Suicidio

Vídeo: Policías evitan suicidio de hombre

Elementos de la Policía capitalina evitaron que un joven se quitara la vida, luego de que intentara arrojarse desde un edificio del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Los hechos ocurrieron en la azotea de un edificio ubicado en la calle Independencia.

En un vídeo difundido por la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF) se observa a un sujeto al borde de la azotea de un edificio tomado solo del barandal, mientras amenazaba con aventarse.

En la escena los 3 elementos de Protección Ciudadana, en un movimiento rápido corren para sujetar de los brazos y torso al joven, para alejarlo de la orilla y ponerlo fuera de peligro.

Después de una valoración médica, el sujeto fue trasladado al Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino.

 

https://youtu.be/E4oQJzlrpaU

 

Con información e imágenes de Sin Embargo 

 

Suicidio, el gran tabú

Es el drama más silencioso, del que nadie quiere hablar. No provoca encendidas discusiones en televisión ni obliga a los políticos a pronunciarse. Pero el suicidio se lleva la vida de 4.000 españoles cada año. Sus familias han cargado durante siglos con un estigma que las obligaba a esconderse, como si arrastrasen una vergüenza. Algunos han dicho basta y se han agrupado para romper el tabú. No les importa compartir su dolor si eso sirve al menos para abrir un debate social. Estas son sus historias.

La mejor manera que ha encontrado Francisco Sánchez para explicar lo que le pasa es decir que siente “cansancio del alma”. Los antiguos lo llamaban melancolía, la “bilis negra”. Un agujero tenebroso donde nada tiene sentido y no hay futuro, solo un presente de sufrimiento insoportable. Francisco Sánchez –Paco para todos–, un técnico en electrónica de 50 años, empezó a despeñarse el día en que paseaba por las calles de Huelva, su ciudad, y de repente se sintió como si estuviera en un lugar extraño. Luego vino la caída libre, con dos intentos de suicidio. El segundo lo planeó con antelación. Dejó una nota a sus padres diciéndoles que se quedasen tranquilos, que ya no tendrían que cuidarlo más. “Ahora estoy mejor, pero tengo el espíritu cansado. No puedo descartar otro intento”, confiesa.

Para que esté vigilado, Paco, soltero, se ha ido a vivir con sus padres. Ellos le guardan bajo llave las cajas de los medicamentos –toma una docena de pastillas al día– con los que combate el trastorno ansioso-depresivo que le han diagnosticado. Pero es difícil saber y explicar qué le pasa: “¿Por qué?, ¿por qué?… Esa es la pregunta que está siempre ahí”. Su amiga Celes, que ha sufrido el suicidio de un hijo, hasta le hace bromas:

–Pero, a ver, Paco, ¿tú te quieres morir o no?

–Si morirse es no tener ilusión por la vida… Voy con una máscara puesta.

Los familiares de los suicidas se llaman a sí mismos supervivientes. “Es porque nosotros ya no vivimos, solo sobrevivimos”, explican.

Cada dos horas y media, una persona se quita la vida en España. La estadística es tan brutal que convierte el suicidio en la primera causa de muerte no natural, con el doble de víctimas que los accidentes de tráfico. Miles de tragedias de las que no se habla, porque la muerte voluntaria es un tabú que ha resistido desde los comienzos de la civilización. Siglos atrás, los cuerpos de los suicidas se enterraban bajo montones de piedras. Ahora se los arrumba tras un muro de silencio.

Las estadísticas oficiales ni siquiera están al día. Las últimas son de 2014 y cifran el problema en 3.910 fallecidos, el mayor número registrado nunca. Los expertos calculan que los datos están infravalorados en al menos un 20% por varias razones, como el deseo de algunas familias de ocultarlo. “Las cifras del Instituto Nacional de Estadística tampoco son muy rigurosas”, asegura Javier Jiménez, un psicólogo que preside la Asociación para la Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (AIPIS). “Otros años comprobamos que había 500 muertos registrados en los institutos anatómico–forenses que no se recogían en la estadística total. Y además se sabe que parte de los accidentes de tráfico son suicidios, también los que se precipitan al vacío por causas sin determinar o los que fallecen por ingesta de medicamentos”.

Paco se ha sentido muchas veces “como un leproso”. Alguna gente no le habla y cambia de acera al verle. Como sus antiguos compañeros de trabajo, el lugar donde se le consumió el alma. “Entré en la empresa a los 15 años y dediqué a ella toda mi vida, de la mañana a la noche, no he hecho otra cosa”, relata luchando contra el temblor de su voz. “Allí se fue generando un ambiente tóxico, incluso violento por parte de los jefes. Un día descubrí que me querían echar para contratar a dos chicos más baratos y me derrumbé. Me dieron una baja por depresión, pero me mandaron una inspección y me decían que no tenía nada”. Paco vive ahora abatido por la sensación de haber malgastado su vida entera. Y todas las noches, en sueños, regresa interminablemente a su puesto de trabajo.

