Policía de San Nicolás

Vigilarán con guardias armados cajeros de San Nicolás

El sábado pasado, un policía de San Nicolás fue abatido a balazos por delincuentes que trataron de sustraer un cajero automático de una tienda.

Los establecimientos comerciales que quieran tener un cajero automático en el municipio de San Nicolás deberán contar con guardias armados las 24 horas del día, alarmas de movimiento y conectar sus cámaras de seguridad al C-4, determinó ayer el Cabildo nicolaíta.

Lo anterior, debido a la facilidad con que se pueden robar estos aparatos y por la tentación que representan para los delincuentes, señaló el alcalde Víctor Fuentes, quien agregó que los propietarios de estos negocios (tiendas de conveniencia, farmacias, centros comerciales) deberán darle seguimiento a las denuncias de los robos.

El sábado pasado, un policía de San Nicolás fue abatido a balazos por delincuentes que trataron de sustraer un cajero automático de una tienda de conveniencia.

“Es algo que habíamos advertido en las reuniones de seguridad… la enorme tentación que levantan las grandes cantidades de dinero que se encuentran en los cajeros y lo fácil que es sustraerlos.

“No podemos esperar ya la respuesta por parte del Estado, así es que nos dimos a la tarea, más con lo que lamentablemente sucedió con nuestro elemento de Policía, de ponernos las pilas y ponernos a trabajar en el tema para hacer una reforma en el Reglamento de Desarrollo Urbano del Municipio”, dijo Fuentes.

Sólo le han notificado a los propietarios de 70 establecimientos que deben reforzar sus mecanismos de seguridad y aseguró que agotará el proceso porque muchos de ellos se instalaron sin autorización.

Con información de Periódico ABC.

Alcalde lamenta muerte del policía nicolaíta en cumplimiento de su deber

El alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes, informó que ahora los policías de proximidad serán acompañados por elementos de reacción, quienes portan armas largas y están autorizados a disparar.

Lo anterior durante el homenaje y guardia de honor con el que se dio el último adiós al policía Gustavo Hernández, caído en cumplimiento de su deber.

“Ahora ante una situación de emergencia podrán llegar policías de reacción y proximidad y no vamos a permitir que los delincuentes disparen primero, si la situación lo amerita, tendremos que abrir fuego”, dijo el munícipe.

Hernández perdió la vida el sábado pasado, cuando trató de impedir el robo de un cajero en una tienda de conveniencia en la colonia Hacienda El Roble y fue baleado por uno de los delincuentes con un arma larga.

Oficiales de San Nicolás además de elementos de Apodaca, Pesquería y de la Agencia Estatal de Investigaciones asistieron al funeral de Hernández.

La familia del policía recibirá 500 mil pesos como indemnización; además el Ayuntamiento continuará depositando de manera mensual el salario del oficial caído, que asciende a 15 mil pesos.

A Hernández le sobreviven dos niñas de 5 y 9 años y un joven varón de 13 años. El oriundo de San Luis Potosí ingresó a la corporación el 16 de noviembre del 2007.

 

 

Con información e imágenes de Periódico ABC