Yihadistas

Francia arresta a mujeres que planeaban atentado en París

El presidente de Francia, Francois Hollande, confirmó este viernes 9 de septiembre que las tres jóvenes mujeres detenidas en un pequeño poblado del sur de la región parisina planeaban cometer un atentado yihadista en París.

“Se abortó un atentado”, aseveró el jefe de Estado francés en declaraciones realizadas a su llegada a una reunión en Atenas, Grecia, retransmitidas aquí por televisoras locales.

Hollande afirmó que la detención de las mujeres y de varias personas más en los últimos días supone “la aniquilación de un comando” que se disponía a realizar ataques en Francia.

De acuerdo con televisoras locales, las tres jóvenes yihadistas detenidas la noche del jueves en la región parisina planeaban realizar atentados en estaciones de tren de París y su región, y contra agentes de policía.

De acuerdo a informaciones de la principal televisora de noticias francesa, BFMTV, las tres mujeres, de 39, 23 y 19 años de edad, preparaban perpetrar un atentado en la estación de la Gare de Lyon, una de las principales de la capital francesa.

Una de ellas, la más joven, de 19 años, habría confesado que actuaría en nombre delEstado Islámico (EI).

Durante el arresto, hirió en la espalda con un cuchillo a un policía, que está fuera de peligro. La policía respondió con disparos e hirió a su vez a una de las tres mujeres que se encuentra hospitalizada.

La noche del pasado jueves 8 de septiembre, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reportó que las tres mujeres “preparaban nuevas acciones violentas e inminentes” en Francia, aunque no las detalló.

Según Cazeneuve las tres mujeres son yihadistas “radicalizadas y fanáticas” y están “vinculadas al auto de bombas de gas descubierto en París en el quinto distrito” la noche del sábado al domingo pasados.

En el auto, abandonado, sin placas y con las luces de emergencia prendidas, se descubrieron seis bombas de gas y combustible y una especie de mecha apagada.

Una de las detenidas es la hija del propietario del vehículo con los recipientes de gas que fue colocado a escasos 200 metros de la catedral de Notre Dame y de la sede de la Prefectura de París.

“Hoy se ha evitado en nuestro país un nuevo drama. Francia esta confrontada a una amenaza terrorista inédita y de mil formas”, comentó el ministro francés, quien indicó que desde principios de año fueron detenidas 260 personas en el país “ligadas a redes terroristas”.

El Procurador de París, Francois Molins, ofrecerá esta tarde una conferencia de prensa para dar más detalles de la investigación.

Esta mañana medios locales reportaron la detención de un islamista radical, pareja de una de las tres mujeres detenidas, la de 39 años, cuyo nombre no fue precisado.

 

 

Con información e imágenes de Aristegui Noticias 

Cuatro de cada 10 periodistas mueren a manos de yihadistas

Los estadunidenses James Foley y Steven Joel Sotloff y el japonés Kenji Goto son tres de los periodistas que murieron este año a manos de yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria.

Los reporteros, arrodillados y vestidos con uniformes naranja, fueron decapitados y sus ejecuciones difundidas en varios vídeos por el grupo extremista en venganza por los ataques aéreos de Estados Unidos contra sus posiciones en Irak.

La muerte de estos comunicadores se suma a la de los reporteros y caricaturistas de la revista satírica Charlie Hebdo abatidos el pasado 7 de enero en París, en un ataque reivindicado por la rama yemení de Al Qaeda.

La revista se hizo mundialmente conocida a raíz de la publicación de varias caricaturas de Mahoma en 2012, lo que irritó el ánimo de sectores radicales islamistas.

Un total de 69 periodistas fueron asesinados en todo el mundo en 2015 por ejercer su profesión, de ellos 28 murieron a manos de yihadistas del Estado Islámico o la red Al Qaeda.

Siria y Francia fueron los países donde más periodistas murieron este año, con 13 y 9 víctimas mortales, respectivamente, de acuerdo con un informe del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

Más de dos terceras partes de los periodistas muertos fueron objeto de asesinatos selectivos y el 40 por ciento perdió la vida por acciones atribuidas a grupos radicales islamistas como Estado Islámico o Al Qaeda.

El balance supera el número de asesinatos registrados en 2014, cuando se registraron un total de 61, y refleja el riesgo al que siguen enfrentándose profesionales de la información y periodistas ciudadanos.

