mujer

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Este 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Esto ha causado que, a pesar de la pandemia, las calles del país sean escenario de las marchas feministas que se realizan.

Varios grupos de mujeres se reúnen para pedir justicia por cada una de las mujeres que dejaron de estar este año y los anteriores.

Las marchas iniciaron desde la mañana de este miércoles en distintas ciudades del país, grupos de mujeres alzaron la voz por las que ya no están y exigen justicia por todas las investigaciones incompletas, además de querer erradicar la violencia y acoso que sufren diariamente.

A través de las redes sociales, cientos de mujeres utilizan el hashtag #NosVanAVerJuntas con motivo de esta conmemoración para manifestarse contra la violencia de género.

Con información de medios nacionales.
Redacción. Brandon Morales.

Ser mujer en la favela

La violencia sexual es invisible en las zonas más pobres de Río. El Gobierno de Brasil estima en 527.000 las violaciones al año en el país.

Sofia, una ama de casa que vive en una favela de Niterói, un municipio vecino a Río de Janeiro, sufrió un duro golpe cuando descubrió hace dos años que su hija Laís (ambos nombres son ficticios), entonces de 12 años, había sido violada repetidamente por su padrastro desde los seis. Jamás lo sospechó. En cuanto se enteró, decidió separarse y denunciar el caso a la policía. Decisiones difíciles que tomó para darle a su hija la protección que ella misma nunca recibió durante su propia infancia. Porque cuando Sofia era niña también fue violada dentro de su casa. “Mi madre murió cuando yo tenía cuatro años. Fui a vivir en la calle, pero luego una mujer me acogió en su hogar. Años después, su marido me violó. Entonces volví a la calle”, cuenta.

Se prostituyó. Cayó en la droga. Volvió a sufrir violaciones —muchas veces colectivas— de los narcotraficantes de Niterói. “A veces las niñas acceden porque quieren sentirse más importantes en la favela, que las demás les tengan envidia. Es normal, yo también era así”, explica. “Pero ellos eran muy violentos. No te podías negar. De lo contrario, nos hubieran matado”.

La historia de Sofia, hoy con 33 años y cuatro hijos, es la historia de otras muchas brasileñas que, como ella, fueron violadas repetidas veces tanto dentro como fuera de casa. Un estudio del Gobierno brasileño estima que se producen 527.000 violaciones cada año en el país, pero que solo el 10% son notificadas. Y cerca del 70% de los abusos son cometidos dentro de casa.

Un caso espeluznante, la violación de una niña en una favela de Río (la policía investiga si lo fue por 30 hombres armados) ha vuelto a llevar a la primera página de los periódicos este tipo de crímenes.

Sólo el 10% de las violaciones son notificadas. Y cerca del 70% de los abusos son cometidos dentro de casa

Lo diferente del caso de Sofia y de otras mujeres que viven en las favelas es la manera de enfrentarse a estos abusos. Ellas deben luchar contra la violencia de los narcotraficantes que hacen y aplican las leyes en esas zonas; a la indiferencia de las autoridades policiales que, en su mayoría, las culpan a ellas; y a la falta de apoyo y de conocimiento de sus familias. “En la pirámide social, la mujer negra, joven y pobre es la más vulnerable. El acceso a la información y servicios es mucho más precario. Y en Brasil, el lugar que ocupa en la sociedad es importante a la hora, incluso, de ser atendida en una comisaría”, explica la asistenta social Erika Carvalho, que coordina las actividades del Centro de Atención a las Mujeres de la Favela de Maré, en Río de Janeiro.

Madre e hija

Sofía sabía qué tenía que hacer, pero tardó unas semanas hasta denunciar la violación de su hija a la policía. Tenía —y tiene— miedo de que los “chicos” (los narcotraficantes) le hagan algo. “Apenas salgo. Tengo miedo que me echen de la favela. No tengo familia. ¿Qué voy a hacer?”. La asistenta social Marisa Chaves, fundadora de la ONG Movimiento de Mujeres, que acogió el caso de la hija de Sofia, explica que los narcos suelen hacer justicia por su cuenta y castigar al violador.

