, ha explicado Miraz Ul Islam, gerente del United Hospital, situado en el barrio acomodado de Gulshan, donde se produjo el ataque y al que fueron trasladadas gran parte de las víctimas, en su mayoría policías, según medios locales.

El Estado Islámico ha asumido el ataque. La agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización terrorista, ha informado de que los responsables del asalto pertenecen a Estado Islámico, según el portal SITE, que analiza la información yihadista en Internet.

Bangladesh, de mayoría musulmana, ha sido escenario en el último año y medio escenario de una serie de atentados mortales sobre todos contra blogueros o activistas ateos que defendían el laicismo o ideas progresistas. Aquellos ataques fueron perpetrados casi siempre con machetes o cuchillos. El asalto de anoche a un restaurante en Gulshan, el barrio que alberga la mayoría de las embajadas y más frecuentado por los extranjeros (muchos de ellos empleados del potente sector textil, sacudido en 2013 por un derrumbe en el que murieron más de mil empleadas) supone un salto cualitativo en los ataques yihadistas en el país asiático.

El argentino Diego Rossini, chef del restaurante atacado, Holey, explicó a Efe que el asalto fue como una “una película de terror” de la que consiguió escapar después de esconderse de los terroristas y ser ayudado por la policía. “Estaba sacando mis mesas y vi que caía alguien, que un tipo se desplomaba  fuera [en el jardín] por disparos. Di por hecho que eran terroristas”, explicó Rossini, que junto a su compatriota Gastón Palacios, fuera de Bangladesh estos días, dirige desde hace dos años la cocina del local.

“Tenía un protocolo de seguridad desde el año pasado, así que subí [a la terraza]. Subimos unas diez personas, pusimos muebles en la puerta. Pensamos que los terroristas matarían a los clientes y se irían, pero al rato notamos cómo empujaban la puerta, como si fuera una película de terror”, relató.

Según Rossini, que hoy cumple 42 años, los agresores eran jóvenes, “entre 20 y 30 años”, iban equipados con pistolas, rifles automáticos y uno de ellos llevaba una bolsa con granadas.

A primera hora del sábado (hora local), la policía abrió fuego contra el restaurante como parte de un operativo para rescatar a los rehenes y los asaltantes respondieron a tiros.

El titular de Exteriores italiano lamentó el atentado y señaló que es preciso que la comunidad internacional haga lo necesario para combatir al grupo terrorista Estado Islámico “porque mueve la mano de los asesinos con su presencia simbólica” incluso fuera de los territorios que controla.

Las embajadas de España y Estados Unidos en Bangladesh difundieron mensajes a través de redes sociales para advertir a sus nacionales de que evitasen la zona, situada en el área diplomática de la capital bangladeshí. “Ante la incertidumbre que rodea a los acontecimientos violentos, posiblemente de naturaleza terrorista, que están sucediendo en y en torno al restaurante Holey Bakery en la calle 79 de Gulshan 2, se insta a los españoles a evitar la zona”, alertó la delegación diplomática española en Facebook.

Con información e imágenes de El País

Estados Unidos cree que el ISIS inspirará más ataques solitarios según pierda territorio

El enviado de Obama en la coalición advierte de que la amenaza permanecerá “un largo tiempo”.

Estados Unidos hace un análisis dual de las consecuencias de la pérdida de territorio del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) en Irak y Siria. Según el ISIS vaya cediendo terreno, le será más difícil planificar atentados en el extranjero, como los de París y Bruselas, según dijo este martes Brett McGurk, el enviado especial del presidente Barack Obama en la coalición que lucha contra el grupo yihadista. Pero al mismo tiempo, vaticinó, aumentarán sus intentos de inspirar en Internet ataques de los llamados lobos solitarios, como la matanza de hace dos semanas en Orlando.

“Es un riesgo que estará con nosotros un largo tiempo”, dijo McGurk en una comparecencia en el comité de Relaciones Exteriores del Senado. El enviado subrayó que es “extraordinariamente difícil” frenar esos ataques solitarios porque requieren poca planificación y se nutren de una ideología que considera que “cualquiera que esté en desacuerdo merece morir”.

