Marte

México recibirá a los que quieran ir a colonizar Marte

Más de 200 astronautas y empresarios con planes espaciales se reunirán del 26 al 30 de septiembre en Expo Guadalajara

La última semana de septiembre de este año se definirá el futuro de la industria aeroespacial mexicana y su despegue hacia la estratosfera.

Del 26 al 30 de septiembre la ciudad de Guadalajara en México recibirá a Elon Musk, fundador y CEO de SpaceX; Jeff Bezos, fundador y CEO de Blue Origin; a Buzz Aldrin, fundador del Instituto Espacial Buzz Aldrin dedicado a desarrollar el plan de colonizar Marte, así como a George T. Whitesides, director ejecutivo de Virgin Galactic, quienes encabezan una lista de más de 200 astronautas y especialistas procedentes de 78 países que discutirán el futuro de los viajes espaciales, su desarrollo tecnológico y el camino hacia la conquista de Marte.

En el Congreso Internacional de Astronáutica (IAC 2016), que reunirá a especialistas en el sector de la medicina espacial, la robótica y la investigación del espacio en general, también participará la industria aeroespacial del país, impulsada por la Agencia Espacial Mexicana (AEM).

“El sector aeroespacial en México, si bien es 99% aeronáutico, tiene un crecimiento importante. Tenemos el potencial de ser jugadores cada vez más significativos y más importantes en desarrollar sistemas para el espacio”, dijo Enrique Pacheco, director ejecutivo de IAC 2016 Guadalajara.

En su penúltimo día como coordinador general de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico Espacial de la AEM, el directivo explicó que IAC2016 le dará a la industria mexicana un “boost” que permitirá mostrar las capacidades que el país tiene en la materia e impulsará las investigaciones que ya están en curso, que a fines de este año e inicios del 2017, ya generarán resultados visibles.

“Estamos articulando las capacidades de nuestros investigadores para que, por ahora, podamos participar con subsistemas, componentes y desarrollo, si bien, no con toda la misión porque es extremadamente costoso, sí con subsistemas e infraestructura espacial y plataformas de lanzamiento para satélites propios y pequeños”, detalló.

El IAC es organizado por la Federación Internacional de Astronáutica, el Instituto Internacional de Derecho Espacial y la Academia Internacional de Astronáutica, y cada año logran convocar a los directores ejecutivos y principales representantes de las agencias espaciales más grandes del mundo.

La inversión realizada para hacer realidad este congreso en el país es de 85 millones de pesos, parte de esta inversión se recuperará mediante las cuotas de inscripción, 50% corresponde a la Federación organizadora y también cuentan con patrocinadores, como la y compañías instaladas en la localidad.

 

Con información e imágenes de Expansión 

Esta fue la primera foto que se tomó en Marte hoy hace 40 años

El 20 de julio de 1976, la sonda Viking 1 tomó una imagen que dio inicio a una misión que tenía como objetivo primordial buscar vida microscópica extraterrestre.

Hace 40 años, en el verano de 1976, una niña rumana llamada Nadia Comaneci mostraba al mundo en Montreal la posibilidad de un aterrizaje perfecto después de cabriolas imposibles. A millones de kilómetros de distancia, el 20 de julio, una máquina de 600 kilos bautizada como Viking 1 la emuló clavándose sobre la superficie de Marte como ningún otro objeto construido por humanos lo había hecho jamás. Pocos segundos después, tomó la primera fotografía de la historia de aquel planeta. Igual que esos amigos que incluyen sus pies en la panorámica de la playa paradisiaca, como para demostrar que no han subido a Facebook una imagen bajada en cualquier sitio de Internet, la Viking 1 apuntó su cámara hacia abajo y se fotografió la pata. Estaba apoyado sobre un terreno que parecía un desierto de arena y rocas.

Después de aquella primera imagen, histórica pero poco espectacular, llegaron muchas otras, algunas panorámicas impresionantes como nunca se habían logrado en un mundo extraterrestre. El artefacto tenía un plan de trabajo previsto de cuatro meses, pero siguió produciendo información cuatro años más. Durante meses, los científicos de la NASA que habían logrado la hazaña de colocar a la Viking 1 y a su gemela la Viking 2 sobre Marte esperaron encontrar lo que en el fondo iban buscando. Aquellas sondas habían llegado en busca de vida microscópica, pero el tiempo pasó y las señales del descubrimiento del milenio nunca se materializaron. Las Viking contaban con sofisticados sistemas para buscar procesos como la fotosíntesis o restos de los gases que producen las bacterias, pero no los encontraron. Solo durante un breve período, pareció que uno de los experimentos realizados daba un resultado positivo que acabó siendo falso.