Hay consenso entre los expertos para atribuir la mayoría de los suicidios a trastornos psicológicos. “Muchos estaban latentes y se desencadenan por algún acontecimiento, como una ruptura de pareja o dificultades económicas”, explica Jiménez. La crisis ha coincidido con un repunte de las muertes voluntarias, que aumentaron en 450 entre 2008 y 2014, pero las causas, según los estudiosos, son más profundas.

Para luchar contra su negra sombra, Paco Sánchez se ha unido a otros supervivientes. Así han decidido llamarse, aunque ninguno de los nuevos compañeros de Paco haya puesto en riesgo su vida. Lo que les ha sucedido es que alguien muy próximo se mató por su propia mano. “Y desde entonces ya no vivimos, solo sobrevivimos”, explican. Se conocieron en terapias de duelo en grupo, donde acudieron buscando a alguien que los entendiese de verdad, que también se hubiese visto precipitado a ese abismo de dolor, incredulidad y sentimiento de culpa por no haberlo podido evitar. Alguien que, como ellos, al oír un teléfono o un ascensor, al ver los contornos de una figura familiar en la calle, tuviese por un instante la sensación de que el ser perdido había regresado. Alguien que hubiese vivido el peregrinaje en busca de ayuda psicológica y se hubiese topado con la falta de especialistas para tratar a gente en su situación. Alguien dispuesto, pese a todo, a salir del pozo, a no esconderse, a romper el tabú, a gritarle a la sociedad que han sufrido mucho pero no tienen nada de lo que avergonzarse.

Ha sido como una salida del armario. La primera asociación de supervivientes, Després del Suïcidi, la fundó en 2013 Cecilia Borrás, una psicóloga de Barcelona, tras perder a su hijo Miquel, de 19 años. En Madrid ya existía desde 2009 AIPIS, creada por Javier Jiménez para actividades de prevención supliendo la carencia de programas oficiales. Cecilia y Javier han sido como dos ángeles de la guarda para cientos de personas. Han pasado –y pasan– horas hablando por teléfono con desconocidos que los llaman desesperados, sin saber otro sitio al que recurrir. Su apostolado empieza a dar fruto. Bajo su inspiración, los supervivientes de Huelva han creado la plataforma A tu Lado. Y ya hay otros grupos en marcha para romper el silencio en Canarias, País Vasco o Galicia. Defienden que una parte de los suicidios se podría evitar. Que para ello es esencial que no se oculte el problema y que se apliquen los planes de prevención elaborados por las autoridades sanitarias, pero que apenas se cumplen.

Los testimonios de los supervivientes hablan de muerte y también de vida. Del coraje para sobreponerse a lo indecible y asumir que la mejor manera de mantener el recuerdo del que se fue es seguir adelante. No todos reaccionaron igual. Unos deshicieron de inmediato la habitación del ausente y otros la han conservado con la minuciosidad de un altar. A algunos les gusta repasar viejas grabaciones de los que ya no volverán y otros no se atreven ni a oír sus voces. Pero les une la determinación de intentar que nadie más caiga en ese infierno que para ellos se ha vuelto cotidiano. Estos son sus testimonios en primera persona.

“Lo peor es la tortura del ‘y si…’: ‘Y si le hubiese dicho esto, y si hubiese actuado de esta forma…’. Toda la vida de los meses anteriores te pasa por la mente, escudriñas detalle a detalle, conversaciones, miradas, cualquier señal… Y no entiendes nada, te quieres morir.

Los primeros meses no éramos personas. A veces comíamos solo porque venía alguien a traernos la comida. Ella no nos dejó ver absolutamente nada, lo ocultó todo. Intentábamos sonsacarla, pero al final solo hablabas tú. Un día, Carlos le preguntó: ‘Hija, ¿no habrás pensado en suicidarte?’. Y contestó: ‘Papá, qué cosas tienes’. Ariadna era una chica muy madura para su edad. Leía, pintaba, tocaba la guitarra, le gustaban el cine y el teatro… Tenía amigos, era muy querida en el instituto, aunque a veces no encontrase gente con sus inquietudes culturales. Y era muy sensible, se enfadaba si nos oía hablar mal de alguien. Había tenido una adolescencia muy tranquila. Le gustaba estudiar, quería hacer Derecho o Relaciones Internacionales. Se apuntó a un curso intensivo de italiano porque estaba enamorada de la Toscana y pensaba en vivir allí. Hasta que, de un día para otro, en noviembre de 2013, le cambiaron los temarios de unos exámenes y se bloqueó. Nunca la presionamos con los estudios, incluso le decíamos que estudiaba demasiado. Pero nos dijo que tenía un bajón.

