Túneles

Los misterios enterrados bajo Puebla empiezan a resolverse

En la búsqueda de una ciudad perdida en el subsuelo de la capital de Puebla, especialistas han descubierto los primeros 300 metros de 10 kilómetros de túneles que, se cree, fueron construidos hace más de 500 años.

La leyenda urbana sobre la existencia de pasadizos subterráneos que sirvieron como trincheras hace 153 años a las tropas mexicanas durante la batalla del 5 mayo en 1862 “se está haciendo realidad con el descubrimiento de los primeros indicios”, asegura el director de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural de la ciudad de Puebla, Sergio Vergara Berdejo.

“Creemos que hay una ciudad perdida y vamos rumbo al descubrimiento. Desde siempre, los abuelos han contado que hay túneles que conectan la ciudad en diversos puntos, creemos que lo estamos redescubriendo. La primera ciudad se inundó en el siglo XVI, entonces, hay sospechas en que hay una ciudad abajo”, dijo el también perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En este apunte hitpotético de capas de la ciudad de Puebla se aprecia el número de estratos que habría bajo la actual urbe: una capa de restos del siglo XIX, otra capa de restos arqueológicos y otra geológica con restos paleontológicos. FOTO: Cortesía Ayuntamiento de Puebla

Este reciente hallazgo tiene antecedentes que han hecho pensar a arqueólogos que sí existe una ciudad oculta, al menos en los primeros cuadros de la capital.

En febrero de 2014, durante trabajos de cambio de tubería, también fue descubierto un túnel de 40 metros de longitud, con una altura de 1.80 metros por 1.50 metros de ancho, a tres metros de profundidad de la superficie de la banqueta, en San Sebastián, uno de los barrios antiguos del centro de la ciudad.

Y en diciembre de 2011, el INAH reportó el hallazgo de dos osamentas humanas de la cultura olmeca, entre otras piezas, que datan del periodo Preclásico Temprano al Medio (1,500-1,200 a.C.), en un inmueble conocido como Casa de Mendrugo, adquirido y utilizado en el siglo XVIII como casa administrativa para recibir impuestos y donaciones monetarias de la orden jesuita, en el centro de la ciudad.

Los secretos de Puebla

A diferencia del año pasado, cuando el gobierno local decidió tapar el pequeño pasadizo encontrado en uno de los barrios de la ciudad, actualmente implementa un programa llamado ‘Los secretos de Puebla’ que consiste en rescatar túneles, puentes y demás vestigios ocultos con el fin de darlos a conocer al mundo.

Vergara Berdejo explicó que para estas labores, el gobierno estatal y municipal, destinaron 5 millones de pesos y el presupuesto que demanda la dirección que encabeza para el 2016, asciende a 30 millones, pues apenas han limpiado 300 metros de los 10 kilómetros que tiene detectados en planos.

El punto en donde trabajadores han sacado toneladas de tierra y lodo desde hace nueve meses es en el barrio de Xanenetla, sobre el bulevar 5 de Mayo, entre 4 y 2 Norte.

En este lugar está la entrada del túnel que comunica con Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, un cerro conocido como la zona histórica donde “las armas nacionales se cubrieron de gloria” al vencer a los franceses en 1862.

Aunque los trabajos de rescate iniciaron hace meses, apenas la primera semana de septiembre el gobierno municipal descubrió uno de los secretos.

De acuerdo con la información que tiene el funcionario, hay una conexión subterránea desde Fuerte de Guadalupe hasta el barrio de Los Remedios, de ahí hacia la iglesia de La Compañía y de aquí al puente subterráneo Bubas, construido en el siglo XVII.

Todos los puntos se concentran en las faldas del montículo que fue escenario de la batalla de Puebla.

Vergara Verdejo cree que mínimo son 15 túneles que conectan principalmente al cerro de Loreto y Guadalupe con iglesias y con la Catedral; sin embargo, reconoció que apenas es una teoría que se tendría que comprobar. En diciembre próximo presentará un proyecto integral de rescate.

El túnel de 300 metros de longitud que se halló hace unos días tiene siete metros de profundidad y un mismo tanto de altura con 3.50 metros de ancho. Y aunque la leyenda urbana cuenta que estos pasadizos eran ocupados para el traslado de municiones durante el sitio de Puebla, Vergara asegura que aún no se tiene el dato exacto.

“Se trata de estructuras hidráulicas”

Sobre este subterráneo que cuenta con bóvedas en forma de media luna, construidas con piedras, barro y en algunos tramos con tabiques, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Puebla, Eduardo Merlo, dijo que no se trata de un túnel, o al menos no fue construido para ese fin, sino de estructuras hidráulicas construidas por los jesuitas en el siglo XVI.

“Los jesuitas tenían bastantes recursos para hacer este tipo de acueducto subterráneo que metieron por debajo del río, porque la ciudad tenía un río que lo cruzaba, ahora es un bulevar (5 de Mayo). Ellos tuvieron la inteligencia de hacer un túnel que atravesara por debajo del río y por un sistema de sifón, hacer pasar el agua de un lado a otro y esto es lo que se ha descubierto”, explicó.

