Violación

Dos marroquíes condenados a muerte por violar y matar a una niña de 7 años

Los hechos tuvieron lugar a finales del año pasado, cuando la pequeña desapareció de la casa de su abuelo

Dos marroquíes han sido condenados a muerte por un tribunal en El Yadida (200 kilómetros al sur de Rabat) por haber secuestrado, violado y matado a una niña de 7 años, informa hoy la web local eljadidanews.com.

Los hechos tuvieron lugar a finales del año pasado, cuando la niña, que respondía al nombre de Zineb, desapareció de la casa de su abuelo en la aldea de Douar Lachab, en la que vivía con su madre, separada de su marido. Su cadáver apareció días después dentro de un pozo, con signos de haber sido violada antes de su muerte.

El diario Al Massae asegura por su parte que uno de los condenados a muerte es medio hermano de la niña muerta.

Aunque no se ejecuta a ningún reo desde 1993, la pena de muerte sigue vigente en la legislación marroquí, y en los últimos años se reserva para casos de terrorismo o crímenes contra niños, por ser los de mayor reprobación social.

Actualmente hay en torno a 120 condenados a la pena capital en el llamado “corredor de la muerte” a la espera de su ejecución.

Sentencian a 263 años a policía por violar a 13 mujeres de raza negra

Daniel Holtzclaw, el expolicía de la ciudad de Oklahoma que fue condenado por violación y otros cargos luego de asediar mujeres de raza negra durante seis meses, fue sentenciado el jueves a 263 años de prisión, como lo recomendó el jurado, según su abogado.

La sentencia llega justo un mes después de que un sollozante Holtzclaw fuera condenado por 18 de 36 delitos, entre ellos cuatro delitos de violación en primer grado y cuatro delitos de sexo oral forzado.

Los fiscales dijeron que Holtzclaw seleccionaba a las víctimas en uno de los barrios más pobres de la ciudad de Oklahoma en base a sus historiales criminales y asumía que sus antecedentes de drogadicción o prostitución debilitarían cualquier afirmación que ellas pudieran hacer en su contra.

Luego, él las sometía a agresiones que aumentaban desde el manoseo hasta sexo oral forzado y violación, según el testimonio de 13 víctimas. Holtzclaw, cuyo padre es teniente de otra fuerza policial, renunció a su derecho a testificar.

Dos de esas mujeres compartieron sus historias con CNN el miércoles, narrando los espantosos recuerdos de ser forzadas a realizar actos sexuales por un violador en serie que usaba una placa y quien supuestamente debía proteger y servir.

El jurado pide 263 años

Debido a que las víctimas son de raza negra, se ha hablado regularmente de la raza en el caso. Su juicio empezó en noviembre y fue criticado por activistas después de que se eligiera un jurado en el que todos eran blancos. Los manifestantes se reunieron afuera en repetidas ocasiones.

Holtzclaw, cuyo padre es blanco y su madre japonesa, es identificado como “asiático o isleño del Pacífico” en los registros de la corte.

El abogado Benjamin Crump, quien representó a las familias de Trayvon Martin y Michael Brown, ha criticado a los medios de comunicación, preguntando: “¿En dónde está el clamor nacional por su justicia?”

Crump elogió la sentencia el jueves diciendo que era “una victoria histórica”.

“Todas las mujeres fueron víctimas, desde la adolescente de 17 años hasta la abuela de 57. Esta es una sentencia por 400 años de racismo, opresión y agresión sexual de las mujeres de raza; una sentencia de victoria no solamente para el caso ‘OKC 13’ sino para tantas mujeres desconocidas”, dijo Crump en una declaración.

El miércoles, los abogados de Holtzclaw pidieron un nuevo juicio, alegando que los fiscales no revelaron pruebas descubiertas recientemente –incluyendo pruebas de ADN y las versiones de los acusadores que falsamente afirmaron ser víctimas– para la defensa, según KFOR, afiliada de CNN. Los documentos judiciales publicados en la página web de la emisora dicen que un detective hizo referencia a la prueba en una publicación de Facebook.

El juez denegó la moción para un nuevo juicio.