“La violencia sexual es invisible. Se trata de una violencia íntima, no hay testigos. El abuso suele pasar en el ambiente familiar, pero en una favela también lo comete el narcotráfico o personas autorizadas por ellos. Pero nadie lo ve”, explica Cristina Fernandes, psicóloga y coordinadora del Centro de Atención a la Mujer Márcia Lyra, el más antiguo de Río.

Sofia, a pesar del miedo, está tranquila de haber hecho lo que debía. Lo sabe por su propia experiencia: “Estas niñas que están por ahí… Algo les ha pasado en casa. Están huyendo, prefieren enfrentarse a la calle que a su familia”, reflexiona. Su vida empezó a cambiar cuando se quedó embarazada de su primer hijo cuando tenía 18 años. “En la calle, lo único que pensaba era que quería que estuviera mi madre”, recuerda. La lucha de las mujeres en la favela sigue cada día.

Con información e imágenes de El País

 

Usar brasier o no: ¿qué es mejor? La ciencia revela la verdad

Hay rumores que dicen usar brasier no es tan bueno para la salud, pero ¿qué dice la ciencia al respecto del tema?

El brasier o sostén es una de las prendas que más ha revolucionado el mundo de la moda. Para algunas mujeres el bra ha representado libertad, emancipación y comodidad, mientras que para otras es una forma de represión.

Sea como sea, lo que no podemos negar es que muchas mujeres alrededor del mundo llevan usando esta prenda íntima desde hace más de 100 años. Durante todo este tiempo han surgido algunos estudios que, más allá de la moda, han buscado esclarecer las ventajas y desventajas de usar brasier.

Desde el punto de vista médico, el bra, no tiene beneficios para las mujeres. Jean-Denis Roullon, profesor de la Universidad de Franche-Comte, en Francia, ha dedicado más de 15 años de su vida a estudiar la anatomía de las mujeres y llegó a una conclusión: que el sostén es una “necesidad falsa”.

De acuerdo con sus investigaciones, usar sostén desde una edad temprana no ayuda a sujetar mejor el pecho, ni a reducir el dolor de la espalda o prevenir la flacidez cuando son mujeres mayores. “Médica, fisiológica y anatómicamente los senos no se ven beneficiados al ser negados de la gravedad, por el contrario, se vuelven más flácidos cuando usan bra”.

Roullon también dijo que cuando las mujeres jóvenes dejan de usar brasier, tienen menos probabilidad de sufrir un deterioro en sus pechos y y hay una mejora en la orientación de sus senos.

El profesor Roullon sabe que las mujeres usan el brasier por razones muy diversas y no sólo por conservar una buena forma de sus senos y prevenir que se hagan flácidos con el tiempo, por esa razón sigue realizando investigaciones al respecto del tema.

Por su parte, el doctor Stafford Broumand, cirujano plástico del Centro Médico Monte Sinaí en Miami coincide con Roullon y de hecho, en una entrevista para Refinery 29 dijo que “en el caso de las mujeres jóvenes, no usar brasier puede incrementar la producción de colágeno y mejorar la elasticidad de los tejidos, lo que ayuda al levantamiento en un pecho en desarrollo. Además, la tensión en el tejido conectivo y ligamentos que sostienen las mamas puede ser beneficioso para evitar la flacidez”.

Imagen foto_00000001

 

Sin embargo, esto no aplica para todas las mujeres, como para las personas mayores o las embarazadas, porque ese colágeno y esos ligamentos desaparecen sin importar nada, por lo que un sostén ofrece el apoyo necesario que el busto ha perdido con el paso del tiempo.

en contra parte, John Dixey, CEO de la marca Playtex, dijo en una entrevista para una cadena de televisión inglesa Channel 4, que “no hay evidencia de que usar bra pueda prevenir flacidez, porque los senos no son un músculo, así que mantenerlos firmes es imposible”.