En la lista del CPJ siguieron Brasil con nueve periodistas muertos; Yemen, Sudán del Sur, Irak y Bangladesh con cinco cada uno; México con cuatro; Somalia con tres; y Estados Unidos y Turquía con dos.

Completaron la lista, cada uno con un periodista asesinado en relación a su trabajo: Kenia, Ucrania, Pakistán, Colombia, Libia, Polonia, Ghana, India y Guatemala.

La investigación concluye que 17 periodistas alrededor del mundo murieron en fuego cruzado, y señala que la de periodista audiovisual es la disciplina más peligrosa, con 25 asesinatos en 2015.

La cobertura de conflictos armados, la investigación de prácticas corruptas por parte de la clase política y la denuncia de violaciones de los derechos humanos fueron los principales motivos por los que se produjeron los asesinatos, según el comité.

Con información e imágenes de Publimetro

Hallan fosa común en Irak con más de 100 yazidíes presuntamente asesinados por Estado Islámico

Las autoridades iraquíes han descubierto una fosa común con los cuerpos de al menos 110 yazidíes, en Sinjar, al norte de Irak.

Se trataba, además, de una trampa explosiva, anunciaron las autoridades del país.

Las fuerzas kurdas lograron liberar el distrito de Sinjar a principios de noviembre, pues había sido capturado por el autodenomindo grupo Estado Islámico (EI) en agosto de 2014.

Cientos de cautivos yazidíes murieron a manos del grupo extremista.

Hay informes que reportan la esclavitud y violación de mujeres yazidíes en Irak.
Hay informes que reportan la esclavitud y violación de mujeres yazidíes en Irak.

Hay informes que reportan la masacre de yazidíes, minoría religiosa en Irak, así como la esclavitud y violación de mujeres y niños de dicha etnia religiosa.

La fosa común está situadada a unos 10 kilómetros al oeste de Sinjar, en la provincia de Nínive, según declaró el oficial Mahma Khalil a la agencia de noticias AFP.

Estaba rodeada de bombas y todavía no ha sido excavada, pero las estimaciones en cuanto al número de cuerpos que contiene provienen de testigos que presenciaron las ejecuciones de las víctimas.

Aseguran que es la sexta fosa común encontrada en la zona.

“Genocidio y actos de guerra”

La ONU acusó al autodenominado grupo Estado Islámico de cometer genocidio contra la minoría yazidí.

Hace menos de dos semanas, descubrieron otra fosa que se cree que contenía los cuerpos de unas 80 mujeres.

“Tenían entre 40 y 80 años, por lo que probablemente fueron consideradasdemasiado mayores para ser esclavizadas y violadas“, reza un informe oficial.

Los yazidíes practican una forma de religión que combina elementos del zoroastrismo y de la antigua Mesopotamia, y son considerados herejes por los yihadistas de EI.

Las Naciones Unidas dicen que “el trato de EI hacia el pueblo yazidí pone de manifiesto que EI pudo hacer cometido genocidio y actos de guerra en Irak”.

Fuentes kurdas aseguran que temen encontrar “muchas más fosas comunes”, informó la cadena de televisión iraquí Alsumaria News, con base en Beirut.

Con información e imágenes de BBC

Saldo del terror yihadista: Más de 550 muertos en los últimos 40 días

Al menos 550 personas han perdido la vida en los últimos 40 días en ataques atribuidos a los yihadistas, desde los atentados suicidas perpetrados por el Estado Islámico en Turquía hasta los hechos de este viernes en la República de Mali, cometidos por grupos afines a Al Qaeda.

Aquí el recuento:

10 de octubre.- 102 muertos en un doble atentado suicida en Ankara, la capital turca, contra una marcha por La Paz, que se atribuye al EI.

AnkaraFoto_2

16 de octubre.- 22 muertos en un atentado cometido simultáneamente por cuatro mujeres suicidas en Maiduguri, Nigeria. Un día antes otras 26 personas murieron a raíz de una doble explosión.

0013566785

31 de octubre.- Un avión Airbus A-321 de la compañía aérea rusa MetroJet con 224 personas a bordo estalla en la península del Sinaí a unos minutos de haber despegado. El Estado Islámico se atribuye la autoría del bombazo.

Airbus-A-321-estrello-peninsula-Sinai_LPRIMA20151109_0142_32

1 de noviembre.- 13 muertos en un doble atentado del grupo yihadista Al Shabab contra un hotel en Mogadiscio, Somalia.