Aquella decepción, según contaba Victorino Parro, vicedirector del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) de Madrid, “cambió la manera de plantear las misiones a Marte, y ahora se trata de avanzar en el conocimiento de las condiciones que el planeta ofrece para la vida, con objetivos que se puedan cumplir, antes de lanzarse a buscar la vida en sí y arriesgarse a que suceda algo parecido a lo que pasó con las Viking”.

Cuatro décadas después, en buena medida gracias al trabajo de aquellos pioneros sobre el terreno, la imagen de Marte es mucho más completa, aunque quizá también por eso menos excitante para la imaginación. A partir de los 90, llegaron al aquel planeta robots capaces de desplazarse que han seguido ampliando información sobre su geología y han continuado regalándonos imágenes espectaculares. Pero la primera fue aquel trozo de desierto pedregoso con pie que llegó hace cuatro décadas.

Con información e imágenes de El País 

Mark Zuckerberg entrevista a los astronautas de la Estación Espacial Internacional a través de Facebook

Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, realizó este miércoles una entrevista en directo con tres de los astronautas de la Estación Espacial Internacional, Tim Kopra, Tim Peake, y Jeff Williams. Es la primera vez que se realiza este tipo de conexión con el espacio a través de esta red social.

A lo largo de unos 20 minutos, hablaron de temas tan variados como los experimentos que se realizan en el espacio, las dos horas de ejercicio que los astronautas realizan cada día para mantenerse en forma o los diferentes acentos de inglés y ruso que se escuchan en sus conversaciones.

El creador de Facebook se sorprendió al ver flotar el micrófono que los astronautas usaban para comunicarse. “Es algo que no estoy acostumbrado a ver, ni siquiera en nuestro laboratorio de realidad virtual”, dijo Zuckerberg. También aprovechó para preguntar de qué modo podría mejorar su red social y qué uso hacían de las redes sociales.

“Son una buena forma de traer a tus amigos y familia aquí arriba y de compartir las fotos que tomo desde aquí”, le respondió Kopra. Sin embargo, una de las primeras cuestiones de Zuckerberg fue para conocer qué tipo de investigación no puede realizarse en ningún otro lugar más que en el espacio.

Kopra reconoció que uno de los principales objetivos es analizar sobre sus propios cuerpos que efectos tiene la ausencia de gravedad, en particular, sobre la visión y las pérdidas de masa ósea y muscular. En este sentido, “nosotros somos el experimento”, aseguró.

Estos resultados son especialmente importantes de cara a una posible misión tripulada a Marte, en la que los astronautas deberían hacer frente a las consecuencias de la gravedad cero durante varios meses.Pero, además, eliminar la influencia de la gravedad es interesante para hacer investigación básica.

“Hacemos experimentos que van desde la combustión, flujo de fluidos, microbiología… con el objetivo de aplicar estos conocimientos en beneficio de nuestro planeta”, afirmó Kopra. Zuckerberg también se interesó por la tecnología que haría posible en el futuro un viaje al planeta rojo.

En este punto, Williams se refirió al módulo hinchable instalado hace menos de una semana, un paso más para que una tripulación pueda establecerse en la Luna o en Marte.También hubo momentos para hablar de sentimientos.

“No puede describir con palabras lo bonita que es la Tierra desde aquí arriba. El privilegio de ver cómo cambia el planeta durante seis meses: el hemisferio norte cambiando de invierno a verano, las tormentas, las auroras… absolutamente increíble”, reconoció Peake.

Con información e imágenes de El Mundo

Lanzan sonda a Marte para buscar signos de vida

El lanzamiento se produjo a las 9:31 horas, tiempo local, y se espera que el cohete Protón-M llegue a Marte en octubre próximo

Alemania.-Europa y Rusia lanzaron este lunes una sonda a Marte en una misión conjunta para explorar y buscar signos de vida en el planeta rojo.