En los años 60 las mujeres quemaron sus sostenes como símbolo de liberación, ¿volverá esta tendencia de dejar de usar brasier, pero esta vez por salud y para lograr un busto más firme? ¿Qué opinas con respecto?

Con información e imágenes de Nueva Mujer

La mujer de la foto que se volvió el rostro de los ataques en Bruselas

Una mujer de origen hindú se convirtió en el rostro de la tragedia de los atentados terroristas en Bruselas que dejaron decenas de muertos y cientos de heridos.

Se trata de Nidhi Chaphekar, que hacía parte de la tripulación de la aerolínea Jet Airways, según informó la compañía, y quien, junto a otra de sus colegas, fue transportada a un centro de asistencia médica para su recuperación.

En la fotografía, tomada por Ketevan Kardava, periodista de origen georgiano, Chaphekar aparece con el tronco desnudo, con su cabeza sangrando, sin un zapato y con su cuerpo lleno de polvo tras la explosión. Kardava, en su cuenta de Facebook, describió la escena como caótica.

“Nuestras colegas Nidhi y Amit se están recuperando bien. Esperamos darles la bienvenida a casa pronto”, escribió la aerolínea en un comunicado. “Nuestro personal en Bruselas está en coordinación con las autoridades locales para asegurarse de que tengan todos los servicios médicos que se requieran”, dijo Jet Airways en un comunicado.

En el momento de la explosión la periodista Ketevan Kardava, que trabaja para la cadena de noticias de Georgia, se encontraba en una de las salas de embarque del aeropuerto de Bruselas.

Kardava, estaba preguntando sobre su boleto cuando notó una maleta negra sospechosa cerca de ella.

“Y en un minuto escuché la explosión y, después, en menos de un minuto, la segunda, más fuerte que la primera”, le dijo ella a Hala Gourani de CNN.

“Yo estaba muy, pero muy cerca. Después de la primera explosión, las puertas y ventanas estaban volando. Todos estaban llorando, niños y jóvenes tirados en el suelo, había tanta gente herida, no sabía cómo ayudarlos”.

Como periodista, dijo que hizo lo que se le ocurrió por naturaleza… documentar la matanza.

“Cuando me di cuenta de que estaba viva, lo primero que hice fue tomar fotos y luego las publiqué en Twitter y en Facebook”.

Ella también publicó varias fotografías que describen el momento de la tragedia como por ejemplo una en la que aparecen varios militares armados en el aeropuerto, o la de Sebastien Bellin, exbasquetbolista de origen brasileño que estaba tirado en el suelo sangrando y otras más de cientos de pasajeros varados en la terminal aérea, sentados en sus maletas o tirados en el suelo durmiendo, a la expectativa de lo que pudiera suceder luego de la emergencia.

“Todo era polvo y humo. A mi alrededor habían docenas de personas son piernas, tiradas sangrando”, dijo la periodista a la revista Time.

La fotografía fue portada este miércoles de de varios medios de comunicación en el mundo, entre ellos, The New York Times, El País de España, The Wall Street Journal, The Washington Post, The Times de Londres, The Guardian, The Herald de Londres, entre otros.

Con información e imágenes de CNN

Policía evita suicidio de mujer

Este fin de semana un policía de la provincia de Buenos Aires evitó que una mujer se quitara la vida.

El teniente Daniel Gómez circulaba por la Avenida Presidente Perón de la ciudad Lomas de Zamora cuando observó sobre un puente peatonal a una mujer que intentaba arrojarse al vacío.

Inmediatamente el oficial, descendió de su automóvil para socorrerla y evitar un terrible final.

Cuando Gómez se acercó, se dio cuenta que la mujer de 25 años no identificada, se había atorado en los herrajes del puente con su ropa.