078e9501389c28f67f6790a28454f5751707f233

12 de noviembre.- Un doble atentado suicida, que se atribuye al Estado Islámico, causa al menos 43 muertos en el sur de Beirut, Líbano.

1239333

13 de noviembre.- El Estado Islámico reivindica una cadena de atentados simultáneos en París, los más sangrientos en la historia de Francia.  Al día de hoy la cifra de muertos asciende a 130.

22405651_xl

20 de noviembre.- Grupos afines a Al Qaeda reivindican un ataque contra un hotel en Bamako, capital de Mali, en África Occidental. Los terroristas tomaron como rehenes a 170 personas. Un total de 27 personas perdieron la vida.

b07680666ba48cd4e449fcc1612e9c14

Con información de Noticieros Televisa

El Estado Islámico ata a rehenes a columnas y los hacen estallar

El grupo extremista Estado Islámico (EI) mató a tres personas que tenía retenidas en la ciudad antigua de Palmira, en Siria, atándolas a columnas de la época romana y volando después las estructuras con explosivos, dijeron activistas este martes.

Éste es el último de los impactantes asesinatos perpetrados por el grupo, que ha convertido las decapitaciones e incluso inmolaciones en su sello de identidad.

A principios de esta semana, la milicia radical publicó en redes sociales imágenes que supuestamente muestran a sus miembros atropellando con un tanque a un soldado del gobierno, en una presunta venganza por haber dicho que estaban arrollando a los insurgentes. Se sabe que los radicales tienen tanques, en su mayoría capturados en combates con tropas sirias o en las zonas que controla del vecino Irak.

El  Estado Islámico ha destruido muchos templos y piezas de la época romana en Palmira, incluyendo el espectacular Templo de Bel y el icónico Arco del Triunfo. El grupo arrebató el control de Palmira a las fuerzas del gobierno de Damasco en mayo y considera que este tipo de antigüedades promueven la idolatría. Expertos dicen que promueven y documentan estos ataques también por su impacto y para extender el temor y el miedo.

Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

Antes del inicio de la contienda, en marzo de 2011, sus ruinas eran una de las principales atracciones turísticas de país y de la región

El autoproclamado Estado Islámico saquea y luego vende antigüedades en el mercado negro para obtener beneficios.

Un activista en la ciudad siria, que responde al nombre de Nasser al-Thaer, dijo este martes que los asesinatos tuvieron lugar el día anterior por la tarde en las ruinas de Palmira, a pocos kilómetros (millas) de la ciudad. La identidad de los fallecidos, que eran civiles, se desconoce por el momento, dijeron Al-Thaer y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña y que trabaja con reportes de una red de informadores sobre el terreno.

La ONG, que aseguró desconocer la identidad de los fallecidos o el número de columnas destruidas, indicó que era la primera vez que el EI empleaba un método de estas características para asesinar a sus prisioneros.

También este martes, Turquía confirmó que sus fuerzas esta semana atacaron al principal grupo kurdo en el norte de Siria, pese a que los kurdos son un aliado importante de Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico.

La milicia kurda, conocida como YPG, dijo que las fuerzas turcas dispararon contra sus efectivos en el poblado de Tal Abyad dos veces el domingo, usando mayormente ametralladoras. No hubo bajas en el enfrentamiento y las fuerzas kurdas no respondieron el fuego.

En una entrevista con la televisora turca ATV la tarde del lunes, el primer ministro turco Ahmet Davutoglu confirmó que las fuerzas armadas atacaron a los kurdos.

Sin embargo, sus declaraciones fueron distintas a lo que informaron los kurdos. Davutoglu dijo que el enfrentamiento ocurrió al oeste del río Éufrates, mientras que el  YPG dijo que fue en Tal Abyad, al este de ese río.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

Los bombardeos de Rusia en Siria: ¿por qué ahora y qué sigue?

Días después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló ante Naciones Unidas, su país ejecutó sus primeros ataques aéreos en Siria, a cuyo régimen apoya.

A lo largo de la semana anterior, una oleada de imágenes satelitales mostró la presencia creciente de las fuerzas armadas rusas en la costa siria, una zona que aún está bajo el control del presidente Bachar al Asad pero bajo amenaza creciente.

Los rusos también han aumentado el suministro de equipo militar avanzado y de entrenadores para el régimen sirio.