EE UU inició en agosto de 2014 sus bombardeos contra el ISIS en Irak y al mes siguiente los extendió a Siria. Otros países occidentales y árabes participan en la campaña. EE UU cuenta con unos 4.000 asesores militares sobre el terreno, la gran mayoría en Irak.

McGurk explicó que se “ha degradado realmente” la capacidad de comando y control del grupo extremista, y se ha mermado la red de combatientes extranjeros que entran y salen de Siria. También aseguró que se dan las condiciones para preparar las ofensivas contra los dos bastiones del ISIS -Mosul en Irak y Raqa en Siria-, pero declinó detallar posibles plazos.

Análisis cauto

McGurk sonó más cauto que Obama en su análisis de la evolución de la lucha contra el grupo extremista suní. “En resumen, hemos progresado”, dijo. Habló de hallar el equilibrio entre velocidad y sostenibilidad, es decir, no apresurarse en liberar una ciudad hasta asegurarse de que permanecerá estable.

Esa es una de las lecciones respecto a la anterior intervención estadounidense en Irak (2003-2011), que implicó un despliegue masivo de tropas, causó más de 4.000 víctimas norteamericanas y no logró evitar el auge del ISIS en 2014.

Un senador le recordó a McGurk que se vuelve a hablar ahora de liberar ciudades en las que el Ejército de EE UU ya intervino hace pocos años. McGurk respondió que hay “signos alentadores” de que no se repetirán los errores del pasado porque, esgrimió, el enfoque actual es que son tropas locales las que lideran las operaciones. Pero volvió a ser cauto: “Eso no significa que Irak no vaya a ser un foco de problemas durante mucho tiempo”.

Hace dos semanas, el jefe de la CIA, John Brennan, ya se mostró prudente en el Senado. “Pese a nuestros progresos contra el ISIS en el campo de batalla y el ámbito financiero, nuestros esfuerzos no han reducido la capacidad terrorista del grupo y su alcance global”, dijo entonces Brennan.

El responsable de la agencia de inteligencia explicó que cree que el ISIS está tratando de desplegar en el extranjero a comandos que puedan atentar y pronosticó que, ante la pérdida de territorio y dinero, la estrategia del grupo virará más hacia “tácticas de guerrilla” con la que intentará perpetrar grandes ataques fuera de Irak y Siria.

Con información e imágenes de El País

Obama visita Arabia Saudí por primera vez desde el pacto con Irán

El presidente de EE. UU., Barack Obama, se ha reunido este miércoles con el rey Salmán de Arabia Saudí para coordinar esfuerzos frente a las amenazas de seguridad en la región. Pero mientras que la prioridad para Obama es la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) y el sectarismo que lo alienta, su anfitrión se muestra más preocupado por el expansionismo de Irán. A pesar de la coreografía diplomática, las diferencias al respecto han eclipsado una cita, la primera entre ambos mandatarios desde el acuerdo nuclear con Irán, que se completará hoy con la asistencia del presidente norteamericano a una cumbre de los Estados árabes del Golfo.

“Welcome Mr. President” (Bienvenido Sr. Presidente), titulaba el diario saudí Arab News en un gesto que quería mostrar normalidad. Sin embargo, la llegada de Obama en su cuarta visita al Reino del Desierto, y con toda probabilidad la última antes de que acabe su mandato el próximo enero, no fue transmitida en directo por la televisión saudí como en las ocasiones anteriores.

Durante dos horas, ambos dirigentes conversaron en el palacio de Erga en presencia de varios de los príncipes más influyentes, entre ellos el heredero y ministro del Interior, Mohamed Bin Nayef, y el viceheredero, hijo del monarca y verdadero hombre fuerte del reino, Mohamed Bin Salmán. Aunque nada ha trascendido sobre el contenido de esa reunión, sobre ella planeaban las crecientes diferencias sobre los asuntos regionales que, a decir de algunos analistas, ponen en peligro una alianza de 71 años.