La sonda no tripulada ExoMars, construida por la Agencia Espacial Europea en colaboración con agencia rusa Roscosmos, despegó en un cohete ruso y se espera llegue a Marte en octubre.

La sonda incluye una nave que orbitará en torno al planeta analizando gases en la atmósfera de Marte y un pequeño módulo que aterrizará en la superficie y pondrá un vehículo en el suelo en 2018.

La sonda europea Beagle 2 desapareció durante el proceso de aterrizaje en 2003, un revés que la ESA quiere evitar en esta ocasión.

Las trazas de metano ya descubiertas en la atmósfera marciana indican actividad geológica o incluso biológica reciente en Marte, afirmó Paolo Ferri, director de operaciones de misión de ESA.

El metano “no podría tener más de 400 años. Ello quiere decir que tendría que haber actividad biológica o geológica en ese período”, dijo Ferri. “Cuatrocientos años no es nada. Si hay metano ello implica que el proceso aún está en curso”.

La posibilidad de hallar vida en Marte —así sea solo organismos microscópicos— ha entusiasmado a la comunidad científica desde algún tiempo, pero hasta ahora nada se ha descubierto.

“El hecho de que no hemos hallado vida en Marte no quiere decir que no la hay”, expresó Ferri, señalando que gran parte de la superficie del planeta rojo no ha sido explorada detenidamente.

Esa tarea le corresponderá a una sonda que la ESA enviará a Marte en 2018.

Hasta entonces, la primera sonda tendrá tiempo de buscar un buen lugar para aterrizar y realizar un ensayo de aterrizaje usando una nave de prueba llamada Schiaparelli.

Si se descubre vida en Marte, ello despertaría la interrogante sobre si se deben intentar viajes tripulados al planeta vecino, informó Mark McCaughrean, asesor científico de la ESA.

“Aunque suene extraño, si encontramos vida en Marte ello suscitará la pregunta sobre si debemos ir con seres humanos, porque hay que proteger al planeta”, dijo en la sede de la misión en Darmstadt, Alemania. “Imagínese si los seres humanos trasladan bacterias hasta allá y esas bacterias se mezclan con los organismos de Marte. Eso podría ser un desastre”.

Hacer descender una sonda en Marte es sumamente difícil y varios intentos previos han fracasado, entre ellos el Beagle 2 en 2003. Esa sonda desapareció cuando intentaba posarse sobre la superficie, un fracaso que la agencia ahora está decidida a evitar. Es por ello que ha separado la misión de exploración orbital con la del aterrizaje.

“Quedaba claro que combinar ambas cosas en una sola misión complicaría las cosas”, expresó Ferri.

ExoMars, que le costó a la Agencia Espacial Europea 1.300 millones de euros (1.440 millones de dólares) es la primera misión interplanetaria conjunta entre ESA y Roscomsos.

Con información e imágenes de Periódico ABC

Investigadores OVNI descubrieron un supuesto crucifijo en Marte

Para el ser humano, la vida inteligente fuera de este planeta siempre ha sido una incógnita.

Después de que en 2015, la NASA anunció importantes descubrimientos de cómo Marte perdió su atmósfera o que alguna vez estuvo lleno de océanos como la Tierra, ahora autodenominados “investigadores OVNI” aseguran haber descubierto “un crucifijo junto a un templo” en la superficie.

Esta imagen se encontró en una de las fotografías difundidas por el explorador espacial “Curiosity” que está en la superficie terrestre desde el 6 de agosto de 2012.

El “descubrimiento” fue dado a conocer por Jason Hunter y Scott C. Waring, de sitios especializados como “UFO Sightings Daily” y ha tenido eco en medios internacionales como el portal “Times of India” y la cadena de noticias “Russia Today”.

Esta figura se suma a la lista de “objetos encontrados en Marte”,entre los que destacan la figura de un “Dios marciano” y “una mujer mostrando su escote”

Con información e imágenes de Publimetro

Hallan en Marte una antigua región de lagos similar al Tíbet

Investigadores del Instituto de Ciencia Planetaria, una organización científica sin ánimo de lucro situada en Tucson (Arizona, EE.UU.), han hallado evidencias de la existencia, hace 3.000 millones de años, de unos lagos de gran profundidad en Marte, en la zona conocida como Noctis Labyrinthus. Según los científicos, la región recuerda mucho al actual Tíbet y podría haber sido habitable.