El aeropuerto principal, situado a unos 25 kilómetros al sur de Latakia —localidad costera de Siria—, ahora parece una base militar según las imágenes, en las que se ven avanzados aviones caza Sukhoi Fencer y tanques T-90, helicópteros de transporte y ataque, pipas de combustible y refugios reforzados. Según la publicación Intelligence Review del sitio IHS Jane, las fotos satelitales muestran a casi 30 aeronaves de combate. También se ha visto desarrollo en otros dos sitios cercanos a Latakia.

En los reportes locales se habla de la llegada de rusos a los hoteles de Latakia; solo dicen que volarán los aviones de carga, posiblemente los gigantescos Ilyushin 76 y los Antonov 124 que traen gran parte del equipo.

Pero ¿por qué Rusia querría involucrarse en el embrollo sirio, conflicto que ha desconcertado a todo aquél que ha tratado de influir en él? ¿Es para defender a un aliado, al Asad, y para obligar a Occidente a negociar con él? ¿Para proteger su propio acceso al Mediterráneo? ¿Para respetar el acuerdo con Irán para favorecer a los grupos rebeldes sunitas? ¿Porque quiere unirse a la coalición internacional que combate a ISIS (Estado Islámico)? ¿O, como dijo coloquialmente una analista: para “aplicársela a Estados Unidos”?

Estados Unidos afirma que está atento. Ash Carter, secretario de Defensa estadounidense, dijo el jueves 24 de septiembre a Barbara Starr de CNN que “es cuestión de ver qué hacen los rusos”.

Sin embargo, insinuó que estaban allí para ayudar al régimen de al Asad. “Si es cuestión de verter gasolina en la guerra civil de Siria, ciertamente no es productivo desde nuestro punto de vista”, agregó.

La historia

En una región en la que Rusia tiene pocos amigos (ya no digamos aliados), la relación con Siria es importante.

Con el apoyo del gobierno ruso, la dinastía al Asad ha encabezado el frente que rechaza el proceso de paz en Medio Oriente patrocinado por Estados Unidos desde que un antiguo cliente de los soviéticos (Egipto) se retiró hace unas décadas.

La Unión Soviética era el principal respaldo diplomático y militar del padre de Bachar al Asad, hace 40 años. Aportó cientos de asesores militares en la guerra de 1967 contra Israel y ha contribuido con miles de millones de dólares en equipo sofisticado desde entonces.

A cambio, se le garantizó el alquiler de un depósito de equipo naval en el puerto de Tartús, al sur de Latakia. Esto es importante porque Rusia no tenía otras instalaciones portuarias confiables para su Armada en el Mediterráneo; todo tenía que llegar a través del Bósforo, el estrecho que une al mar Negro con el mar de Mármara.

Fyodor Lukyanov, editor de Russia in Global Affairs, declaró la semana pasada para la revista Foreign Policy: “Rusia no tiene muchas oportunidades en la región y Siria es un caso singular”.

Sin embargo, Rusia no va a ayudar a al Asad ahora que lo necesita solo por los viejos tiempos; hay un cálculo frío en juego y tal vez la sensación de que éste es el momento de actuar.

Ayham Kamel, del organismo de consultoría de riesgos políticos Eurasia Group, dice que “Putin ha demostrado ser un estratega excelente en la crisis en Siria, y es probable que actualmente perciba la oportunidad de aumentar el prestigio y la influencia de Rusia con relativamente poca oposición de la comunidad internacional”.

Al rescate de al Asad

El régimen sirio ha estado a la defensiva militar durante gran parte de este año. Cedió el control de grandes zonas a los rebeldes y perdió su último bastión en la provincia septentrional de Idlib (que colinda con Latakia) ante una coalición dominada por el Frente al Nusra, la filial de al Qaeda en Siria.

Al Nusra también ha tomado el control de la autopista principal que va de Latakia a Idlib y gran parte de la planicie de Sahl al Ghab, al sureste de la ciudad.

Muchos relatos dan cuenta del agotamiento de las fuerzas armadas sirias tras casi cuatro años de combates. En julio, al Asad reconoció que el Ejército sirio sufre de escasez de hombres y anunció una amnistía a los desertores.

El régimen cada vez se aleja más de su estrategia de tener presencia militar “en cada rincón” de Siria y se concentra en sus intereses esenciales, especialmente en Damasco y en el corredor que lleva a la costa.