Los abogados de Holtzclaw no son los únicos que declaran su inocencia, a pesar del veredicto. Su hermana también tiene un blog dedicado a narrar la “historia no contada” de su hermano.

Historias de las víctimas

Una de las víctimas de Holtzclaw, Jannie Ligons, abuela de 12 nietos, fue una de las que hablaron en la sentencia el jueves.

En una entrevista con CNN esta semana, ella recordó que conducía por la calle Lincoln cuando Holtzclaw hizo que se detuviera a un lado y le dijo que estaba dando volantazos, “lo cual era falso”, dijo. Él le dijo que saliera del auto.

“Él puso una linterna en mi pecho. Me dijo que me bajara los pantalones hasta las rodillas. Lo hice, pero muy rápido y los volví a subir de nuevo. Él sacó su linterna y alumbró mis partes íntimas. Le dije: ‘Señor, se supone que no debe hacer esto’. Él dijo: ‘Vuelve a mi vehículo’. Hice lo que él dijo. Me empecé a sentir sumamente asustada”, dijo Ligons.

Ella recuerda que él le dijo: “Maldita sea, tienes un gran trasero”.

“Pensé que iba a matarme porque había visto su rostro y podía delatarlo, él era un oficial de policía y tenía que saber que se suponía que él no podía hacer esto”, dijo ella.

Fue entonces cuando Holtzclaw le ordenó que le realizara sexo oral, dijo ella. Con su mente acelerada y con las lágrimas brotándole de sus ojos de entonces 57 años de edad, ella se sentía asqueada y aterrorizada.

“Traté de realizar sexo oral”, dijo. “Y al tratar de hablar, le continuaba diciendo: ‘Señor, por favor, no me obligue a hacer esto’. Le dije: ‘¿Me va a disparar?’ Me dijo: ‘Te prometo que no lo haré’. Yo no le creí. Yo seguía viendo su pistola mientras él me forzaba a hacer esto justo ahí en la calle. Yo estaba sentada en el lado del pasajero del auto y él estaba de pie allí. Fue tan horripilante. Era irreal… yo lloraba y lloraba”, dijo Ligons.

Finalmente, la dejó ir, y “decidí en ese momento que si él no me mataba, lo iba a delatar”, dijo ella.

Ella tomó a su hija y se fue a la estación de policía. Los investigadores la entrevistaron y la enviaron al hospital. Ella pronto se enteró de que ella era la última de una serie de agresiones sexuales y violaciones cometidas por Holtzclaw.

“La detective con quien hablé en el hospital entró y me creyó. Mientras ella estaba escribiendo el informe, dijo: ‘Creo que sé bien quién era'”, dijo Ligons. Al principio me sentí aliviada, pero luego me pregunté por qué estaba todavía en la calle si sabían quién era”.

Ligons le dijo a los periodistas después de que el veredicto fue anunciado el mes pasado que ella tenía que entrar en terapia y luego “sufrió un derrame después de esto”.

Violada en una cama de hospital

Otra víctima, Shandegreon “Sade” Hill, de 24 años de edad, le dijo a CNN que estaba intoxicada la noche en que Holtzclaw la arrestó.

Él le prometió retirar sus cargos anteriores, pero mientras que ella estaba esposada a la cama del hospital intentando desintoxicarse, él la violó, dijo.

“Él comenzó a tocarme. Me tocó el pecho. A partir de ahí, yo simplemente no sabía qué pensar. Estoy bajo su custodia, porque cualquier cosa que él me dice en mi mente simplemente lo hice. Hasta donde sé, yo podía terminar muerta en el hospital diciendo que tenía una sobredosis”, dijo Hill.

“Él me violó y me forzó a hacerle sexo oral. Metió sus manos en mis partes íntimas. Él hizo todo en contra de mi voluntad”, le dijo a CNN con voz temblorosa y enojada.

Holtzclaw continuó persiguiéndola, incluso la seguía a su casa y la acosaba en las redes sociales, dijo ella.

Estas son solo dos de las historias de las 13 víctimas, una de las cuales tenía 17 años en ese tiempo y testificó que fue violada en el porche frontal de su madre.