Según el estudio, estos lagos se habrían formado con el agua subterránea que circulaba bajo una grieta tectónica masiva situada a lo largo de Noctis Labyrinthus, una de las mesetas volcánicas más grandes del Sistema Solar. Las cuencas podrían haber estado cubiertas de forma episódica durante cientos de millones de años tanto por la lava como por el agua de los lagos, que salía a la superficie a presión a partir de fuentes del subsuelo. J. Alexis Palmero Rodríguez, responsable de la investigación, señala que la presencia de agua líquida demuestra que la zona podría haber sido el epicentro de un entorno habitable.

«Los rangos de temperatura, la presencia de agua en estado líquido y la disponibilidad de nutrientes, que caracterizan los ambientes habitables en la Tierra, tienen mayores probabilidades de formarse en Marte en las zonas de agua de larga duración y procesos volcánicos», ha señalado Rodríguez. La existencia de depósitos de sal y las estructuras sedimentarias de un posible emplazamiento de «paleolagos» marcianos tienen una gran importancia a la hora de buscar áreas que hayan podido ser habitables. «Quizás sistemas hidrotermales activos durante miles de millones de años contribuyeron a la formación de estos lagos», dice el investigador.

El estudio dice que esa región marciana era similar al actual Tíbet– PSI

La detección de estos «paleolagos» en Marte es especialmente difícil porque los registros de agua en la atmósfera fría y delgada del planeta se muestran de manera diferente que en la Tierra. «En esta investigación se propone que Noctis Labyrinthus era una región similar al Tíbet, donde los lagos de alta montaña muestran un conjunto único de accidentes geográficos», informa Rodríguez.

Por ello, en colaboración con el gobierno chino, el investigador visitará la región del Tíbet el próximo verano, con el fin de investigar «in situ» su potencial como lugar similar al Planeta rojo.

Con información e imágenes de ABC

Lo más cercano a una misión en Marte… en la Tierra

Los científicos están usando la Antártida para investigar los efectos de las misiones espaciales; vivir ahí implica los retos de aislamiento, falta de luz solar y estrés.

Los edificios se encuentran en la punta más al sur del planeta, en una plataforma a 3,200 metros sobre el nivel del mar. Además de sus ocupantes, los seres humanos más cercanos están a 600 kilómetros de distancia, mucho más lejanos que la Estación Espacial Internacional.

Cuatro meses del año está en completa obscuridad, todo el día, todos los días.

Esta es la estación de investigación Concordia en la Antártida, una instalación franco-italiana, en donde 16 personas viven completamente aisladas por un año… todo en nombre de la ciencia.

Concordia es el análogo en la Tierra a las misiones espaciales de larga duración, haciéndola hogar de varios científicos de la Agencia Espacial Europea. ¿Su meta? Una misión tripulada a Marte.

“Al examinar cómo se adaptan el cuerpo humano y la mente en la Antártida, podemos planear y predecir lo que pasará en el espacio”, dice Alex Kumar, doctor del Instituto Nacional de Investigación en Salud del Reino Unido.

Kumar ha visitado Concordia dos veces hasta la fecha, para ESA y el proyecto White Mars, y habló de su experiencia en la exposición World Extreme Medicine en Londres. Los efectos del estrés, los cambios en la inmunidad y la adaptación a la obscuridad son sólo algunos de los retos que se exploran.

ESA está usando Concordia, y la Antártida completa, para revelar qué tan bien se ajustaría el cuerpo humano al viaje a Marte.

Se espera que una misión de regreso de Marte dure de dos a tres años.

Obscuridad, soledad y hostilidad

“La Antártida es el continente más ventoso, alto y seco de la Tierra”, dice Kumar, quien ha sentido los efectos de vivir ahí en su cuerpo y mente.

“Estás aislado del resto del mundo y en invierno, completamente aislado pues no entran ni salen vuelos”, agregó.