Aunque no se presiente un colapso inminente, es probable que los rusos hayan pensado que es prudente avanzar antes de que las cosas empeoren. La provincia de Latakia es una mezcla inestable de alauíes y sunitas, y los rebeldes están bien establecidos en las zonas montañosas del interior.

Mientras los aviones rusos cruzaban el Mediterráneo Oriental, el Frente al Nusra publicaba fotografías de un supuesto campamento de entrenamiento en la provincia de Latakia.

Al Nusra ha tratado desde hace mucho de obligar al régimen a dedicar más recursos a defender a Latakia para intentar reducir la presión que soportan sus combatientes en otras zonas.

Al Asad ha reaccionado a la amenaza creciente con la creación de una milicia mayormente alauí en Latakia, llamada El escudo de la costa.

Si la prioridad de Rusia es defender el reducto alauí en la costa, es más probable que ataque a al Nusra que a ISIS. Sus primeros vuelos de reconocimiento con drones (naves robot no tripuladas) se hicieron sobre la zona circundante a Latakia, que no es una zona en la que ISIS tenga fuerza.

Ayham Kamel, del Eurasia Group, dice que la audacia de Rusia en Siria “claramente indicará a las potencias regionales e internacionales que Rusia está decidida a impedir el derrocamiento de al Asad”.

La guerra contra el terror

Rusia no quiere que Siria se vuelva un Estado islamista radical ni un refugio a largo plazo para los grupos terroristas, lo que tendría consecuencias en sus propias regiones musulmanas en el Cáucaso.

También “le preocupa el posible regreso a Rusia de 2,000 rusoparlantes o más que actualmente combaten a las fuerzas de al Asad”, dijo Nikolai Kozhanov, del Carnegie Moscow Center.

Así que Putin puede decir que el apoyo a las fuerzas del gobierno es una contribución más a la derrota de los grupos yihadistas en Siria.

Sin embargo, la definición rusa de blancos yihadistas podría extenderse más allá de ISIS. Además, es muy improbable que los ataques aéreos rusos se coordinen con los de Estados Unidos, Australia, Francia, Turquía y otros, quienes se enfocan en gran medida en los bastiones de ISIS en el noreste de Siria.

En esencia, Rusia está creando una alternativa a la coalición anti-ISIS con Irán y el gobierno sirio. Su relación con Irán (otro personaje importante que apoya a al Asad) le da influencia adicional.

Rusia tuvo un papel constructivo en las largas negociaciones con Irán respecto a su programa nuclear, pero la venta de unos misiles S-300 al gobierno iraní fue un recordatorio de que tiene sus propias prioridades en la región.

En julio hubo montones de reuniones de ministros rusos e iraníes para acordar una “postura común” respecto a Siria, en la que se prevé un cese al fuego y alguna forma de gobierno de transición.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, que sigue de cerca el conflicto en Siria, el Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán tiene presencia en la ciudad-cuartel de Jourin, puerta de entrada a Latakia.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, dice que no ve una coalición entre su país y Rusia en “la guerra contra el terrorismo en Siria”, pero ciertamente hay un grado más elevado de coordinación.

Iraq anunció el domingo 27 de septiembre que también formaba parte de este grupo; su Comando de Operaciones Militares Conjuntas reveló que existe un nuevo acuerdo de intercambio de información de inteligencia con Rusia, Irán y Siria en la lucha contra ISIS, además de su apoyo a la coalición que encabeza Estados Unidos.

Un golpe diplomático

Rusia quiere que la tomen en serio en Medio Oriente en una época en la que Estados Unidos ha sido el actor regional líder. Siria es la oportunidad.

Estados Unidos no ha logrado avances diplomáticos y tras un año de ataques aéreos contra ISIS (aunque no contra el régimen de al Asad) solo ha logrado enfurecer a los grupos rebeldes, moderados y otros.

Rusia tal vez vea la oportunidad de explotar las diferencias que surgen entre los gobiernos occidentales que están agotados por los cuatro años de fracasos en Siria y preocupados por el flujo aún mayor de refugiados.

Con su intervención militar, a pesar de todos los riesgos que conlleva, Rusia fortalece su postura en cualquier negociación.

“Está aumentando el volumen y la calidad de suministros militares al régimen sirio para asegurar que viva lo suficiente como para que el Kremlin logre un avance diplomático”, dijo Nikolai Kozhanov, del Carnegie Moscow Center.