En tanto, el historiador José Orestes Magaña narra en su libro Los Túneles de Puebla que son cinco los que existen en la ciudad, y que conectan barrios antiguos con el cerro de Loreto y Guadalupe.

 

Hacia los 500 años de la fundación

Vergara Berdejo informó que a partir de diciembre próximo, cuando el gobierno municipal presente un proyecto integral de rescate de los secretos que oculta la ciudad, se trabajará de manera coordinada con antropólogos e historiadores.

El plan es descubrir qué elementos integraron la Puebla antigua, ya que aún hay dudas de qué culturas la habitaron antes de la llegada de los españoles, y así poder ofrecer al mundo un antes y un después, cuando esta ciudad -fundada en abril de 1531 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987- cumpla en 2031, 500 años.

Según sus apuntes hipotéticos, hay tres capas ocultas bajo la ciudad actual, y llevaría 15 años descubrir una parte.

 

 

Con información e imágenes de Obrasweb.

Rescatan a un hombre en túneles del Metro de la Ciudad de México

Un hombre fue rescatado dentro de uno de los túneles del Metro, cuando éste se encontraba aun en servicio.

“Estaba en shock, estaba en crisis, se rescató ileso y ya se entregó a las autoridades”, detalló Mario Alberto Raso, bombero.

El hombre fue encontrado entre la estación Indios Verdes y 18 de Marzo, de la Línea 3 del Metro, minutos antes de la media noche.

Al ser ubicado, se activaron las alarmas y se aplicó un dispositivo de emergencia.

Hace unos instantes bomberos y personal de los servicios de rescate, acaban de ingresar a la estación Indios Verdes, aquí se presume el hombre anda deambulando entre las vías, éstas aun con carga eléctrica.

Minutos después un joven de 18 años aproximadamente fue ubicado y sacado por los bomberos en el punto conocido como la interestación.

“Tuvimos que entrar por él, para sujetarlo hasta las vías y tenerlo bajo resguardo para su seguridad y entregárselo a las autoridades. Solamente utilizamos el equipo de protección personal, para ingresar a las vías con el correspondiente corte de energía”.

Ya fuera del Metro fue atendido por los paramédicos.

“Él nada mas presenta dolor en lo que es la parte del hombre del lado izquierdo. Dice que estaba en el puente que le hablaron y en eso intento correr, cuando se da cuenta de que ya no hay paso, se brinca, apenas se alcanza a detener y los policías es cuando le empiezan a hablar y cuando el cae a las vías. No tiene lesiones”, refiere Laura Elena Espinoza, paramédico de la ERUM.

Luego de ser encontrado, el joven fue atendido y valorado médicamente en esta patrulla de la policía bancaria. En esta misma fue presentado ante el juez cívico.

Instantes después de ser rescatado, llegó a la estación Indios Verdes el último tren de la jornada y el servicio se dio por terminado.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.

Autoridades aseguran túneles en Baja California

Tres túneles en la línea fronteriza para el tráfico de drogas, mercancías y personas han sido localizados en el presente mes de abril entre Baja California con los Estados Unidos.

El más reciente fue ubicado el martes en Tijuana, muy cerca de la garita de San Ysidro.

Iniciaba del lado mexicano dentro de una vivienda de la Colonia Castillo en la calle Mariano Escobedo.

El túnel mide aproximadamente 200 metros de largo.

Sus paredes están apuntaladas con madera, tiene aire, luz eléctrica y un carro sobre rieles.

La vivienda se encuentra bajo resguardo de personal militar y de la PGR, en tanto el juez ordena el cateo del inmueble.

Del lado de los Estados Unidos el túnel tiene salida en una zona despoblada y estaba inundado.

Gerardo Gutiérrez, agente de la patrulla fronteriza: “Agentes de la Patrulla Fronteriza, patrullando el área de Imperial Beach al oeste de la garita de Estados Unidos, encontraron un sumido el cual posteriormente encontraron que era un túnel”.

El lunes otro túnel fue localizado entre Mexicali con el Valle Imperial en California.

Fue descubierto cuando agentes de la patrulla fronteriza observaron por el sistema de video vigilancia a 4 hombres que intentaban pasar 31 kilos de metanfetaminas por el canal Todo Americano.

Uno de ellos fue detenido con 25  paquetes de droga y un traje de buzo.

Las autoridades ubicaron la salida del túnel dentro del canal.

Personal de Aduanas y Protección Fronteriza alertaron a las autoridades mexicanas y localizaron la entrada en una casa del Fraccionamiento Hípico.

Según autoridades de los Estados Unidos el túnel mide unos 69 metros de largo; tiene iluminación y ventilación.

Del lado mexicano elementos militares y Policía Federal custodian el lugar.

El pasado 7 de abril elementos del Ejército Mexicano localizaron un túnel sin terminar, en un domicilio de la colonia Aeropuerto en Tijuana. El pasadizo tenía una longitud de 140 metros, sin salida.

De 2006 a la fecha, se aseguraron más de 80 túneles en la franja fronteriza que abarca Baja California y Sonora en México y California y Arizona, en Estados Unidos.