Son múltiples factores los que hacen a Concordia similar a un viaje al espacio exterior, incluyendo el largo periodo en confinamiento, los ciclos anormales de día y luz, el aire extremadamente seco, los bajos niveles de oxígeno, las provisiones limitadas, la carencia de servicios y la exposición general al peligro. Pero de acuerdo con Kumar, uno de los aspectos más difíciles es la monotonía diaria.

“No hay variación en el medio ambiente, está obscuro, es blanco y es aburrido. Es monótono y la gente subestima realmente esa parte”, dice Kumar. El ambiente carece de sonidos, olores o vistas que estimulen la mente. Hasta ahora, la solución principal ha sido el ejercicio, pero Kumar ha usado la escritura y fotografía para mantener ocupado su cerebro y libre de los efectos de privación sensorial.

“Estás tan lejos que se siente como si estuvieras en otro planeta”, dice Kumar.

Los equipos de la NASA han usado este territorio de hielo en el pasado para preparar a sus astronautas y científicos. “Es bueno experimentar ahí”, dice Mike Barratt, físico astronauta de la NASA quien pasó seis días viviendo en una cueva para entender el impacto del aislamiento.

“Los efectos psicológicos son tremendos”, dijo Barrat. Estos se manifiestan típicamente como depresión y psicosis a causa del aislamiento extremo. Cuando estás rodeado de esa baronesa, sin características reconocibles, la gente puede terminar sintiéndose distantes y solos. “Ese sentimiento de aislamiento es fuerte”, dijo.

Los astronautas que eventualmnte estén en una misión a Marte pasarán dos o más años en ambientes confinados y difíciles, así que cualquier cambio en el cerebro y su comportamiento será crucial para considerar previo al viaje.

Jet-lag sin fin

La falta de luz durante el invierno de la Antártida puede desatar el reloj biológico, que usa la luz solar para mantener su ciclo de 24 horas. Cuando no hay luz solar, el cuerpo se descontrola.

“Tus hormonas comienzan a perderse y esto provoca un caos, cambiándote de huso horario de Los Ángeles a Tombuctú y luego a Fiji cada semana” dice Kumar, quien también es investigador en la Universidad de Friburgo, en Suiza.

Este cambio puede derivar en que las personas dejen de comer y que sus cerebros no funciones adecuadamente.

Estas condiciones también pueden causar otros problemas: cuando estás en un ambiente inhóspito y frío, el cuerpo se estresa y adapta para lidiar con ello –con consecuencias dramáticas!.

“Al confinar a personas y ponerlos en ambientes estresantes ves cambios inmunes”, dice Barratt. Los astronautas son revisados y puestos en cuarentena antes de su viaje para superar esto, pero el viaje espacial de larga duración podría hacer que surjan nuevas situaciones. “Existen muchos factores inmunes que cambian”, dice Barratt.

Kumar ha visto cambios dramáticos en la salud durante el invierno en la Antártida pues sus corazones tienen dificultad para adaptarse y los niveles de estrés aumentan. Él espera encontrar porqué sucede esto y un día poder prevenirlo. “Es uno de los grandes objetivos de la investigación en la Antártida”, dice Kumar. “Si podemos encontrar medidas en contra del deterioro cognitivo y los cambios fisiológicos que puedan ser adaptados para ayudar a la gente a llegar a Marte”.

La gravedad se interpone

Pero un factor del viaje espacial que no se encuentra en la Antártida es la falta de gravedad. Dos astronautas de NASA están explorando el impacto de la gravedad cero por largos periodos de tiempo en una misión de un año en la Estación Espacial Internacional, que comenzó en marzo de 2015. Pero con el tiempo prolongado en el espacio existe mayor riesgo, como la exposición a la radiación solar, lo cual hace que la Antártida sea una opción más segura –y cercana– para hacer investigación a gran escala.

Barret solía ser líder del programa de investigación humana y el primero de sus dos viajes espaciales fue por poco más de seis meses. No hay mucho que puedas hacer para prepárate para la gravedad cero.

Sobre preparación, Kumar piensa que la Antártida podría ser suficiente. Como menciona, “Utimadamte es lo mismo que el espacio –se trata de un pequeño grupo atorado en una lata de metal”.

Con información e imágenes de CNN

NASA: Marte tuvo agua, como la Tierra, hasta que una tormenta solar destruyó su atmósfera

La NASA logró establecer que Marte tuvo mares, ríos y lagunas, como la Tierra, evaporados inexorablemente cuando las tormentas solares destruyeron la atmósfera que lo protegía. ¿Podría correr igual suerte la Tierra?