La analista Julia Ioffe señaló en un artículo para la revista Foreign Policy que el gobierno ruso está aprovechando la oportunidad.

“La reticencia de la administración de Obama para hacer más en Siria da a Putin más relevancia y una voz mucho más notoria para determinar cómo será una solución para lo que queda de Siria”, escribió.

Para algunas personas de Occidente, la amenaza de ISIS, combinada con la crisis de los refugiados, hacen que la remoción de al Asad sea cada vez menos prioritaria. La ausencia de una alternativa moderada a al Asad (que en parte se debe al fracaso constante de Estados Unidos en su intento de apoyar a una brigada —o incluso a un batallón— rebelde factible) también ha propiciado que otros gobiernos regionales, como el de Egipto, acepten que al Asad podría tener que ser parte de la solución.

Es probable que el gobierno ruso esté calculando que el respaldar a al Asad acelerará este proceso, con lo que tiene el control.

Ulrich Schmid, estudioso de la Rusia moderna de la Universidad de St. Gallen, dice que Putin “presentará a Rusia como la punta de lanza de una coalición internacional en la guerra contra el Estado Islámico. Explotará la crisis de los refugiados en Europa Occidental para presentar a Rusia como la única gran potencia del mundo capaz de combatir el terror del Estado Islámico”.

“Para Occidente, será difícil rechazar esta oferta”, dijo Schimd.

El efecto en casa

Algunos analistas creen que las maniobras de Putin en Siria, así como su primera presentación en la Asamblea General de la ONU en 10 años, podrían tener como objetivo el público nacional.

Hay ciertos riesgos: la expedición militar rusa a tierras musulmanas podría provocar un frenesí de reclutamiento en los grupos yihadistas.

Aimen Dean, quien perteneció a Al Qaeda en Afganistán y más tarde se volvió informante de los servicios de inteligencia británicos, dice que la participación de Rusia “podría volverse la causa de convocatoria más grande para la yihad desde la invasión soviética en Afganistán”.

Aun así, de acuerdo con Daragh McDowell, analista de la consultora Verisk Maplecroft, “mientras la intervención militar en Ucrania entra en una fase de estancamiento y la economía se sigue deteriorando, los factores nacionales también podrían ser el motor de la toma de decisiones en el Kremlin”.

“La intervención en Siria ayuda a consolidar la reputación del régimen como ‘gran potencia’ capaz de moldear —no solo de reaccionar— a los asuntos internacionales”, dijo McDowell.

Sea cual sea la combinación de los motivos, muchos observadores dicen que la intervención de Rusia cambiará las cosas en Siria.

“Alterará la naturaleza de las negociaciones internacionales, comprometerá y debilitará la cohesión y los esfuerzos de la coalición anti-ISIS que Estados Unidos encabeza (y) fortalecerá al régimen de al Asad”, según el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Tal vez Vladimir Putin dé unas cuántas pistas más durante su estancia en Nueva York.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

Desertores de Estado Islámico lo consideran corrupto, brutal

Un sondeo realizado entre desertores del grupo extremista Estado Islámico (EI) encontró que muchos abandonaron la organización porque concluyeron que era demasiado brutal o corrupta, o porque hacía la guerra con demasiada frecuencia contra otros musulmanes suníes.

El sondeo, dado a conocer este lunes por un grupo de investigación con sede en Londres, se basa en las declaraciones públicas de 58 personas que se sabe han dejado al Estado Islámico desde el año pasado.

Peter Neumann, director del Centro Internacional de Estudios de Radicalización y Violencia Política y autor del reporte, dijo a The Associated Press que sus hallazgos resquebrajan la imagen de unidad y determinación que el Estado Islámico busca mostrar.

De acuerdo con el analista, los encuestados constituyen sólo una “pequeña fracción” del creciente número de combatientes que se han vuelto contra el Estado Islámico. Según él, si se les da una circulación amplia, las quejas de los desertores podrían evitar que futuros reclutas se unan al grupo radical, el cual se ha apoderado de enormes franjas de territorio en Siria e Irak y se ha vuelto notorio por cometer asesinatos en masa, decapitaciones y secuestros.

El sondeo encontró narrativas comunes entre los desertores, incluso decepción de que la vida bajo el grupo extremista es excesivamente dura y que comete atrocidades contra otros musulmanes suníes.