Una abuela también lo acusó

El informe de Ligons sería el que finalmente provocaría la detención de Holtzclaw. Después de que ella fue a la policía y a los medios de comunicación, los investigadores encontraron otra docena de víctimas. Ella ahora tiene una demanda civil pendiente contra el exoficial y la ciudad, presentada en nombre de varias víctimas. Hill ha presentado una demanda civil contra Holtzclaw y la ciudad de Oklahoma.

Crump se ha referido a Ligons como “una verdadera heroína… no solo para las mujeres de raza negra sino para todas las mujeres”.

“Para empezar, las estadísticas de las víctimas de violación que reportan los crímenes que son cometidos en contra de ellas son bajas. Esta abuela tuvo la fuerza para presentarse ante la policía, no solamente contra su agresor sino que en contra de un oficial de policía. Eso es algo aterrador”, dijo.

Holtzclaw fue defensa en el equipo de fútbol de la Universidad de Michigan Oriental y se graduó con un título en justicia penal.

Los fiscales dicen que su despiadado plan comenzó durante una parada de tráfico de junio de 2014. Fue despedido de la fuerza policial en enero de 2015, después de una investigación interna.

“Los delitos que usted ha cometido en contra de las mujeres de nuestra comunidad constituyen el mayor abuso de autoridad policial que he visto en mis 37 años como miembro de este organismo”, escribió el jefe de policía de la ciudad de Oklahoma City, Bill Citty, en la carta de despido, según KFOR, afiliada de CNN.

Con información e imágenes de CNN

Absuelven a millonario acusado de violación por “caerse y penetrar a su víctima por accidente”

El juzgado de Southwark Crown Court (en Inglaterra) ha declarado inocente a Ehsan Abdulaziz -un millonario saudí de 46 años de edad con mujer e hijos que trabaja como promotor inmobiliario- del cargo de violación. Según la sentencia, ha sido absuelto arguyendo que se cayó accidentalmente sobre su víctima, de 18 años, y la penetró sin pretenderlo porque su pene «asomaba» fuera de la ropa interior. Así lo han afirmado varios medios como el «Daily Mail» o el «Daily Telegraph» en su versión digital.

Según la versión de la acusada, que no ha desvelado su nombre a los medios, todo comenzó el pasado 7 de agosto del pasado año durante una fiesta a la que acudió junto a una de sus amigas -de 24 años– en la discoteca Cirque Le Soir (al oeste de Londres). Durante aquella noche, ambas se encontraron con Abdulaziz, con quien aceptaron irse a su apartamento para terminar la velada. Tras viajar hasta allí en el Aston Martindel millonario, el saudí mantuvo relaciones sexuales con la más mayor de las chicas mientras la otra dormía en el sofá de la vivienda.

Sin embargo, y según la declaración de la adolescente, al despertarse a la mañana siguiente se percató de que Abdulaziz estaba «encima» de ella y se disponía a violarla. En palabras de su abogado, Jonathan Davies, la joven le preguntó qué estaba haciendo, y él respondió que su amiga estaba durmiendo y que aquello «estaba bien». La afectada se levantó entonces rápidamente y fue a buscar a su acompañante. Al no poder levantar a esta, decidió llamar a la policía, que se personó a los pocos minutos en la vivienda para arrestar al acusado.

 La versión de Abdulaziz es totalmente diferente. Según explicó ante el tribunal, esa mañana acudió al sofá en el que estaba durmiendo la chica para ofrecerle una camiseta limpia y preguntarle si pedía un taxi para que regresase a su casa. Ella, no obstante, se lanzó encima suyo y le puso la mano en su entrepierna. El millonario afirmó que su cliente se resistió, pero terminó cayéndose sobre ella. «Soy frágil, me caí. Pero no pasó nada entre nosotros», señaló. A su vez, determinó que el ADN que se encontró en la vagina de la joven estaba ahí porque aterrizó accidentalmente sobre ella con el pene «asomando» fuera de la ropa interior

En el mismo sentido, dijo que el semen que se había encontrado en sus manos se debía al encuentro sexual de la noche anterior con la chica de 24 años, el cual fue totalmente consentido. Tras escuchar todas las pruebas presentadas por el millonario, y tras pasar 20 minutos deliberando en privado, el juez Martin Griffiths decidió declararle inocente de los cargos. Durante el proceso, el empresario señaló además que era la primera vez en su vida que llevaba a una mujer a su casa después de una noche bebiendo porque ha «respetado desde siempre a las damas» y, además, determinó que , hasta ese momento, nunca había tenido una aventura durante sus 20 años en Londres.