Hace algunos años, la NASA envió una sonda al planeta marciano para investigar las posibles causas de la desaparición del agua sobre su superficie. Hoy, el equipo de MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) logró develar finalmente el misterio: una constante tormenta solar destruyó la gruesa atmósfera del antiguo Marte y, consecuentemente, sus océanos.

Todo sucedió hace millones de años, cuando Marte albergaba lagos, ríos y mares, al resguardo de una gruesa atmósfera gaseosa. El Sol, que durante su juventud fue muchísimo más inestable que hoy, experimentó una serie casi constante de erupciones solares que, en forma de tormentas, golpearon los átomos de la antigua atmósfera planetaria.

Hoy, la atmósfera de Marte es incomparablemente más delgada, a tal punto que resulta imposible que la superficie planetaria sea capaz de mantener agua líquida de manera constante. Así, el agua marciana se evapora fugazmente, o se congela.

En cuanto a la Tierra, los científicos explicaron que, si bien es posible que el efecto de fuertes tormentas solares debilite la atmósfera, nuestro planeta cuenta con un poderoso campo magnético actuando como escudo.

Con información e imágenes de History Channel

Google celebra la existencia de agua en Marte

Google celebra la existencia de agua en el planeta Marte, luego que este lunes se diera a conocer un estudio que aporta pruebas sólidas de ello, al menos en verano.

Con un doodle interactivo, la empresa de Mountain View muestra su nombre, cuya letra central está representada por el planeta rojo que cuando gira, sorbe con un popote de su vaso de agua.

Los investigadores, que publicaron su trabajo en Nature Geoscience, analizaron pixel a pixel las imágenes del planeta tomadas por la sonda MRO de la NASA y descubrieron lo que podría ser agua líquida, aunque muy probablemente salada.

El nuevo trabajo se basa en los datos tomados por CRISM, un espectrómetro de imagen que permite identificar los minerales y otros compuestos que hay en la superficie marciana.

El equipo de investigación desarrolló su propia técnica para analizar las variaciones dentro de cada pixel en las imágenes del MRO y analizar a detalle la diferente composición de las manchas en las pendientes comparadas con el terreno circundante.

El trabajo se ha centrado en los cráteres Palikir, Hale y Horowitz y el Coprates Chasma, todos en el hemisferio sur del planeta y todos conocidos por estas formaciones.

De acuerdo con la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos), el agua estaría presente a temperaturas de unos 23 grados bajo cero y sería la responsable del oscurecimiento del terreno que se observa en las imágenes en las épocas de menos frío.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

La NASA resuelve “el misterio de Marte”: tiene agua salobre

La Agencia Aeroespacial Estadounidense (NASA, por su siglas en inglés) anunció este lunes que resolvió “el misterio de Marte” y puede determinar que existe agua líquida “bajo determinadas circunstancias” en la superficie del planeta rojo.

La “evidencia espectral” confirma la hipótesis sobre “actividades de agua salobre” en el suelo marciano, indicó en conferencia el científico Alfred McEven.

Durante cuatro años de observación, la NASA descubrió la presencia intermitente de líneas oscuras y estrechas que crecen durante los meses cálidos en el planeta, pero se desvanecen el resto del año.

“La sal reduce el punto de congelación del agua” por lo que los flujos de agua salobre estacionales pueden ser explicados, indicaron los expertos en una conferencia ofrecida por la NASA.

Además, se señaló que mientras que en la Tierra el agua permanece en estado líquido entre los 0° y 100° Celsius, en Marte la estabilidad del líquido es inferior y solo permanece en estado líquido entre los 0° y 10° Celsius. Sin embargo, la presencia de una sustancia conocida como perclorato, permite que se mantenga en esta condición entre los -70° y 24° Celsius.

“Estos resultados indican una condición más habitable en la superficie marciana de la que se pensaba anteriormente”, indicó la NASA.

Añadió que “es imperativo entender de dónde viene el agua” para generar mejores recursos de exploración en el planeta rojo y para comprender si es posible determinar la existencia de una red mayor de agua en Marte.

 

 

Con información e imágenes de CNN México.