Para ayudarla usó sus esposas. Enganchó de un lado el brazo de la joven y del otro el suyo, para lograr sostener el peso de la mujer y evitar un triste final.

Al mismo tiempo los presentes buscaron la manera de ayudarlo. Tras el impactante momento la mujer fue trasladada al hospital Gandulf, para que recibiera atención médica, informó “El Clarín”.

Con información e imágenes de Publimetro 

 

La mujer que caminó 16,000 kilómetros durante mil días

¿Qué motiva a una mujer a caminar durante 1.000 días?

El viaje de Sarah Marquis la llevó por dos continentes, seis países y ocho pares de botas de montaña.

Le tomó tres años, 3.000 tazas de té e hizo el viaje sola, a pie.

¿Por qué?

La ruta de Marquis la llevó a recorrer 16.000 kilómetros por el mundo.

“Era un sueño que tenía”, dice. “Fue una respuesta al llamado que tenía dentro de mí. Quiero entender a la naturaleza y de lo que estoy hecha a un nivel más profundo”.

Marquis, quien ahora tiene 43 años, nació en un pequeño pueblo de las montañas Jura en Suiza.

Ella dice que creció siendo curiosa y pasó la mayor parte de su niñez corriendo en los campos suizos, trepando árboles y observando a los pájaros.

Cuando tenía ocho años se escapó con su perro y pasó la noche en una cueva.

“No te conviertes en un aventurero; lo eres”, dice.

Marquis estudió mapas minuciosamente a fin de prepararse para su viaje.

A medida que fue creciendo, sus aventuras llegaron a ser mucho mejores y más lejanas.

En el transcurso de los años, ella ha visitado Nueva Zelanda, atravesó Estados Unidos, caminó 14.000 kilómetros a través del interior de Australia y recorrió los Andes.

Sin embargo, en 2010, ella emprendió la máxima odisea.

Su viaje de 3 años la llevó desde Siberia, a través del desierto de Gobi, China, Laos y Tailandia.

Luego subió a un barco de carga con destino a Brisbane y caminó por todo el continente australiano; terminó su jornada de tres años bajo un árbol en el desierto, un árbol que ella había descubierto 10 años atrás.

Dificultades por encontrar comida

Marquis empezó a practicar la caza a los siete años de edad, cuando le dieron la tarea de eliminar a las babosas del área donde la familia sembraba vegetales.

Vivir de la tierra ha sido un tema recurrente en sus aventuras, pero una de las mayores lecciones de esta experiencia fue descubrir lo difícil que era.

Marquis calcula que ella bebió aproximadamente 3.000 tazas de té durante su recorrido.

“Quería regresar a los orígenes de los humanos; los aborígenes vivieron así hace 6.000 años”, dice Marquis. “Sin embargo, me di cuenta de las dificultades y problemas que había para encontrar suficiente comida”.

“Esto me hizo pensar en los desafíos que enfrentamos para encontrar suficiente comida para todo el planeta”.

Encontrar comida fue solo uno de los muchos obstáculos que Marquis tuvo que superar en su viaje.

Ella también tuvo que mantener su mente activa y su cuerpo a salvo; esto conllevaba sus propios desafíos.

“Tenía que tener mi objetivo máximo en mente”, dice.

“Sin embargo, al mismo tiempo, solo tenía que pensar en un paso a la vez… y tratar de mantenerme en el presente. Siempre tenía que mantenerme alerta y enfocada”.

Esto fue particularmente importante durante varias situaciones amenazantes.

“Estaba acampando en el desierto de Gobi, y una mañana a las 5 a.m. cinco lobos empezaron a rondar mi tienda”, dice.

En lugar de sentirse aterrorizada, Marquis dice que le dio un “sentido de pertenencia al planeta”.

“La naturaleza puede seguir su curso sin que seamos humanos”, dice.

