Secretaría de Hacienda

Secretaría de Hacienda analiza el ‘gasolinazo’

La Secretaría de Hacienda indicó que ya analiza el ‘gasolinazo’ así como los componentes que determinarán sus nuevos precios, por lo que analistas estiman que el alza en éste será de entre cuatro y cinco por ciento con respecto a enero.

La Secretaría de Hacienda analiza el ‘gasolinazo’ así como los componentes que determinarán los nuevos precios de las gasolinas y el diésel a partir del cuatro de febrero y hasta la madrugada del 11 de febrero, los cuales serán publicados el próximo viernes en la página de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“La Secretaría de Hacienda analiza actualmente las variables que intervienen en la fórmula con la que se determinan los precios, por lo que ahora no existen elementos para adelantar cualquier comportamiento en el mercado de los combustibles”, expuso.

También te puede interesar: Guerra inútil de Trump vs. TLCAN acabará mal.

La dependencia puntualizó que los precios máximos semanales de las gasolinas se publicarán el 3 y el 10 de febrero.

Para el anuncio que se hará este viernes, cálculos de El Financiero y de analistas de Vector y de Grupo Financiero Banorte arrojan un alza del precio de entre cuatro y cinco por ciento respecto a enero.

Con información de El Financiero.

Javier Duarte y cuatro gobernadores más, en auditoría con el SAT

El titular del SAT, Aristóteles Núñez, asegura que las investigaciones a Javier Duarte no son por órdenes de la Secretaría de Hacienda o el presidente Enrique Peña Nieto

El titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez, reveló que se están auditando a cinco gobernadores, entre ellos a Javier Duarte de Ochoa, titular del gobierno de Veracruz.

En entrevista en Radio Fórmula, señaló que se está investigando si Javier Duarte, así como a cinco funcionarios de su administración, tienen relación con el caso de las presuntas empresas fantasma en la entidad con las que se habrían cometido actos de corrupción.

En este sentido, explicó que habían 10 funcionarios involucrados, pero a cinco no se les encontraron irregularidades por lo que no se inició el proceso.

El funcionario no reveló los nombres de los otros gobernadores auditados ni ofreció más detalles, y sólo comentó que el mismo Javier Duarte tiene conocimiento de la auditoría, ya que es una obligación de la autoridad notificar cuando se inicia un proceso.

 

Con información e imágenes de El Financiero 

Pemex enfrenta una dura caída en su producción y financiamiento

Además de sus problemas financieros, Pemex enfrenta una caída en la producción, que incluso podría reducirse en 700 mil barriles diarios para 2020, según un estudio de Morgan Stanley.

Pemex ha tenido déficits en su flujo de caja en los últimos tres años, y este año la brecha casi se duplicará a un monto récord de 22 mil millones de dólares, en comparación con los 13 mil millones de 2015, según datos y cálculos compilados por Bloomberg.

México, que alguna vez fue un proveedor de Estados Unidos más grande que Arabia Saudita, ha perdido peso porque el auge del esquisto ha reducido las importaciones de Estados Unidos y la caída del petróleo asestó un golpe a las esperanzas de la empresa de atraer miles de millones en inversiones extranjeras.
Ahora, México está atrapado en un círculo vicioso en el que los menguantes ingresos de Pemex, de donde el país obtiene buena parte de su efectivo, hicieron que el gobierno recortara el presupuesto de la compañía, reduciendo aún más su capacidad para revertir la caída.Como la liquidez y la inversión son insuficientes, Pemex seguirá contrayéndose incapacitada para restaurar su producción en zonas donde no tiene el conocimiento técnico requerido, dijeron los analistas de Morgan Stanley.

“Esperamos que el sector privado vacile en términos de un compromiso a largo plazo en México”, dijeron los analistas. “Los precios más bajos del petróleo han puesto de manifiesto importantes deficiencias que deberán ser atendidas en los próximos años”.

El cálculo de Morgan Stanley sobre la producción en 2020 representaría una disminución de alrededor de 700 mil barriles por día en comparación con los niveles actuales.

La constante caída en la producción ha puesto de manifiesto fallas en el marco fiscal de la reforma regulatoria emprendida por el país en 2014 que puso fin a décadas de monopolio estatal para buscar la tan necesaria inversión extranjera, según el informe. Esas fallas podrían requerir una modificación o una ‘reforma energética 2.0’ agregaron los analistas.

El banco de inversión espera que “una reforma energética revisada esté en la agenda de la próxima administración después del 2018”, que requeriría medidas provisionales tales como inyecciones de capital adicionales por parte de la Secretaría de Hacienda.

El 15 de mayo la Secretaría de Hacienda asumió pasivos de pensiones de Pemex por 184 mil 200 millones de pesos y transfirió bonos por 47 mil millones de pesos conocidos como Bondes D a la compañía en un intento por mejorar su liquidez.

El gobierno también dio a Pemex 73 mil 500 millones de pesos para pagar deudas pendientes con proveedores de servicios petroleros y absorber parte de los pasivos de pensiones de la empresa en abril.

El déficit de flujo de caja, que significa que la empresa está gastando más de lo que gana con sus operaciones, complicará más los esfuerzos del director general José Antonio González para forjar alianzas, estabilizar la producción y actualizar las refinerías.

La deuda total de la empresa se ha disparado a casi 100 mil millones de dólares, y podría perder su grado de inversión de Moody ’s Investors Service, que colocó a la empresa en una perspectiva negativa para una posible rebaja de su rating crediticio.

Pemex también ha tenido que sortear recortes a su presupuesto por 162 mil millones de pesos en los últimos dos años tras la caída registrada en los precios del petróleo. Se espera que su producción se contraiga por décimo segundo año consecutivo.

“La fuerte caída en los precios del petróleo que comenzó a finales de 2014 ha tenido un efecto negativo en nuestra capacidad para generar flujos de caja positivos”, dijo la compañía en un informe en mayo.

La pesada carga fiscal limita la capacidad de Pemex para financiar gastos de capital y la empresa podría necesitar captar cantidades importantes de financiamiento de una amplia gama de fuentes, agregó Pemex en el informe.

Pemex espera que su producción baje a alrededor de 2.1 millones de barriles diarios este año, que la compañía busca estabilizar e incrementar lentamente en los próximos años, de acuerdo con una respuesta a preguntas enviada por correo electrónico.

“Hay pocas posibilidades de que Pemex sea capaz de frenar la caída en su producción a corto plazo”, dijo George Baker, analista y editor de Mexico Energy Intelligence, en una entrevista telefónica. “Hay oportunidades para aumentar la producción, pero no hay el dinero para hacerlo”.

Con información e imágenes de El Financiero