La llevamos a un psicólogo y le recomendó que dejase de momento el instituto. Con todo, el psicólogo nos tranquilizaba diciéndonos que era una niña supermadura. Ella parecía esforzarse para que nos sintiésemos mejor, se ponía ropa más alegre, música relajante… Sin embargo, no lograba dormir. La llevamos al médico de cabecera, que le recetó Orfidal y Prozac. En los últimos días parecía que estaba mejor. Pero ya lo tenía todo planeado, incluso el día en que libraba el portero del edificio.

La mañana de ese sábado, Olga le dijo: ‘Levántate, que eres lo que más quiero en este mundo y necesito que estés como antes’. Íbamos a ver a unos amigos que ella apreciaba mucho, pero nos dijo que prefería estar en casa. Aunque en los tres meses anteriores Carlos la había acompañado casi todo el día, no era la primera vez que se quedaba sola. Nos dejó una carta en la que decía que nos quería muchísimo, que no soportaba vernos sufrir y que la perdonáramos. Y escribió un párrafo de Borís Pasternak [el escritor ruso tuvo un intento de suicidio] para explicar cómo se sentía.

Tratamos de no recordarla por esos últimos momentos. Fuimos a terapia y nos ayudó mucho. Y sobre todo encontramos a AIPIS. Estamos en la asociación y damos charlas a padres. Ya hemos ayudado a identificar tres posibles casos. Para nosotros lo más importante ahora es que nadie más pase por esto”.

Con información e imágenes de El País

Revelan la nota que dejó la exnovia de Jim Carrey en su suicidio

Facebook lanza herramienta para evitar suicidios

La red social indicó que las personas que se encuentran en situaciones difíciles recibirán una notificación.

Facebook lanzó una herramienta que busca ayudar a las personas que tienen problemas con pensamientos suicidas o que se autolesionan.

“A partir de ahora, si alguien publica algo en Facebook que te hace sentir preocupado por su bienestar podrás reportar la publicación. Contamos con equipos alrededor del mundo que trabajan las 24 horas, los 7 días de la semana para revisar los reportes recibidos y priorizar los más graves, como los de autolesión”, explicó la red social en un comunicado.

Facebook indicó que las personas que se encuentran en situaciones difíciles recibirán una notificación y podrán elegir ponerse en contacto con un amigo, contactarse con una línea de ayuda, o recibir algunos consejos para enfrentar la crisis.

La empresa de Mark Zuckerberg indicó que la herramienta fue desarrollada en colaboración con organizaciones de salud mental y con la participación de personas que tienen experiencia personal con autolesión y conductas suicidas.

Con información e imágenes de Forbes México

Subastan las últimas fotografías de Marilyn Monroe antes de morir

Algunas imágenes de la última sesión de Marilyn Monroe llamada “The Last Sitting” estarán disponibles hasta el 10 de junio en una galería de Viena

A fines de junio de 1962 Marilyn Monroe posó frente al lente de Bert Stern, en la que fue su última sesión fotográfica, conocida como “The Last Sitting”. Esto lo hizo tan sólo seis semanas antes de morir.

Estas imágenes se exponen el 10 de junio en la galería de Viena WestLicht, ese mismo día serán subastadas. Son 56 fotos que tienen un valor estimado de hasta 136 mil dólares.

Anna Zimm, una de las responsables de la exhibición aseguró que “las históricas fotografías se han convertido en un clásico. Stern se hizo famoso gracias a ellas porque son algunas de las instantáneas más célebres que existen de Marilyn Monroe”.

El cinco de agosto de 1962 murió Marilyn Monroe, a los 36 años de edad, por una sobredosis de barbitúricos(sedantes del sistema nervioso central) en su residencia de Brentwood en California, Estados Unidos. Su muerte fue calificada como “probable suicidio” por el forense.

Con información e imágenes de 24 Horas

Mujer se quita la vida y transmite el video en vivo

En Francia, una mujer se quitó la vida frente a una cámara, la cual transmitió su deceso en vivo a través de una aplicación

Las autoridades francesas investigan el caso de una adolescente que al parecer transmitió en vivo un video donde se quita la vida, a través de una aplicación.

La fiscalía informó el miércoles que la joven se arrojó al paso de un tren de pasajeros en la estación suburbana de Egly, al sur de París, tras asegurar que su exnovio la había violado. El comunicado de la fiscalía agregó que la mujer nació en 1997, lo que significa que tenía entre 18 y 19 años.

La mujer, cuyo nombre no se dio a conocer, envió un mensaje de texto a un amigo de su exnovio horas antes de arrojarse al tren el martes, dijo el fiscal Eric Lallement.

“En el mensaje de texto, menciona la violencia y la violación a manos de su exnovio y asegura que pondrá fin a sus días debido al daño que le hizo este joven”, dijo Lallement.