Con información e imágenes de ABC

Millonario acusado de violación alega que tropezó y penetró a víctima “por accidente”

Un millonario residente de Gran Bretaña alega que podría haber penetrado “accidentalmente” a la joven que lo acusa de violación.

Ehsan Abdulaziz, un millonario dedicado al desarrollo de propiedades, fue acusado de abusar sexualmente de una joven de 18 años de edad mientras dormía.

Sin embargo, el inculpado señaló que el presunto crimen, que habría ocurrido en Londres el pasado 7 de agosto, habría sido un accidente.

De acuerdo a Abdulazis, él ofreció un “aventón” a la agredida y a una amiga a su piso ubicado en una lujosa zona de Inglaterra, después de una noche en un centro nocturno.

Después de llegar, el constructor llevó a la joven que conocía desde hacía 6 meses a su habitación, para tener relaciones sexuales.

La mañana siguiente, la joven afectada despertó con Abdulaziz encima de ella.

La joven preguntó al hombre “que era lo que estaba haciendo”, a lo que el millonario respondió que todo “estaba bien”, ya que la amiga estaba dormida. Ante esto, la afectada decidió salir huyendo del lugar cuanto antes.

Tras el incidente, la joven presentó una denuncia, por lo cual el millonario primero testificó que la joven de 18 años habría colocado su mano en medio de sus piernas voluntariamente.

Después de que fueron encontrados rastros del semen del presunto agresor sexual en el cuerpo de la joven, Abdulazis cambió su historia.

La nueva versión del acaudalado hombre señala que acababa de tener relaciones sexuales con la amiga de la afectada, por lo cual al salir de la recamara, Abdulazis habría tropezado encima de la joven y su pene pudo haber entrado “por accidente” en la vagina de la joven.

Ehsan Abdulaziz sigue sosteniendo su inocencia en el juicio que se lleva en su contra. De acuerdo la policía, el millonario declaró que la parte acusadora “debe probar” que existió una violación.

Con información e imágenes de SDP Noticias

Tres casos de violación de menores de edad horrorizan a Nueva Delhi

 Una serie de casos de violación que involucran a niñas de muy corta edad conmocionó a Nueva Delhi y generó llamados para que las autoridades hagan más por detener estos crímenes.

Dos adolescentes, de 16 y 17 años, fueron arrestados este domingo por el presunto secuestro y violación de una niña de dos años y medio, quien desapareció de la puerta de su casa en el oeste de Delhi.

“La niña fue secuestrada por primera vez en frente de su casa, y luego la llevaron a un parque cercano donde fue violada”, dijo el comisionado adjunto de policía Pushpendar Kumar a CNN este lunes.

Familiares y vecinos estaban buscando a la pequeña desaparecida cuando la encontraron sangrando en el parque, dijo.

Casos separados

Por otra parte, una niña de cinco años fue violada en el este de Delhi el viernes por la noche, dijo la policía.

Tres personas fueron detenidas en relación con la violación, dijo el comisionado conjunto, Sanjay Beniwal, a CNN. Agregó que la violación fue cometida por uno de los hombres ante la presencia de los otros dos arrestados.

Los tres acusados y la familia de la menor eran coinquilinos, añadió Beniwal.

Las dos niñas se están recuperando en el hospital, y están en una condición estable, según las autoridades.

Estos últimos incidentes tuvieron lugar en una semana en la que otra niña de cuatro años fue violada, de nuevo en la capital. En ese caso, la policía arrestó a un hombre por la presunta violación, dijo el comisionado adjunto de la policía Vijay Singh a CNN.

Las organizaciones estudiantiles realizaron una protesta frente a la sede de la policía de Delhi el domingo, condenando a la policía por su “ineficiencia”.

En 2014, la India registró 13,766 casos de violaciones a menores de edad, según datos oficiales. De ellos, se registraron más de 1,000 casos en Nueva Delhi, según el registro de datos de crímenes nacionales.