Aunque la organización proclamó formalmente un califato en junio de 2014 –un “Estado” gobernado en concordancia con la ley islámica– algunos desertores la acusan de ser corrupta y no islámica.

También se quejan de que el Estado Islámico está más interesado por combatir a colegas suníes que al gobierno del presidente sirio Bashar al Assad.

Algunos excombatientes se quejaron de ser víctimas de racismo o de que sus experiencias con el grupo no cumplieron sus expectativas de acción y heroísmo.

Otros se quejaron que no recibieron los autos ni los bienes lujosos que les prometieron, o que como combatientes extranjeros fueron usados como carne de cañón.

 

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa. 

Atentado causa 26 muertes en Siria

Dos autos cargados con explosivos, detonados con media hora de diferencia y en distintas partes de la ciudad siria de Hassakeh, de mayoría curda, causaron la muerte de 26 personas, informaron medios de prensa oficiales y activistas. El grupo Estado Islámico se responsabilizó del atentado.

Entre las víctimas de las explosiones en la ciudad del noreste de Siria había una mujer y sus dos hijos, así como varios combatientes curdos, de acuerdo al Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

El grupo Estado Islámico dijo en un comunicado que sus dos atentados tenían como objetivo una reunión de combatientes curdos y milicias a favor del régimen.

Los artefactos detonaron en dos vecindarios distintos de Hassakeh. Al menos 21 personas murieron en la explosión en el ajetreado barrio de Mahatta, señaló la agencia oficial de noticias SANA. Varios cuerpos fueron sacados debajo de los escombros de una construcción colapsada, señaló la agencia, que agregó que es posible que la cifra de muertos aumente.

La segunda explosión sucedió en el distrito de Khashman, en la periferia norte de la ciudad, y cobró la vida de cinco personas, incluyendo la mujer y sus hijos, informó SANA.

Imágenes de la televisora oficial del gobierno sirio muestran una construcción de dos pisos que se derrumbó por la explosión de al-Mahatta, que también dejó un enorme cráter en la calle. La estación informó que las autoridades desmantelaron otros dos autos con explosivos en la provincia.

El Observatorio, que cuenta con una red de activistas en la zona, señaló que entre los muertos había 13 civiles, seis combatientes curdos de la policía local y siete miembros de la milicia a favor del gobierno. El grupo dijo que el primer ataque, en Khashman, tenía como objetivo a la policía curda, mientras que el segundo impactó en una base de la milicia a favor del régimen.

En un comunicado colocado en redes sociales, el grupo Estado Islámico afirmó que dos de sus miembros se inmolaron, uno en una ceremonia de graduación de cadetes curdos, y el otro en una base de una milicia progubernamental.

Hassakeh ha sido lugar de repetidos atentados por parte del grupo Estado Islámico. Los combatientes curdos sirios controlan gran parte de la ciudad, que tiene remansos de fuerzas gubernamentales. Los extremistas han combatido a fuerzas curdas y tropas del gobierno en la zona durante meses.

 

 

Con información e imágenes de ABC Noticias.

El páramo de Yarmuk resume cuatro años de guerra civil en Siria

Conforme caminamos por el páramo polvoriento de este barrio abandonado, rompiendo el silencio con nuestros pasos sobre la tierra, nuestro guía se detiene.

“Tienen que tener cuidado”, advierte. “Hay francotiradores en las calles de allá adelante”.

Seguimos por el sendero; hacia donde uno mire hay enormes montones de escombros en las calles. Los altos edificios de departamentos que alguna vez se extendieron hasta el cielo ahora son montones de concreto y metal retorcido a nuestros pies.

Entre los muros destruidos puedes ver lo que solían ser salas de estar y recámaras. Hay muñecas, carteles y espejos rotos, abandonados por las personas que solían vivir aquí, esparcidos entre los escombros, ennegrecidos por las explosiones que redujeron este sitio a ruinas.

Con un rifle estadounidense M16 al hombro y un cigarrillo en la mano, este combatiente palestino progobierno nos conduce hacia el frente de batalla en Yarmuk, un distrito de Damasco que representa como ningún otro lugar la tragedia brutal de la persistente guerra civil en Siria.

Los años de intensos combates entre el régimen sirio y los distintos grupos rebeldes ha devastado esta zona en la que alguna vez abundaban los palestinos. El soldado, abogado de profesión que no quiere que demos a conocer su identidad, dice que los combates son cruentos.