El martes, la mujer pasó más de dos horas en Periscope, a lo largo de cinco sesiones en vivo. La última de ellas duró 29 minutos y parece haber sido grabada momentos antes de quitarse la vida, indicó.

Los mensajes de video y el teléfono celular de la adolescente fueron incautados por la policía. En los próximos días se realizará la autopsia, así como exámenes toxicológicos.

En sus propios mensajes, la joven habló mucho sobre su vida y la complicada relación con su exnovio, detalló Lallement.

El video fue retirado de la aplicación, pero usuarios de YouTube compartieron lo que dijeron eran algunos pasajes, sin incluir la escena del suicidio.

Periscope, propiedad de Twitter, no formuló comentarios públicamente.

El caso en Francia es el más reciente ligado a esta aplicación. Apenas el mes pasado, una mujer de 17 años fue violada en Ohio por un hombre con quien había estado bebiendo, mientras que su amiga de 18 años transmitió el ataque en vivo a través de la aplicación, lo que provocó que el fiscal presentara una imputación por violación y secuestro.

Con información e imágenes de El Horizonte

Policía evita suicidio de mujer

Este fin de semana un policía de la provincia de Buenos Aires evitó que una mujer se quitara la vida.

El teniente Daniel Gómez circulaba por la Avenida Presidente Perón de la ciudad Lomas de Zamora cuando observó sobre un puente peatonal a una mujer que intentaba arrojarse al vacío.

Inmediatamente el oficial, descendió de su automóvil para socorrerla y evitar un terrible final.

Cuando Gómez se acercó, se dio cuenta que la mujer de 25 años no identificada, se había atorado en los herrajes del puente con su ropa.

Para ayudarla usó sus esposas. Enganchó de un lado el brazo de la joven y del otro el suyo, para lograr sostener el peso de la mujer y evitar un triste final.

Al mismo tiempo los presentes buscaron la manera de ayudarlo. Tras el impactante momento la mujer fue trasladada al hospital Gandulf, para que recibiera atención médica, informó “El Clarín”.

Con información e imágenes de Publimetro 

 

Confirman suicidio como causa de accidente de los Alpes franceses

El informe final de la agencia francesa de aviación civil, publicado hoy, confirmó que el copiloto, Andreas Lubitz, sufría problemas psiquiátricos, y estrelló deliberadamente el avión de la aerolíneaalemana Germanwings en los Alpes franceses.

El reporte final sobre el vuelo GWI18G entre Barcelona, España, y Dusseldorf, Alemania, fue publicado este domingo por la agencia francesa encargada de investigar las causas de los accidentes aéreos, (BEA por sus siglas en francés).

En el informe, los expertos confirmaron que el Airbus se estrelló en los Alpes franceses, sureste, con un saldo de 150 víctimas mortales, por la acción deliberada del copiloto del aparato, el alemán Andreas Lubitz, que sufría problemas psicológicos.

La investigación indicó que un médico privado había recomendado dos semanas antes de la catástrofe, ocurrida el 24 de marzo de 2015, que el copiloto, de 28 años de edad, ingresara en un hospital psiquiátrico.

La investigación detalló que Lubitz investigó los métodos de suicidio y los mecanismos de cierre automático de la puerta de la cabina una semana antes del accidente.

Además, Lubitz se negó dos veces a la revalidación del certificado médico en abril de 2009 por el centro de medicina aeronáutica de Lufthansa, debido a la depresión y la medicación que estaba tomando para ello.

Los autores del reporte recomendaron a las aerolíneas “efectuar un análisis regular de las incapacidades de vuelo, en particular por problemas psicológicos o psiquiátricos” a sus pilotos.

La BEA instó también a autorizar la ruptura del secreto médico en el caso de que un piloto sufra de problemas psicológicos.

Con información e imágenes de Publimetro

Mata a su familia; luego se suicida

Registra EU en menos de una semana el segundo caso de homicidio múltiple familiar

EU.- Víctima de un ataque de histeria, un hombre asesinó a cuatro miembros de su familia y luego se suicidó, esto en una zona rural de Washington.

Este es el segundo caso de homicidio familiar múltiple que se registra en menos de una semana en los Estados Unidos; el martes un hombre cometió un acto similar, en la ciudad de Phoenix, Arizona.

Ryan Spurling, ayudante del alguacil del condado de Mason, informó que en el caso ocurrido el viernes el agresor primero mató a cuatro miembros de su familia, reportó el hecho al 911 y frente a las autoridades se suicidó.

Spurling detalló que entre las víctimas se encuentran la esposa del agresor, dos menores de edad y otra persona aún no identificada.

Se estableció que los agentes de Policía encontraron al hombre apuntándose a la cabeza con una pistola e intentaron convencerle de que no se disparara, pero tras tres horas de intentos de persuasión, el hombre terminó apretando el gatillo.

Con información e imágenes de Periódico ABC