 

 

Con información e imágenes CNN México. 

Indigna caso de indias condenadas por la justicia a ser violadas

Más de 200,000 personas de todo el mundo han firmado en los últimos días una petición de Amnistía Internacional (AI) para denunciar el caso de dos jóvenes indias “intocables”, el eslabón más bajo de la escala social en la India, condenadas por un consejo tribal a ser violadas y paseadas desnudas.

Hace tres semanas, Meenakshi Kumari, de 23 años, decidió revelarse contra el rígido sistema de castas indio y denunciar su caso ante el Tribunal Supremo, logrando captar la atención de la organización internacional y de decenas de miles de personas, explicó la activista que lidera la campaña, Gopika Bashi.

El 30 de julio pasado, un consejo tribal o “khap panchayat” del estado norteño de Uttar Pradesh había condenado a Meenakshi y a su hermana menor a ser violadas como castigo porque su hermano se había fugado con una chica de casta superior a la suya, explicó el abogado de las jóvenes, Vivek Singh.

Las arraigadas costumbres indias prohíben las relaciones entre miembros de castas o religiones distintas, dejando a muchos jóvenes con la huida como única opción para poder mantener un idilio que la sociedad considera inmoral y es castigado a menudo por los consejos tribales.

Los Kumari son dalits o intocables, el eslabón más bajo del espectro social indio y tan inferior a los demás que se queda fuera del sistema de castas, relegado a desempeñar las tareas menos decorosas.

Pero en un gesto muy poco habitual entre los intocables, Meenakshi llevó su caso al Supremo indio, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Nacional de Castas Desfavorecidas, dijo la activista de AI.

Estos pasos sirvieron para captar la atención de la organización internacional, que se enteró de su existencia cuando el Supremo se pronunció sobre el caso por primera vez el pasado 18 de agosto.

AI lanzó una llamada de acción urgente para dar visibilidad al caso, que generó “un inmenso interés global”, manifestó Bashi.

En apenas dos semanas, decenas de miles de personas de todo el mundo han elevado sus voces para denunciar una injusticia que en muchas áreas rurales de la India no sorprendería demasiado.

“Gente de todo el mundo quiere que la familia permanezca segura y apoya (…) que se realice una investigación rápida, completa e imparcial sobre las órdenes dadas por el ‘khap panchayat’ de violar a las hermanas”, comentó la jefa de la campaña de AI.

De acuerdo con la denuncia presentada ante el Supremo por Meenakshi Kumari, la condena del “khap panchayat” tenía como objetivo restablecer el honor que la comunidad jat, a la que pertenece la novia fugada, perdió con el escándalo.

El consejo ordenó además que los miembros de la familia Kumari abandonaran el pueblo para siempre, lo que les obligó a irse a Delhi, donde residen desde entonces, según detalló su abogado.

“El amorío entre Ravi y Krishna provocó la ira de la Policía de Uttar Radesh y de la comunidad jat, como consecuencia de lo cual los miembros de la familia de la demandante fueron secuestrados y torturados por policías”, según la demanda ante el Supremo, a la que ha tenido acceso.

El letrado dijo que incluso los parientes de Krishna han involucrado a Ravi en un “caso falso” de posesión de drogas y que el joven no ha podido dejar la cárcel a pesar de tener la libertad condicional, ya que su familia “podría ser asesinada” si vuelve a Uttar Pradesh para presentar los documentos requeridos.

A los Kumari les preocupa también el destino que le espera a Krishna, embarazada con una hija de Ravi.

“Ha sido entregada a su familia por la Policía, en contra de su voluntad, y la han torturado y confinado en paradero desconocido”, según la petición judicial, que advierte: “muy probablemente se enfrenta a un asesinato por honor”.

Las relaciones por amor acarrean a menudo en la India el repudio de los familiares de la pareja, una oposición cuyo extremo se manifiesta en los llamados “crímenes de honor”, con los que se pretende recuperar la honra perdida.

Aunque no existen datos oficiales sobre el número de “crímenes de honor” que se cometen en la India, la Asociación de Mujeres Democráticas los sitúa en unos mil anuales.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.