‘A veces desearía tener los músculos de un hombre’

Tristemente, pero quizá no sorprendentemente, el evento que más la asustó se relaciona con los humanos.

Marquis dependía de un kit que llevaba consigo, o arrastraba en una carreta.

Ella dice que fue atacada por capos de la droga que portaban armas en la jungla de Laos a media noche, un suceso que dice, la hizo temblar.

“Estoy orgullosa de ser mujer”, dice, “pero a veces desearía tener los músculos de un hombre, y tener pelo en todos lados”.

Ella no hace uso de su feminidad en las discusiones en torno a sus logros, pero de igual forma no niega que ha enfrentado dificultades adicionales debido a su sexo.

“Tuve que disfrazarme de hombre en ciertos países que carecen de derechos para las mujeres”, dice Marquis.

“En partes de China, por ejemplo, cualquier mujer sola es considerada una prostituta”.

Marquis dice que cualquier persona podría repetir su viaje si se deciden a hacerlo.

“No hay muchas mujeres aventureras y me enorgullece ser una mujer libre que puede ser un recordatorio para todas las mujeres del mundo que aún luchan por esa libertad”.

Marquis es una oradora establecida y acaba de publicar un libro sobre sus experiencias en el transcurso de tres años.

Aun así, ella insiste en que es “una chica cualquiera” y permanece firme en su creencia de que cualquier persona puede tener una aventura si se deciden a hacerlo.

Podría no ser una caminata de 1.000 días, pero “todos tenemos una aventura oculta en nuestro interior”, dice.

“En medio del desierto de Gobi, es esa fortaleza interior la que es importante, y ahí, todos somos iguales”.

Con información e imágenes de CNN

Mujer desnuda provocó embotellamiento en autopista de Houston

Oficiales de la Oficina del Alguacil del Condado Harris respondieron este lunes 7 de marzo a un inusual incidente de tráfico reportado en la autopista 290, al noroeste de Houston.

Según se dio a conocer, una mujer se subió en la parte delantera de un camión de 18 ruedas completamente desnuda.

Agentes de policía y bomberos llegaron al lugar de los hechos para tratar de controlar la inusual situación, que causó un enorme embotellamiento de tráfico en la autopista 290 a la altura de la calle Huffmeister por más de dos horas.

Autoridades aún no dan a conocer detalles acerca de la mujer que protagonizó este incidente o cómo inició el mismo.

Bomberos y oficiales del condado Harris lograron controlar a la mujer alrededor de las 11:00 am.

Con información e imágenes de Univisión

Arzobispo pide tomar más en cuenta a la mujer en la sociedad

Señala que se debe dar el lugar que le corresponde

Monterrey.- Brindando su apoyo de forma integral y en el marco de la celebración del Día de la Mujer, el arzobispo Rogelio Cabrera señaló que se debe de tomar en cuenta de una forma más activa para las decisiones y actividades de la sociedad.

El arzobispo de Monterrey indicó que es importante que en estos tiempos ya se tenga a la mujer en todos los escaños de la sociedad así como para las decisiones que pueden formar parte del cambio.

“Es importante que se tenga a la mujer en cuenta para poder tener un cambio en la sociedad, ya hay mujeres que son maestras, doctoras y hasta dirigentes de partidos políticos o gobiernos se debe de tener la equidad hacia la mujer en todos los aspectos.

“También debemos de recordar el mensaje del Papa Francisco que nos invita a favorecer criterios que hagan que las mujeres se sientan protagonistas y no sólo cuando participen en la vida social y eclesial”, señaló Cabrera.

Indicó que con la llegada de los tiempos de Semana Santa se debe de celebrar con alegría por la cercanía a las fiestas de Pascua; por lo que se debe de vivir fervor al abrir nuestro corazón para darle el lugar que le corresponde en la sociedad y en la Iglesia.

Con información e imágenes de Periódico ABC