A las conocidas discrepancias sobre el papel de Irán, cómo abordar la lucha contra elyihadismo o las guerras de Siria y Yemen, se han sumado las declaraciones especialmente francas de Obama al respecto. Nunca antes un presidente de EE. UU. había dicho a los monarcas árabes que deberían encontrar la forma de “compartir el vecindario con Irán” y preocuparse más de las reformas internas que de la supuesta amenaza iraní.

Amnistía Internacional (AI) ha pedido al presidente Obama que “no dé la espalda a las víctimas de la represión y las violaciones de derechos humanos en los Estados del Golfo” durante su  reunión con los monarcas árabes en Arabia Saudí. Ese Reino encabeza la lista de países con más ejecuciones per cápita, una cifra que ha aumentado significativamente desde la llegada al poder del rey Salmán. Al menos 79 personas han sido ejecutadas en lo que va de año, según un recuento de la agencia France Presse, frente a las 153 en todo 2015.

En una carta abierta, Amnistía recuerda “la discriminación contra las mujeres y las minorías, las detenciones arbitrarias y los juicios injustos que silencian la oposición en el nombre de la seguridad nacional, el uso de la pena de muerte, la explotación y abuso de los trabajadores inmigrantes,  la creciente intolerancia a la expresión pacífica y el uso de leyes antiterroristas y cibernéticas [para acallarla]”.       

El texto cita los nombres de cerca de medio centenary de presos de conciencia en Bahréin, Kuwait, Omán, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, encarcelados por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión. También incluye una referencia al apoyo que EEUU ha proporcionado a la intervención saudí en Yemen que se ha saldado con 2,8 millones de desplazados y al menos 3.000 civiles muertos.

Los comentarios, en sendas entrevistas, irritaron sobremanera tanto a la familia real saudí como a sus aliados del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, que incluye además a Kuwait, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Omán). Los dirigentes de estos países, todos ellos monarquías suníes excepto Omán, perciben al Irán chií como una amenaza a su seguridad.

Los saudíes están tan preocupados con la influencia de la República Islámica en Siria, Líbano e Irak que han adoptado una política más militarizada hacia los conflictos regionales, la llamada doctrina Salmán, de la que Yemen ha sido el primer ejemplo. De ahí la extraordinaria desconfianza con que recibieron tanto la decisión de Obama de no intervenir en la guerra siria, como el acuerdo nuclear impulsado por su Administración, cuyos beneficios temen que alienten el expansionismo iraní.

“El presidente de EE. UU. tiene que entender que la lucha contra el ISIS no tendrá éxito hasta que no se haga realidad una solución para una nueva Siria sin El Asad, y que no puede abrirse un nuevo capítulo en las relaciones con Irán hasta que Teherán no cambie las políticas hacia sus vecinos”, escribíarecientemente el analista saudí Abdulaziz Sager, director del Gulf Research Center.

La Casa Blanca comparte la preocupación de las monarquías árabes sobre el papel desestabilizador de Teherán, pero defiende la necesidad de que alcancen una suerte de “paz fría” en la que su rivalidad no inflame aún más las tensiones de Oriente Próximo. Por ello está tratando de convencer a sus interlocutores de que no les ha abandonado y de que está dispuesto a profundizar la cooperación en materia de seguridad.

A ese respecto, el secretario de Defensa, Ash Carter, ha ofrecido a sus colegas árabes un aumento de la colaboración en operaciones especiales, capacidades marítimas o cibernéticas, como mejor forma de hacer frente al reto iraní. La enorme sensibilidad que suscita el tema quedó en evidencia en la conferencia de prensa que siguió a la reunión.

El secretario general del CCG, Abdulatif al Zayani, anunció que EE. UU. y los miembros de ese grupo van a realizar patrullas marítimas conjuntas para impedir que Irán envíe armas a Yemen (algo que Teherán siempre ha negado). Fuentes estadounidenses, sin embargo, matizaron que esa vigilancia ya se estaba haciendo y que no representaba una novedad.

Con información e imágenes de El País