“Aquí siempre es difícil porque nuestros enemigos no son solo de ISIS, sino también de grupos palestinos”, me cuenta. “Estamos peleando entre nosotros a pesar de que nos conocemos y de que ellos conocen esta zona. Por eso es difícil”.

 

Miles de personas atrapadas en un tiradero urbano

El gobierno sirio fundó Yarmuk en 1957 para alojar a los palestinos que huyeron del conflicto árabe-israelí. Para cuando empezaron los disturbios en Siria, en 2011, había más un millón de habitantes.

Algunos de los palestinos se unieron a los rebeldes y tomaron el control de Yarmuk. Otros se mantuvieron fieles al régimen del presidente Bachar al Asad. Estas son las facciones que combaten actualmente; también han surgido grupos extremistas como Jabhat al Nusra e ISIS.

Los grupos palestinos militares prorrégimen han sitiado la zona y aplastaron a los civiles que quedaron atrapados en los combates. La gente se muere de hambre, según los grupos de defensa de derechos humanos, y la ONU a veces no puede llevar provisiones a Yarmuk para los más necesitados.

“Allí dentro quedan dos clases de civiles”, explica el combatiente. “Están quienes están preocupados por sus casas y sus departamentos y son demasiado pobres como para escapar. También están los familiares de los combatientes de la oposición”.

Es imposible verificar esa afirmación, pero la ONU estima que aún hay miles de personas atrapadas en Yarmuk.

Los combates y los cortes de electricidad son frecuentes y han despojado a estas personas de los artículos más básicos. Sus vidas empeoraron cuando ISIS invadió Yarmuk a principios de este año, mató a la gente en las calles e implementó su terrorismo característico antes de retirarse a otras zonas rebeldes de la capital de Siria.

Pero aunque ISIS se haya ido, los combates en Yarmuk siguen siendo intensos. Es la guerra urbana más cruel, que se libra centímetro a centímetro, calle a calle.

Estos combatientes progobierno tienen una parvada de gansos en el frente para que los alerten cuando alguien trate de ejecutar un ataque sorpresa. Los francotiradores vigilan desde las azoteas de los edificios que no se han derrumbado y cuelgan lonas en las ventanas que no tienen vidrios para asegurarse de que los francotiradores rebeldes no tengan una vista despejada.

A pesar de los combates diarios, el frente apenas se ha movido en meses. Los pequeños triunfos son la regla: los combatientes pueden ganar unos edificios aquí y allá, pero pierden otros en otras partes.

No obstante, los combatientes están convencidos de que hay avances.

“Creemos y estamos muy seguros de que recuperaremos todo Yarmuk pronto”, dice el combatiente palestino.

Pero la victoria (sea cual sea su significado a estas alturas) e incluso los triunfos considerables siguen eludiendo a ambos bandos.

Aunque estos combatientes prorrégimen triunfen, su premio consistirá mayormente en ruinas.

 

 

Con información e imágenes de CNN México. 

Estado Islámico destruye Estadio Olímpico de Ramadi

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) destruyó hoy con explosivos el Estadio Olímpico de Ramadi, en la capital de la provincia occidental iraquí de Al Anbar, informó la policía local.

El centro deportivo, el mayor de la provincia y ubicado en la zona Kilómetro 18, en el oeste de Ramadi, fue destruido con varias cargas explosivas colocadas en diferentes partes de la instalación y detonadas por control remoto.

El estadio estaba construido en un 60% y era concebido como uno de los grandes proyectos del Irak posterior a la guerra de 2003.

Por otro lado, la misma fuente explicó que catorce yihadistas murieron en un ataque aéreo de la coalición internacional en el barrio Al Bakr de la ciudad de Hit, en el oeste de Al Anbar.

Las fuerzas de seguridad iraquíes y las milicias chiíes iniciaron hace una semana en Al Anbar una segunda ofensiva, cuyo principal objetivo es recuperar Ramadi, arrebatada al Ejército por los yihadistas el 17 de mayo en una operación relámpago que forzó la huida precipitada de los soldados iraquíes.

Irak afronta desde junio de 2014 una cruenta guerra contra el EI, que conquistó amplias zonas del territorio del país y proclamó un califato en las zonas que controla de este país y de la vecina Siria.

 

Con información e imágenes de Noticieros Televisa.